Connect with us

Cultura

Una noche para recordar a la luz de Marchena

Publicado

el

La idea que rondaba por la cabeza hacía tiempo a la concejala del área de Turismo del Ayuntamiento de Marchena, Teresa Jiménez, se hizo realidad anoche. El pueblo iluminó su casco histórico con velas, y la música clásica hizo el resto de la magia

Cuando por segundo año consecutivo el pueblo no va a ver cómo este jueves se llenan sus calles de altares y los pasos recorren sus lugares más históricos, el equipo de la delegada se puso para sacar a la luz “Marchena al sonido de las velas”, con más de 4.000 velas blancas y antorchas en su casco histórico.

Tres conciertos distintos

Los vecinos y visitantes pudieron elegir hasta tres lugares distintos de la localidad para disfrutar de música clásica a la luz de las velas, con el casco histórico como escenario de las veladas a partir de las 22.00 horas.

Una de las posibles elecciones era la plaza Cardenal Espínola, donde el ‘Dúo Stella’ puso lo mejor de su repertorio de piano y violonchelo, y al mismo tiempo, en la Ronda de la Alcazaba comenzaba a sonar el cuarteto de clarinetes ‘Arghul’. 

La formación, que surgió en 2016 por el interés de cuatro clarinetistas profesionales que residen en Zamora, y tiene un amplio repertorio, con obras de Bach, Mozart o Mendelson, además de otros compositores, adaptadas para varios clarinetes.

Samuel Rodríguez, Ana Castro, Cecilia Serrano y Álvaro Lozano, vinculados cada uno a múltiples proyectos musicales, han tocado juntos en muchos escenarios, y anoche llegaban a Marchena.

A la luz del violín

La lista la completaba la violinista sevillana Cristina Carrascal, que tuvo como escenario de su música el Arco de la Rosa. Es una profesora de violín y lenguaje musical con gran experiencia y máster en interpretación.

Este jueves es festivo en la localidad sevillana, y eso ayudó a que la noche se pudiese alargar sin problemas para las personas asistentes pudiesen disfrutar de las actividades.

Todas eran de libre acceso hasta completar aforo, al tiempo que había que tener en cuenta las medidas de separación, higiene y uso de la mascarilla para disfrutar de las actividades sin problema alguno.

Al ser en la calle, cada persona elegía donde ubicarse, si se quedaba hasta el final en los conciertos o se desplazaba para ver otro. En cinco minutos a pie por las calles del pueblo se podía ir de uno a otro.

Ahora, llega el momento de hacer balance, pero visto el éxito de la idea, parece que la segunda edición de esta triple velada musical puede ser una buena idea para la víspera del Corpus de 2022, que se espera que sea, de nuevo, una gran fiesta religiosa por las calles del pueblo.

Periodista corresponsal de la Agencia EFE, El Correo de Andalucía, eldiario.es... entre otros medios. Cubre principalmente Huelva y Sevilla en varios medios radiofónicos y prensa digital.

Publicidad

Más Leído