Riesgo de fuga del dueño de Dasy, en libertad provisional - Aion Sur, periódico digital de información general
Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Entrada a la fábrica Dasy en Osuna

Entrada a la fábrica Dasy en Osuna

El auto del Juzgado de Osuna concluye “que en la planta C3 de Dasy en Osuna (autorizada para hacer harinas y grasas para piensos de animales de abasto y compañía) se habrían usado cadáveres de animales enfermos o no aptos”, falseando documentos.

El empresario catalán José María Gimeno, propietario de la fábrica de piensos Dasy en Osuna, está en libertad provisional, tras un auto de 9 de julio del Juzgado N.1 de Osuna, informa M.J. Pereira en ABC. El juzgado le ha impuesto la obligación de personarse en la sede judicial de Osuna los días 1 y 15 de cada mes, y considera de que de esta forma se evita el riesgo de fuga, fuera de España y del espacio Schengen. 

Web del Grupo PGG, propietaria de Dasy Osuna

Vertidos de Dasy a los Arroyos denunciados por ecologistas

Vertidos de Dasy a los Arroyos denunciados por ecologistas

El Juzgado de Osuna estudia “valorar una medida más restrictiva consistente en la salida del territorio nacional sin previa autorización judicial y retirada de su pasaporte», según recoge dicho auto publicado por ABC.  Tal y como informamos a principios de julio el dueño de la fábrica está imputado por presuntos delitos de  estafa, falsedad documental y delito contra la salud pública, con 44 detenidos y casi una veintena de imputados

Ecologistas en Acción y empresas afectadas se han personado como acusación particular, y la Junta de Andalucía lo ha solicitado, pero de momento el juzgado no se ha pronunciado.  Los ecologistas llevaban años denunciando la contaminación de la actividad de ésta empresa, cuyo propietario ya fue condenado por delito contra el medio ambiente. (Lee aquí la sentencia). La Junta de Andalucía le concedió 800.000 euros en subvenciones a ésta empresa. 

La Consejería de Agricultura activó una alerta sanitaria desde primeros de junio por haber encontrado el virus de la salmonella en los piensos de la planta, que ha cerrado tras exportar el año pasado 20.000 toneladas de harina por valor de seis millones de euros.  La Junta ha revocado la autorización que Dasy tenía para explotar la planta C1 y C3, pese a ello, seguía funcionando según la OCA de Osuna. 

Fábrica Dasy en Osuna

Fábrica Dasy en Osuna

El sumario también revela la colaboración de “personas relacionadas con la Administración pública o empresas colaboradoras que de un modo u otro participan o facilitan la acción de los investigados» para exportar estos piensos presuntamente contaminados.

El sumario del caso Dasy pone de manifiesto la connivencia entre los laboratorios externos y la empresa para que los análisis de harinas no dieran positivo en salmonella, listeria y otros patógenos, y facilitar así la exportación. Los 80 trabajadores de la planta han negociado con la empresa un ERTE, expediente de regulación temporal de empleo.

La Guardia Civil también registró en junio la sede de la  Delegación Provincial de Agricultura en busca de pruebas sobre la implicación en el caso de Luis Vázquez, jefe de salud animal de la  de la Junta, que daba permisos a la empresa para exportar a países de América y Asia y quería colocar a un familiar en la empresa, informa ABC.

Según las conversaciones telefónicas grabadas por orden judicial y publicadas por ABC, el dueño de la fábrica José M. Gimeno da ordenes de “comprar” a funcionarios que pusieran problemas a su actividad y de contactar con director general de Producciones Agrarias, el Consejero o la presidenta de la Junta “porque no puede ser que España pierda una oportunidad de exportación por culpa del derecho».

Vídeo: Ecologistas brasileños han viajado a Osuna para documentar la actividad de la empresa. 

El auto del juzgado de Osuna señala que existe  «falsificación de documentos para llevar a cabo la trazabilidad de los Subproductos Animales no Destinados a Consumo Humano (Sandach), fraude en la comercialización del pienso de animales que han sido elaborados utilizando subproductos no aptos para la salud, alcanzando a la salud humana y animal, sin olvidar las actuaciones que afectan al comercio exterior y europeo, y las circunstancias en el mercado de cuasi monopolio por la alteración de precios y la salida del sector de empresas que no pueden competir en igualdad de condiciones».

Gimeno se negó a declarar en su última comparecencia ante la justicia y sus abogados presentaron decenas de alegaciones de todo tipo frente a los miles de folios que componen el Caso Dasy. Esta circunstancia unido al hecho de sus constantes viajes Venezuela y Brasil donde también tiene plantas de piensos hacen al juzgado de Osuna afirmar en dicho auto que Gimeno tiene “una actitud no colaboradora con la investigación que se está siguiendo, y a la vista de la magnitud de los hechos instruidos y la gravedad de la imputación, ha de valorarse un posible riesgo de eludir la necesaria sujeción al procedimiento, poniéndose fuera de la disposición de la Justicia».

 

 

 

 

 

( 1 visitas hoy 76.468 en total)

This site is protected by wp-copyrightpro.com

X