Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

 

Son los peores pagados de Sevilla y posiblemente de Andalucía y España

‘Somos conscientes los cuatro de que íbamos a un pueblo pequeño y no vamos a ganar lo mismo que un bombero de Madrid o Sevilla, pero el trato ha sido de muy poca calidad humana por parte de los gobernantes de Arahal’, explican.

En los próximos días entrarán a formar parte del servicio 10 bomberos voluntarios, ya está comprado el equipamiento de intervención

C. GONZÁLEZ Arahal

Tres de los cuatro bomberos interinos que sacaron la plaza para el Parque de Arahal en junio de 2015, por medio de concurso-oposición convocado por el Ayuntamiento de Arahal siete meses antes, han renunciado a ella para buscar otros destinos. La razón es la precariedad de las nóminas y el tipo de contrato temporal que tienen. El que más ganaba no llegaba a 1200 euros al mes, el último que ha quedado, tiene una nómina de 1088.

Teniendo en cuenta que eran de fuera de Arahal (Olvera, Toledo, Málaga y Madrid), sólo en desplazamiento o alquileres y gastos de viviendas empleaban casi el 50% del sueldo, apenas malvivían, cuentan. Los cuatros habían estado años opositando, el que más 7 años, el que menos 3.

Se llaman Jesús Ruiz, Francisco Sobrino, Jano Tafur y Eduardo Pulido. Fueron los cuatro que obtuvieron más puntuación total en el concurso-oposición de los 600 presentados que llegaron desde todos los puntos de España después de que el Ayuntamiento convocara las 4 plazas y una bolsa para voluntarios en noviembre de 2014, con el objeto, según dijeron en su día, de ‘profesionalizar el servicio’ y así poder cesar a los 7 bomberos, trabajadores municipales que hasta ese momento habían ocupado esas plazas.

De los 4, 3 ya no están en Arahal por la precariedad económica debido a los sueldos que recibían, muy por debajo del bombero profesional también llegado de la Diputación que se sienta con ellos en el camión día a día para hacer el servicio.

Desigualdad

La desigualdad no estaba sólo en los sueldos, también en el pago de las horas extras. Viéndose obligados a reforzar con turnos extra, cuando en marzo se fueron los dos primeros, Jano y Eduardo, y la plantilla se quedó bajo mínimos. El reconocimiento de lo que tienen que cobrar por hora extra ha quedado establecido partiendo de la media que establece su sueldo, es decir, han dividido dicho sueldo por las horas que hacen en total al mes, unas 144 (6 guardias al mes), 12€. Al suplir a sus compañeros han tenido que hacer 288 horas que se han repartido entre Francisco, Jesús y José Luis Segura, jefe del Parque de Bomberos. No sólo el importe de estas jornadas extraordinarias es uno de los más bajos de los trabajadores del ayuntamiento, sino además se les adeudan las jornadas extraordinarias realizadas de los meses de abril, mayo, y junio, y no saben si en julio el Ayuntamiento les pagará la totalidad de lo que les deben.

El último bombero en abandonar la plaza ha sido Francisco Sobrino Zarzuela, que consiguió quedar el primero de la promoción. El 30 de junio causa baja en Arahal para incorporarse al Consorcio de Bomberos de Cádiz. Un paso que le ha llevado a cobrar mensualmente, sólo en sueldo unos 500 euros más. Si hace horas extras, la cobra a 25 euros. Es decir, los sueldos que un bombero profesional tiene estipulado, donde entra un salario base de poco más de 600 euros, y como mínimo 864 euros en complementos específicos, en los que se incluye peligrosidad, nocturnidad, turnicidad, entre otros.

Consideran que esta diferencia de salario era una afrenta e injusticia para los 4 bomberos. Lo es todavía para el que ha quedado, Jesús Ruiz, con una nómina de 1088 euros mensuales. Porque sus compañeros llegados cada día de la Diputación de Sevilla, que trabajan a la par que ellos, corriendo los mismos riesgos y realizando las mismas funciones y con la misma formación, cobran casi el doble, sin contar horas extras.

Dejaron sus trabajos

La mayoría dejó sus trabajos cuando consiguieron esta plaza, ilusionados porque se trata de la profesión que les gusta y para la que se han preparado a conciencia. Invirtiendo tiempo y ‘mucho dinero’. Jesús Ruiz trabajaba en el Aeropuerto de Málaga en una oficina de cambio de divisas; Francisco Sobrino era camarero en Ibiza; Eduardo Pulido era mecánico. Sólo uno, Jano, se dedicaba a opositar a jornada completa. La desilusión llegó cuando pasaban los días y no sólo el sueldo era bajo, no apropiado a la profesión que ejercen, sino que además las irregularidades se han sucedido.

Francisco Sobrino cuenta que el primer año trabajaban sin parar ni un día desde las ocho y media de la mañana a las 12 de la noche. ‘Creo que ha sido la primera vez en España que se ha presentado un escrito a un Ayuntamiento pidiendo descansar, tener un día libre porque yo llegaba a Olvera, donde vivía, pasada la una de la noche y volvía a las siete de la mañana’, cuenta este bombero. Fue el primer escrito que presentó, después vinieron hasta 4 más pidiendo información sobre los complementos específicos que se les pagaban, su desglose y a cuanto ascendían. Ninguno de esos escritos ha recibido respuesta por parte del Ayuntamiento de Arahal y sus gobernantes.

También cuenta que han tenido guardias de 24 horas durante 13 días dentro del mismo mes, sin descansar desde que se fueron Jano y Eduardo porque tuvieron que cubrir sus guardias. Han sido los tres meses que han realizado horas extras que les pagarán, todavía no lo han hecho, a 12 euros.

‘Somos conscientes los cuatro de que íbamos a un pueblo pequeño y no vamos a ganar lo mismo que un bombero de Madrid o Sevilla, pero el trato ha sido de muy poca calidad humana por parte de los gobernantes de Arahal’, explican. En este trato incluyen, según ellos, el tiempo que se han llevado esperando cada vez que han pedido una reunión, la última celebrada a mediados de mayo. Porque ninguno de ellos quería dejar su plaza que tanto esfuerzo les costó conseguir. Y ahora se asombran de la rapidez en que se ‘convoque un pleno extraordinario para aprobar una modificación del Reglamente de Protección Civil sólo para meter el punto de los bomberos voluntarios’.

Sólo una modificación en el último Convenio de los Trabajadores

Según fuentes municipales, el Convenio de los Trabajadores del Ayuntamiento de Arahal en vigor desde el 23 de julio de 2008, se modificó unos días antes de la convocatoria de las plazas. Entonces se reunió la comisión paritaria en la que estaban representados los sindicatos del comité de empresa para modificar un sólo punto de dicho Convenio. Y ese punto bajaba a los bomberos de la categoría C1 a la C2, lo que supuso una reducción del 50% del complemento específico (nocturnidad, peligrosidad, turnicidad…). Es decir, de 864,80 euros a 428,14 euros. Hasta ese momento, tanto bomberos como Policías habían compartido categoría, C1, al único que le quedó la categoría reconocida, tal como muestran las imágenes, fue al Jefe de Bomberos.

 

Complementos y categorías antes de la modificación. BOP 23 de julio de 2008.

 

 

Extracto del BOP 23 de julio de 2008 donde se puede ver que la categoría de Policía y Bomberos era la misma.

Extracto del BOP 5 de marzo 2015 sobre Convenio de los Trabajadores del Ayuntamiento de Arahal, después la modificación.

 

La nómina de los bomberos se equiparó a la de un auxiliar administrativo que no tiene ni el horario ni los peligros y demás condicionantes del trabajo de bomberos.

Hasta ese momento, el Ayuntamiento de Arahal no había convocado nunca plazas de bomberos. Lo hace para seguir unas directrices marcadas por el entonces director del Consorcio a nivel provincial, Agustín Cosano, cesado poco tiempo después. Al ser un municipio de menos de 20.000 habitantes, no tiene la obligación de mantener un Servicios de Prevención y Extinción de Incendios y Salvamento. Pero fue la decisión política que tomaron, después de cesar a 7 bomberos voluntarios, alguno de ellos llevaba desde hace 20 años prestando este servicio y compaginándolo con su trabajo en otras área municipales, sobre todo Servicios Generales.

Después de la marcha de los tres bomberos interinos, Eduardo, Jano y Francisco, a la Diputación no le ha quedado otro remedio que enviar más bomberos de la Diputación provincial de Sevilla para poder cubrir el servicio, ya insuficiente, del Parque de Arahal que tiene como primera salida tres pueblos más, Marchena y Paradas.

Momento de la firma de los contratos de bomberos, foto enviada a AIONSur en julio de 2015.

Hay sólo dos bomberos de dotación diaria en el parque arahalense y aseguran que está atendido 24 horas porque si coinciden varias salidas, desde el centro de coordinación tiran de otras poblaciones cercanas como Morón y Osuna o, incluso, Alcalá de Guadaira.

La insuficiencia recae en las suposiciones que cualquier día pueden hacerse realidad. Como por ejemplo que los bomberos de Arahal estén apagando un incendio en pastos, para el que llevan un material concreto, y se registre otro en una vivienda de Marchena, Paradas o Arahal. Incluso estando cualquiera de los efectivos de los parques más cercanos libres de servicio, Osuna o Morón, el tiempo de traslado puede ser fatal para este tipo de incendios donde corre peligro la vida de personas. Ahí sobre todo radica la insuficiencia de recursos humanos.

Está previsto que el servicio se vea completado en los próximos días con la entrada de 10 bomberos voluntarios, la mayor parte procedente de aquellos que se presentaron en la bolsa que se abrió cuando convocaron paralelamente el concurso-oposición y que todavía no han entrado porque los sindicatos de bomberos avisaron al alcalde (Miguel Ángel Márquez) Secretaria e Intervención Municipal, a través de la presentación de varios escritos, sobre  la cuestionable legalidad de la actuación de este personal, pudiendo incluso incurrir en prevaricación por parte del Ayuntamiento y sus responsables por lo difuso de sus funciones.

El equipamiento de intervención para estos voluntarios ya está comprado. Algo a todas luces incongruente, ya que la ley de emergencias de Andalucía, la Ley Nacional del Sistema de Protección civil y la Ley del Voluntariado deja claro que este personal en ningún momento podrá realizar labores de intervención o que sean realizadas por personal profesional.

En el último pleno extraordinario, celebrado a finales del pasado mes de junio, modificaron el Reglamento del Protección Civil para incluir una sección contra incendios de voluntarios de protección civil que rigiera este trabajo. Además, en ese mismo pleno, el diputado por IU, José Antonio Cabrera, también delegado de Urbanismo de Arahal, informó de que la localidad había firmado un convenio por lo que se comprometen a formar parte del Programa Operativo 2017 del Sistema de Bomberos de la Provincia de Sevilla, en lo que respecta a pueblos de menos de 20.000 habitantes.

Y recalcó el diputado de IU que el Ayuntamiento tiene obligación de aportar los recursos humanos necesarios para que haya en todo momento en el parque dos efectivos mantenidos por el municipio, un bombero profesional y uno voluntario, más el que aporta la Diputación, organismo que ha enviado para mantener el servicio un total de 143.164, 69 euros, según figura en el presupuesto de 2017.

El Ayuntamiento de Arahal ha insistido en mantener el servicio, pero los bomberos interinos que resultaron de esa primera convocatoria dicen que su objetivo no era profesionalizarlo, como en principio dijeron, ‘era juntar a un grupo de voluntarios y ponerlos, porque no se aclaran qué tareas van a realizar en el parque, se trata de una figura que no se sindicaliza por lo que ni siquiera les plantearán una huelga’.

Después de las reuniones mantenidas con los responsables municipales, todos han llegado a la conclusión de que la convocatoria de plazas fue un ‘paripé’ porque el mismo alcalde les dijo que las plazas no se iban a consolidar nunca, ‘el Ayuntamiento quiere quitarse el problema de los bomberos de encima’, aseguran. También tuvieron que escuchar de boca de su propio alcalde en un pleno municipal, pocos meses después de haber tomado posesión, la posibilidad de que sus plazas fueran amortizadas, y que el motivo de la convocatoria en interinidad era para que el ayuntamiento no tuviera que hacerse cargo de ellos en ese caso. La opción no es otra que buscar salida para su situación. ‘Si no salen las plazas y con estos sueldos, no podemos esperar más, tenemos edad de formar una familia, tener una estabilidad después de habernos llevado tanto tiempo opositando, pero con un empleo temporal y poco mas de 1000 euros de nóminas no puedes plantearte tener un hijo o comprar una casa’.

Ahora, dos años después de entrar a formar parte de una convocatoria pública y haber sobrepasado una elección que incluía a 600 aspirantes a bomberos, se acuerdan de las palabras que dijo el diputado José Antonio Cabrera el día de su toma de posesión.

Cabrera resaltó ese día el momento de alegría que supone para estos 4 jóvenes la llegada de este día, tras mucho tiempo y esfuerzo en su preparación, también les habló del compromiso que adquirían con el servicio a la ciudadanía arahalense que van a prestar y con la importancia de su buen hacer en el trabajo ante las situaciones de emergencia a las que se enfrentarán en su día a día.

El compromiso lo han demostrado día a día, aguantando esta situación durante casi dos años, sin embargo dicen que ese ‘esfuerzo y alegría se transformó en engaños, mentiras, y decepción ante el trato del Ayuntamiento con sus propios trabajadores, en el que el alcalde ni siquiera ha tenido el detalle de aparecer por aquí en los dos años que llevamos trabajando’.

 

 

Los 4 nuevos funcionarios interinos del Parque de Bomberos toman posesión de sus cargos

El nuevo convenio de prevención y extinción de incendios incluye la figura del bombero voluntario

( 3 visitas hoy 45.231 en total)

This site is protected by wp-copyrightpro.com

X