Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Cerca de 4.500 menores de 14 años son atendidos a lo largo del año en las dos escuelas hospitalarias del centro por profesores que garantizan el seguimiento escolar del niño y contribuyen al proceso de recuperación de su enfermedad. 

Los profesionales de la Cocina del Hospital Universitario Virgen del Rocío se han querido unir a la fiesta fin de curso que se ha celebrado con motivo del final del curso escolar en el Hospital Infantil. Además, el servicio de Dietética ha prestado asesoramiento para organizar un desayuno saludable, completo y equilibrado, a base de zumo de naranja, frutas de temporada, yogures naturales, cereales sin azúcar, diferentes panes (normal e integral), tomate, jamón y aceite de oliva, con idea de que los pequeños, sus familias, los maestros y profesionales del hospital compartan este día tan especial.

El Hospital Infantil dispone de dos Aulas Hospitalarias, una en la primera planta y otra en la planta de Oncología Pediátrica. Cuatro maestros de la Consejería de Educación junto a auxiliares del hospital atienden a cerca de 4.500 menores de 14 años a lo largo de todo el curso académico, mientras permanecen ingresados en el área de Pediatría del centro, durante su asistencia a consultas o en las revisiones médicas.

Su trabajo es el de garantizar el seguimiento y la escolarización de los pequeños, especialmente a nivel curricular en lengua y matemáticas, como áreas instrumentales, aunque también cuidan mucho las áreas transversales con los trabajos de manualidades, colores, fichas infantiles… Así, los murales que lucen en las escaleras del Hospital Infantil se hacen en estas escuelas, como parte del proceso de recuperación de los niños, de la ayuda para superar su enfermedad. Y no solo en las aulas, sino también en las habitaciones de los niños que no se pueden desplazar o en la sala de diálisis, donde los pequeños pueden permanecer hasta cuatro horas para recibir esta terapia.

Todas las tareas se planifican y se organizan en reuniones multidisciplinares con otros profesionales del Hospital Infantil, ya sean sanitarios o no (trabajadores sociales, entre ellos), para tratar que la estancia en el centro sea lo más llevadera posible.

Por ello, los menores ingresados y sus familiares suelen participar en la celebración de distintas fiestas y actividades organizadas por el Hospital Virgen del Rocío, como las de Navidad, Reyes Magos, Carnaval o la celebración de los Días de la Paz, del Niño, de Andalucía, del Libro o del Medioambiente, donde se llevan a cabo diferentes concursos y manualidades. Además, se realizan talleres junto al Museo Arqueológico, el Acuario y la Casa de las Ciencias de Sevilla.

La atención educativa de los menores ingresados en los centros sanitarios es una de las medidas contempladas en el Decreto de Atención Integral al Niño Hospitalizado, que establece el derecho que tienen a recibir una atención adaptada a sus características y necesidades.

Los pacientes infantiles disponen de espacios educativos y lúdicos propios dentro del Hospital Infantil, donde se facilita el acompañamiento familiar durante las 24 horas del día.

( 1 visitas hoy 42.277 en total)

This site is protected by wp-copyrightpro.com

X