Redacción/Camas (Sevilla)

Unos 250 activistas han ocupado hoy el cortijo denominado ‘Gambogaz’ en Camas (Sevilla), propiedad de los herederos de Queipo de Llano, como un acto en homenaje a Blas Infante en el aniversario de su asesinato y a “los miles de represaliados” del franquismo, según el Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT).

Convocados por este sindicato, los participantes en la protesta han ocupado la finca durante unas dos horas, sin que se hayan producido incidentes, según ha informado el diputado de Unidos Podemos Diego Cañamero, que ha participado en la movilización.

De esta forma, poco antes de las 11 de la mañana han llegado al cortijo, ubicado en la autovía Sevilla- Mérida-.Badajoz, salida 19, entre las localidades de Camas y Olivares, “para reivindicar la memoria del Padre de la Patria Andaluza y de los cientos de miles de asesinados, represaliados y desaparecidos a raíz del golpe de estado fascista de 1936”.

El sindicato entiende que este cortijo “es una suerte de Pazo de Meirás andaluz -la residencia gallega regalada a la familia Franco-“, recordando que “fue regalado al criminal Queipo de Llamo como pago por sus servicios en el pronunciamiento militar y en la posterior salvaje represión ejercida desde la Capitanía General de Sevilla en toda Andalucía y Extremadura”.

Por ello, convocó a “todas las andaluzas y andaluces de bien a que participen en la ocupación de este cortijo que, todavía, permanece en manos de la familia Queipo de Llano”.

Los participantes en la protesta han ocupado las tierras y se han subido a algunas de los muros del edificio principal de la finca, vigilados por agentes de la Policía Nacional que no han tenido que intervenir, al no producirse problema alguno durante las dos horas aproximadamente que ha durado la acción de protesta.

( 1 visitas hoy 97.474 en total)

This site is protected by wp-copyrightpro.com

X