Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Redacción/Sevilla

En el marco de iniciativas de intercambio de formación y capacitación básica de personal sanitario y técnico, así como de determinados tratamientos médico-quirúrgicos  en países en vías de desarrollo; el Hospital Universitario de Valme dispone de  un activo programa de cooperación internacional.

Sin embargo, este centro está especialmente vinculado a los proyectos de la Diputación Provincial de Sevilla, en Malawi y Haití, a través de colaboraciones periódicas de sus profesionales que se han consolidado a lo largo de una década.

Los inicios de la colaboración entre ambas entidades sevillanas se remontan al año 2008, fecha en la cual el Hospital Universitario de Valme de Sevilla suscribe el hermanamiento con el Hospital Rural de Mlale (Malawi). Un centro asistencial que es referente para una población de 150.000 habitantes, ubicado en una zona de extrema pobreza sacudida por enfermedades tropicales y por el Sida.

Desde entonces, un grupo de profesionales del hospital sevillano ha cumplido con el fin altruista contenido en los objetivos del protocolo de hermanamiento: colaboración en la capacitación del personal sanitario, contribución en el equipamiento tecnológico básico, organización de equipos de trabajo médico-quirúrgicos para su desplazamiento a este país con la finalidad de solucionar problemas de salud más prevalentes, así como la puesta en marcha de programas sanitarios preventivos.

En esta trayectoria de ayuda sanitaria fue destacada la intervención de una decena de profesionales del Hospital Universitario de Valme para auxiliar a la población devastada tras el terremoto de Haití, en 2010. La colaboración altruista generó una expedición formada por profesionales de diversas especialidades sanitarias: dos ginecólogos, dos cirujanos, una pediatra, un traumatólogo, un anestesista, un especialista en Análisis Clínicos, un matrón y una enfermera.

Las expediciones sanitarias a ambos países para el desarrollo de tareas asistenciales han proseguido a lo largo de una década, habiéndose consolidado una atención conjunta centrada en la solidaridad y el altruismo. Así, al Hospital Rural de Mlale en Malawi se han realizado donaciones de medicación, material fungible, equipos y reactivos de laboratorio, esterilizadores y material de quirófano. Recientemente, se ha donado ecógrafos, incubadoras y una lámpara de hendidura para diagnóstico ocular. Del mismo modo, en Haití también ha sido notoria la colaboración con material sanitario y medicamentos.

Destacar, las facilidades aportadas al personal sanitario por parte del Servicio Andaluz de Salud, que además de conceder los permisos y autorizaciones, ha permitido la donación de material sanitario y medicación necesarios para llevar a cabo esta labor solidaria. Ello ha permitido la presencia de estos profesionales en ambos países con todas las garantías laborales y profesionales.

Galardones en concepto de solidaridad internacional

La actividad sanitaria realizada en las ruinas del Hospital `Notre-Dame’ de Petit-Goâve de Haitít y en tiendas de campaña habilitadas para la asistencia fue recocida en 2011 a través del el galardón `Andalucía Solidaria´, distinción del Fondo Andaluz de Municipios para la Solidaridad Internacional (FAMSI). El centro sevillano se convirtió, en uno de los primeros grupos de profesionales del sistema sanitario público de Andalucía en materializar dicha iniciativa altruista.

Un galardón que valora la labor humanitaria desarrollada en el ámbito de la cooperación por distintos colectivos, tanto a nivel nacional como internacional en los últimos cuatro años. En el ámbito de la Medicina, se quiso poner énfasis en el trabajo solidario realizado por el grupo de profesionales de Valme que llegó a realizar en apenas dos semanas un total de 4.332 atenciones sanitarias (800 intervenciones quirúrgicas, 912 curas, 600 actuaciones pediátricas y 200 anestesias generales).

Tras una segunda campaña de ayuda sanitaria en este país, llevada a cabo en 2012 por los profesionales sevillanos, la Diputación Provincial de Sevilla concedió la Placa de Honor a la Provincia en reconocimiento a la solidaridad con un pueblo devastado. En esta segunda expedición, se contribuyó a la mejora de la infraestructura y atención asistencial de una zona muy deprimida de Haití: Bois-Tombé, una región montañosa y aislada.

Los doctores Rogelio Garrido y Antonio Moro pusieron en funcionamiento un consultorio médico recién construido con un balance asistencial de 250 consultas y 200 estudios de laboratorio clínico. Además de las actuaciones sanitarias y de donación de material, los profesionales desarrollaron un estudio epidemiológico de la población, de gran utilidad en desplazamientos posteriores de cooperación en esta zona.

( 1 visitas hoy 89.955 en total)

This site is protected by wp-copyrightpro.com

X