Connect with us

Naturaleza

Una respuesta ecológica empieza con una buena formación

Una respuesta ecológica empieza con una buena formación

Ser sostenible no es una moda pasajera. Es una realidad y una forma de vida. Disponer de una conciencia ambiental (es decir, entender que el medio ambiente hay que preservarlo y no destruirlo) es un pensamiento que, por suerte y cada vez más, lo tenemos inculcado desde pequeños.

Porque Tierra solo hay una y por eso las personas debemos trabajar en pro de su cuidado y preservación. Y, para ello, habrá que prepararse… y, como siempre, la educación es un buen camino.

Energías renovables o cómo generar energía limpia

El cambio climático, la capa de ozono, el incremento de la temperatura global, el deshielo de los polos… son muchos conceptos que, desde hace años, los científicos nos alertan sobre ello. Y así lo estamos sufriendo: muchos glaciares se están deshaciendo y, también, el nivel del mar sube.

De este modo, los gobiernos han optado por la llamada transición energética. Es decir, dejar a un lado esas energías contaminantes y no renovables (véase carbón o petróleo) e ir, poco a poco, implantando el uso de las renovables o energías limpias.

El coche eléctrico o híbrido, el uso de placas solares y molinos de viento o, simplemente, el cierre de centrales… son algunos de los pasos hacia ese cambio ecológico, el cual hemos podido apreciar durante estos últimos años.

Y es que, dentro de los 17 objetivos de desarrollo sostenible de la llamada Agenda 2030 de la ONU, podemos encontrar el punto sobre “Energía limpia y no contaminante”, así como el apartado sobre crear “Ciudades y comunidades sostenibles” o también el de fomentar una “Producción y consumo responsable”, entre otros.

Pero, lo dicho: sin una formación que te prepare como profesional, es imposible saber cómo actuar. De este modo, la escuela de negocios de Euroinnova, la cual está especializada en formación online, ofrece un máster en energías renovables y eficiencia energética; así como un máster en agricultura ecológica. Porque sí, el cómo se cultivan nuestros campos también es decisivo para el medio ambiente.

Agricultura ecológica: beneficios para la Tierra

Por su parte, abogar por una agricultura ecológica o agricultura sostenible es muy importante. Y ya no solo para la flora, sino también para una fauna eliminada, mediante productos fitosanitarios (raticidas, insecticidas, molusquicidas…).

La agricultura ecológica promueve también un consumo responsable. ¿Por qué? Porque al tratarse de productos sin alteraciones, verduras y frutas de una forma totalmente natural, son productos únicamente de temporada. De forma que ni la producción ni el consumo va a ser masivo.

Más bien, se tratará de una producción y consumo de carácter local. Y esto también es muy interesante, a la hora de generar riqueza en el entorno.

Y, por supuesto, lo más beneficioso de la agricultura ecológica es que no contamina. Al labrar la tierra como antaño, sin emplear productos químicos ni realizar alteraciones genéticas a las plantas, no se contamina ni se perjudica el cultivo.

Los suelos, donde hay cultivos ecológicos, no son alterados; ni tampoco el agua. Esta se conserva y no es alterada de ningún tipo.

Asimismo, cabe destacar que la agricultura ecológica promueve la biodiversidad y es una de las armas para frenar el cambio climático. Por tanto, todo cuenta: saber utilizar bien la energía y emplear energías limpias, así como cambiar nuestros hábitos de consumo y promulgar prácticas como la agricultura ecológica.

Pero, como se decía anteriormente, para frenar el cambio climático; con estar concienciado no es suficiente. Hay que especializarse en ello y formar parte de un sector laboral en auge y sostenible. Porque Tierra solo hay una, pero sí muchas formas de preservarla y cuidarla. También en el mundo laboral.

Medio digital especializado en la Provincia de Sevilla y comarca. Aionsur.com, comunicación, publicidad y servicios para empresas.

Click para comentar
Publicidad

Lo Más Leído Hoy