Connect with us

Sevilla

Un matrimonio de Sevilla espera en Kiev para traerse a sus mellizos, fruto de gestación subrogada

Publicado

el

AionSur GESTACIÓN-SUROGADA-ESPAÑA Un matrimonio de Sevilla espera en Kiev para traerse a sus mellizos, fruto de gestación subrogada Sevilla Sociedad  destacado

Un matrimonio de Sevilla espera en Kiev para traerse a sus mellizos, fruto de gestación subrogada.

Carmen Redondo es una sevillana de 39 años trasplantada de hígado hace cuatro. La ilusión de su vida era ser madre, pero la enfermedad se la arrancó de cuajo. Desde el pasado mes de marzo está en Kiev (Ucrania) hasta donde fue para recoger a sus mellizos, niño y niña, nacidos por medio de gestión subrogada. La joven Olena ha llevado durante 9 meses a sus pequeños, meses en los que el matrimonio -está allí con su marido Joaquín García- ha abandonado trabajo y familia para conseguir su objetivo: volver con los gemelos a España. Hasta ahora no ha sido posible.

Y es así, porque el Gobierno Español dio instrucciones el pasado 18 de febrero a  los consulados extranjeros indicando, por ejemplo, entre otras medidas, que no tenía validez la prueba de ADN de los padres que asegura que los mellizos son hijos de Carmen y Joaquín para poder sacarlos del país. 

Casi 100 familias en la misma situación

Por lo tanto, los niños no son considerados españoles aunque sus padres sí lo sean. Para que obtenga la nacionalidad, el gobierno solicita que se tramite por vía judicial allí en Ucrania. Pero el problema, según indica esta pareja, es que “este país reconoce que los niños son nuestros desde el momento de la gestación, por lo que no tiene que volver a reconocer nada, es innecesario ya que en la partida de nacimiento de mis mellizos ponen nuestros nombres como su madre y padre”

Llegados a este punto, el único camino que les queda es recurrir a la nacionalidad ucraniana y solicitar el pasaporte para volver a España y, una vez aquí, Carmen Redondo y todas las madres que están en la misma situación (unas 100 familias de toda España) deben solicitar de nuevo vía judicial la adopción de estos niños.

La pareja sevillana ya ha comenzado otro largo camino que se inicia con la solicitud por parte de Joaquín de la afiliación paterna, es decir, el reconocimiento de los hijos por medio de un juicio con nueva prueba de ADN, cadena de custodia incluida.

Todo esto, después de dejar atrás una situación muy complicada. Porque ambos llegaron a Kiev con un visado de tres meses, tiempo que hasta ahora era suficiente para toda la tramitación. Ha caducado el visado y, para no estar en situación ilegal en ese país, han tenido que ampliarlo. El trabajo de Joaquín está medio abandonado. Es agente de seguros y “gracias a que sus compañeros son muy buenos y le ayudan, hace vía internet lo que puede para continuar”, cuenta Carmen desde Kiev.

Pero lo más peligroso es su situación de trasplantada, Carmen necesita un tratamiento de por vida y a Ucrania se llevó sólo para tres meses. Su familia y doctores tuvieron que enviarles urgente todo lo que necesita y pronto le hará falta más. «Entiendo que si hace falta una sentencia judicial, se inicie todo el proceso, pero en España, he perdido innumerables citas médicas con lo que supone en mi estado, endocrino, digestivo; me he tenido que hacer analíticas y mandarlas por wasap al médico».  

 

AionSur gestación-subrogada-Sevilla-1024x767 Un matrimonio de Sevilla espera en Kiev para traerse a sus mellizos, fruto de gestación subrogada Sevilla Sociedad  destacado

Olena, la madre gestante, a la izquierda. Carmen y Joaquín, con los mellizos en brazos, y la hija de Olena, de 9 años.

Los mellizos nacieron prematuros

Los mellizos nacieron prematuros el 6 de marzo de este año, a las 35 semanas de gestación, pero al superar el peso -2,2 kilos de peso y 45 centímetros- no han necesitado estar en incubadora. Ante la inesperada llegada de los pequeños, al matrimonio no le dio tiempo de estar en el momento de su nacimiento, aunque han seguido de cerca toda la gestación, hablando por skype con Olena, la madre gestante. 

Llegaron a la clínica de Kiev el día 8 de marzo y Carmen cuenta que, uno de los momentos más emotivos de este viaje, ha sido cuando vio a Olena en la puerta de la clínica esperándolos, los pequeños estaban en el nido.

Fue un día de emociones constantes. “Conocíamos a Olena por videoconferencia y ambas nos abrazamos llorando junto al traductor que nos acompañaba. Es encantadora y el tiempo que llevamos aquí no hemos dejado de verla a ella y a su hija de 9 años”, explica Carmen Redondo.

Los niños están en un limbo legal, sin derecho ni a Seguridad Social. La agencia que realiza todos los trámites es de Madrid, se encarga incluso de darles alojamiento y poner una pediatra a su disposición el tiempo que están en Kiev. Pero para la madre supone muchos trastornos «por el calendario de vacunas, las comidas, los bebés necesitan un control que aquí no tienen, sólo los atienden en caso de urgencias».

Una odisea para ser padres

Carmen y Joaquín comenzaron esta odisea porque nadie ni nada iba a impedirles ser padre. En sus vacaciones de 2017 se acercaron por Madrid para visitar varias clínicas e informarse sobre la gestación subrogada. Sabía que esto tenía un coste económico y humano, pero no se amilanaron. En mayo de 2018 entregaron las muestras genéticas, óvulo y esperma, para inseminar a la gestante, lo que ocurrió el 12 de julio. “Todo fue rodado, se quedó embarazada a la primera, el embarazo ha ido bien y el parto también”, cuenta la sevillana. 

El país más garantista para la gestación subrogada es EE.UU. Pero, a parte de que es demasiado caro, no es un proceso abierto, no sabes exactamente cuánto te va a costar”, explica Carmen. Ucrania tiene también la ventaja de que en un vuelo de 4 horas y media estás de vuelta en España y económicamente es más asequible. A esta matrimonio sevillano le ha costado 50.000 euros

“Lo que no esperaban es que el Gobierno no reconociera a los hijos como suyos. En su misma situación están casi 100 familias procedentes de toda España. Ha dado la casualidad de que en Kiev se ha encontrado con una vecina de su misma calle, ella vive en Sevilla Este y los niños son de la misma edad. «Cuando volvamos, irán juntos al colegio», dice ilusionada.

Prohibida en España

En la actualidad, la gestación subrogada, más conocida como vientres de alquiler, está prohibida en España. El único partido que se ha pronunciado sobre este tema ha sido Ciudadanos que el pasado 3 de julio registró en el Congreso de los Diputados una proposición de ley para regularlo. Se trata de una iniciativa presentada en la legislatura anterior, pero con cambios. La novedad principal es que abre la puerta para que la gestante pueda ser algún familiar y siempre de forma altruista de cara al colectivo gay y como opción para parejas con problemas médicos que impidan el embarazo. Este último es el caso de Carmen y su marido, «la maternidad es muy peligrosa para su trasplante», este ha sido el dictamen médico. 

La propuesta de ley mantiene que las gestantes sean mayores de 25 años, de nacionalidad española o residente en España. La mujer no podrá tener antecedentes penales “ni abuso de alcohol ni drogas”, entre otras puntualizaciones. 

Cada viernes las familias españolas que están en la misma situación que Carmen y Joaquín, viviendo juntos en un albergue que le proporciona la Clínica con la que realizan el contrato, se ponen en la puerta del consulado español en Kiev para dirigirse al Gobierno Español. “Ni siquiera abren las ventanas, nos tratan mucho peor la administración española que la ucraniana. Ellos se han volcado con nosotros, incluso la misma sociedad”. Para añadir que “los políticos españoles y los ricos se van a EE.UU y Canadá y vienen ya con la documentación para seguir su vida en España”, algo que no entienden.

Para aguantar la espera, pasean, quedan en centros comerciales. De hecho, han estado en varias ocasiones con Olena, la madre gestante. “Ella está muy contenta porque dicen que somos muy buena familia, sabe que no son sus hijos aunque los quiere como si fueran sus sobrinos”

Pero esperan con ansias el día de volver a su conocer a sus hijos como españoles. “Lo he pasado muy mal antes y después del trasplante porque casi masa, arropados por su familia, aunque aquí continúen su guerra particular contra la administración por no rece quedo en el camino, estoy aquí gracias a la generosidad de la persona que me regaló el hígado, igual que mis hijos están en el mundo gracias a la generosidad que quien durante 35 semanas le dio la vida“, concluye.

Publicidad

AionSur Podologo-madrededios-Arahal Un matrimonio de Sevilla espera en Kiev para traerse a sus mellizos, fruto de gestación subrogada Sevilla Sociedad  destacado

 

Clínica del Pie cuenta con 25 años de experiencia, realizando todo tipo de tratamientos para mantener la salud de sus pies.

C/ Madre de Dios, 60. 41600, Arahal (Sevilla). Tlf: 954 841 303

 

 

Periodista. Directora y editora de aionsur.com desde 2012. Corresponsal Campiña y Sierra Sur de ABC y responsable de textos de pitagorasfotos.com

Más Leído