Connect with us

Castilleja de la Cuesta

Un conductor da casi 1,50 de alcoholemia “porque había comido poco”

Publicado

el

La Policía Local de Castilleja de la Cuesta ha sancionado a un conductor que, en un control, en la localidad, arrojó una tasa de alcoholemia de 1,48, casi 12 veces más del máximo permitido para conducir.

Como suele ser habitual con este cuerpo policial, las redes sociales han sido el vehículo para transmitir el caso, con un tuit que cita textualmente: “1,48 puede ser el precio de un kilo de naranjas. 1,48 puede ser la escala de una maqueta. Pero cuando 1,48 es la tasa de alcoholemia de un conductor, se trata de una temeridad y un delito contra la Seguridad Vial. Al volante 0,0mg/l la mejor tasa”.

Pero aparte de la cifra, lo llamativo es la explicación del conductor. Cuando el agente le enseñó la pantalla del etilómetro con la cifra que había arrojado, le dijo al policía que “había comido poco ese día”.

Lo cierto es que la sanción a la que se enfrenta es poca comparada con los efectos que ese nivel de alcohol puede provocar al volante, y la ley en España en este sentido es bastante contundente.

Sanciones

Según la revista Motor1, la DGT sanciona a aquellos conductores que, tras la prueba del alcoholímetro, den como resultado una cifra superior a 0,25 miligramos por litro en aire espirado, mientras que en sangre, la tasa máxima permitida es de 0,5 gramos por litro.

Por su parte, los conductores profesionales y los noveles (primeros 12 meses desde la obtención del permiso de conducir) tienen una tasa máxima legal de 0,15 miligramos por litro en aire espirado. Es de 0,3 gramos por litro en sangre.

Lo normal es que en el control, los agentes disponga de un dispositivo portátil, que es el alcoholímetro. Con él se mide el nivel de alcohol que se lleva en el cuerpo. Si se sopla y se da 0,25 miligramos por litro en aire espirado, puede que dejen continuar circulando o quizá tenga que someterte a la segunda prueba, que tiene lugar pasados 10 minutos desde la primera y que es obligatoria para todo aquellos que dan un cifra superior a la máxima.

Prueba definitiva

Esta nueva prueba, que será la definitiva, se realiza en una furgoneta dedicada especialmente a este tipo de controles. Cuenta con un etilómetro en su interior. Básicamente, es un dispositivo de mayor tamaño que el anterior y que imprime en papel la información registrada. Ahí se reflejan la tasa de alcohol y los datos del conductor.

Con esto, se podrá formalizar definitivamente la sanción. En caso de dar un tasa por encima de 0,25 mg/l en aire, y la autoridad tendrá todo lo necesario para iniciar el proceso administrativo o penal, en caso de que fuera necesario.

La prueba de alcohol en sangre se realiza en laboratorios asociados. Es una opción para aquellos conductores que no estén de acuerdo con el resultado mostrado en los dispositivos de los agentes. El coste de dicho test correrá a cargo del conductor, en caso de dar positivo. Si da negativo, lo paga la administración pertinente.

Periodista corresponsal de la Agencia EFE, El Correo de Andalucía, eldiario.es... entre otros medios. Cubre principalmente Huelva y Sevilla en varios medios radiofónicos y prensa digital.

Publicidad

Lo Más Leído Hoy