Connect with us

Arahal

“Sentí abatimiento por no poder estar en la iglesia junto a nuestros titulares y me puse a ver vídeos de La Madrugá”

Antonio Barrera lleva casi 12 años de hermano mayor, en diferentes tramos anuales, y durante el último le ha tocado vivir las consecuencias de la pandemia que enfrentaron creando una red solidaria durante los primeros meses

Publicado

el

"Sentí abatimiento por no poder estar en la iglesia junto a nuestro titulares y me puse a ver vídeos de La Madrugá"

Cuando llegue junio, Antonio Barrera habrá estado 12 años al frente de la Hermandad Nuestro Padre Jesús Nazareno, en diferentes tramos anuales. Y dice que ya le toca dar paso a la gente joven. Y es que por vivir ha vivido hasta una pandemia con todos los cambios que ha supuesto. Recuerda los primeros días, cuando el coronavirus era “algo que estaba ocurriendo fuera de España”. Y cómo la incredulidad se imponía. “Estábamos preparando todo para empezar a montar el altar de cultos, semana previa a la celebración del Quinario. Pero ese fin de semana se decretó el estado de alarma y todo se paralizó”, cuenta el hermano mayor.

Atrás quedó la impotencia por no vivir los previos a la organización de la estación de penitencia. Comidas, convivencia, ensayos de los costaleros y de los músicos, preparación de pasos y de las imágenes. “Ni los hermanos mayores recuerdan algo igual, excepto lo ocurrido en la Guerra Civil pero aquello fue mucho más dramático”, explica Antonio Barrera.

Recuerdos imborrables

Los recuerdos de la Semana Santa 2020 también serán imborrables, aunque no incluyeran saetas en los balcones, revirás bajo el frío en La Madrugá de Jesús Nazareno, rezos a las puertas de San Roque, “levantás” que dejan sin aliento, chicotás imposibles para el esfuerzo de los costaleros cuando la estación de penitencia va llegando a su fin. 

Sí, hubo “abatimiento e impotencia por no poder estar en la iglesia. Me quedé en casa viendo vídeos de otras madrugás hasta que el sueño me venció. Pero hubo hermanos jóvenes que se negaron a dejar de vivir esta noche tan especial para nuestra Hermandad y aguantaron hasta por la mañana, viendo vídeos”, o recordando cada hora dónde podía estar el paso, en qué calle habría entrado, cuáles son los momentos más emocionantes del recorrido, anécdotas. En definitiva, hablando de otros años con sus propios recuerdos dentro de grupos de whatsapp que se crearon para compartirlos.

Fueron días de comunicados que, a veces, aumentaban la incertidumbre. ¿Peor que las previsiones de lluvia? “Mucho peor porque en estos casos se prepara todo, se viven igualmente los preparativos, hay ilusión en todo el montaje, si después no se puede hacer la estación de penitencia, lo demás ya se ha disfrutado”, dice el hermano mayor de Jesús Nazareno.

 

"Sentí abatimiento por no poder estar en la iglesia junto a nuestro titulares y me puse a ver vídeos de La Madrugá"

Antonio Barrera junto al Altar Mayor de la iglesia Santa María Magdalena de Arahal con los titulares de su hermandad

La mejor estación de penitencia

Pero las hermandades hicieron en 2020 la mejor estación de penitencia: la de la solidaridad. Porque entre ellos tejieron una red para llegar a aquellos sitios donde ni siquiera las administraciones eran capaces. Tiraron de contactos, pusieron a la venta papeletas simbólicas de sitio para recaudar dinero, hubo muchos hermanos que daban más dinero de su precio real llegando a reunir más de 5.000 euros. Los hermanos costaleros también se unieron para recaudar dinero. “Consiguieron casi cuatro mil euros”, puntualiza el hermano mayor.

Todo para comprar material y hacer equipamientos que en un primer momento era muy necesarios. “Fuimos al centro de salud y residencia de mayores de Arahal varias veces, la gente tenía miedo incluso a tocar algo. Pero era tanto el agradecimiento que veías en las caras de los profesionales que te olvidabas de todo. Eran momentos muy sensibles”. Este esfuerzo que los llevó a estar en primer línea de atención de servicios tan esenciales como los citados, es lo que, según Antonio Barrera, hizo ver al Ayuntamiento la importancia de las hermandades. Llegaron no sólo a centros de Arahal, sino de varios pueblos de la provincia y hasta un hospital de Granada.

 “El trabajo realizado esos días fue el empuje para que el Ayuntamiento de Arahal nos diera el reconocimiento el Día del Voluntariado. Estaba en contacto tanto con el alcalde (Miguel Ángel Márquez) como con Araceli (delegada de Servicios Sociales) porque cuando hacía falta una bombona de butano a una familia, nosotros llegábamos antes porque no teníamos que pasar los trámites de la burocracia, solo con levantar el teléfono, se arreglaba”.

Actos de Cuaresma y Semana Santa

Este año, dice Antonio, es diferente porque al menos, aunque sea con limitación de aforo y tomando todas las medidas de seguridad, se pueden celebrar los cultos. La Hermandad se reinventa y, además del Quinario que se celebra esta semana, tiene previsto organizar otros actos para la veneración de la imagen, todo de acuerdo con los que dictamine su director espiritual, el párroco Álvaro Román.

El Viernes de Dolores, día en el que tradicionalmente se celebra el Besapiés de la imagen de Jesús Nazareno, tienen previsto celebrar un Vía Crucis dentro de la iglesia y durante La Madrugá del Viernes Santo “queremos que la iglesia permanezca abierta para que los hermanos puedan acercarse a venerar las imágenes”.

Asimismo, han propuesto al párroco recuperar para esta Semana Santa la celebración del Sermón de Pasión, una representación de la sentencia de Poncio Pilatos y lo que sucedió a Cristo en su camino hasta llegar al calvario. Esta representación tenía lugar en la Plaza de la Corredera, conformaban la Cofradía otras dos imágenes, San Juan y la Verónica. La celebración desapareció en 1954 y en ella participaban tres personajes: el Orador Sagrado, el hermano que leía el Pregón de Pilatos y el que cantaba la Voz del Ángel.

Actos que intentan paliar la nostalgia que supone no poder vivir este año tampoco la estación de penitencia de Nuestro Padre Jesús Nazareno y la virgen de los Dolores y su Madrugá.

 

Tres décadas perfeccionando la saeta en la Hermandad de Jesús Nazareno de Arahal

Periodista. Directora y editora de aionsur.com desde 2012. Corresponsal Campiña y Sierra Sur de ABC y responsable de textos de pitagorasfotos.com

Publicidad

Más Leído