Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

El subdelegado del Gobierno en la provincia de Sevilla ha presentado datos para afirmar que la localidad de la Sierra Sur tiene una de tasas más bajas de delincuencia de la provincia con un 12%, frente al 25% del resto

La Guardia Civil seguirá en la localidad ‘el tiempo que haga falta’

Antonio Nogales: ‘Yo también tendré que lavar mi imagen por unas palabras irresponsables que manifesté en una asamblea complicadísima donde la gente me decía: ¡A por ellos, échalos, mátalos!’

C. GONZÁLEZ

Pedrera (Sevilla)

El subdelegado del Gobierno en la provincia de Sevilla, Ricardo Gil-Toresano, ha asegurado, después de la Junta Local de Seguridad celebrada en Pedrera esta mañana, que se trata de una de las localidades más seguras de la provincia, en la que a día de hoy ‘la tranquilidad es absoluta’.

Con datos estadísticos en la mano, expuestos en la reunión, Gil-Toresano afirma que la tasa de delincuencia de Pedrera está en el 12%, frente al 25% de la provincia y 40% del resto de España. Ha sido el coronel de la Guardia Civil de la Comandancia de Sevilla, Fernando Mora Moret, acompañado por Agustín Luque, comandante responsable de la Sexta Compañía de Osuna a la que pertenece Pedrera, quienes han puesto encima de la mesa estos datos.

Por tanto, el subdelegado del Gobierno en la provincia ha asegurado que no parece que uno de los desencadenantes de los altercados ocurridos el pasado fin de semana en la localidad ‘haya sido la seguridad ciudadana’. Sino, por el contrario, se trata de ‘una minoría’ la responsable de los altercados, ‘ni todos los rumanos ni todos los pedrereños tienen las actitudes que se han visto estos días. Los problemas son de integración y de respeto que no se resuelven con medidas de seguridad’.

Aunque afirma que en el pueblo reina ya la tranquilidad, como medida preventiva va a mantener el refuerzo de la Guardia Civil. Será ‘durante el tiempo que haga falta, como medida preventiva porque estamos seguros de que no se van a repetir estos hechos, es una de las localidades más tranquilas de la zona’. Durante esta semana han intervenido como medida de protección a la población, un máximo de 37 guardias civiles y un mínimo de 20.

Ricardo Gil-Toresano ha informado de la situación de los detenidos por los acontecimientos, especificando que tanto los 3 ciudadanos de nacionalidad rumana como los 4 vecinos de Pedrera están a la espera de ser citados por la autoridad judicial, después de que la Guardia Civil les tomara declaración. Los tres detenidos rumanos, además, ‘están fuera de la localidad’, ha asegurado.

A su vez, el subdelegado ha explicado que hay 8 personas denunciadas por vía administrativa. Las denuncias llegaron ayer a la Subdelegación y su resolución conllevará sanciones económicas, apuntó. Siete de estas personas han participado en los hechos de alguna manera y una ha sido denunciada ‘por haber incitado a través de las redes sociales a llevar a cabo estos acontecimientos’.

Gil-Toresano dijo entonces que quería mandar un mensaje a la población: ‘No sale gratis hacer este tipo de cosas y esconderse entre la masa o en las redes sociales para estimular el odio y la xenofobia’.

Para terminar, afirmó no descartar si habrá más detenidos porque la guardia civil sigue con la investigación. Sobre el vecino de la localidad herido en el accidente del sábado dijo que está sobre todo afectado psicológicamente, aunque las lesiones desde el punto de vista médico no eran importantes.

Momentos antes de empezar la Junta Local de Seguridad en el salón de plenos del Ayuntamiento de Pedrera.

Palabras irresponsables del alcalde

Ante los medios de comunicación que esperaban en la puerta del Ayuntamiento de Pedrera, intervino también el alcalde Antonio Nogales para asegurar que ahora había que trabajar en dos objetivos: ‘Analizar en qué hemos fallado todos, desde el alcalde hasta el último vecino pedrereño o rumano, y empezar a lavar la imagen de nuestro pueblo que ni mucho menos tiene que ver con lo que ha pasado’.

Nogales admitió que él también se había equivocado, refiriéndose a la frase que había pronunciado en una de las concentraciones de los vecinos en la puerta del Ayuntamiento en la que afirmaba que también le gustaría ver a gente fusilada y por las que incluso el PSOE ha pedido su dimisión. ‘Yo también tendré que lavar mi imagen por unas palabras irresponsables que manifesté en una asamblea complicadísima donde la gente me decía: ¡A por ellos, échalos, mátalos!’

Para hacerlo, a partir de la semana que viene se emplazará a todos los agentes sociales, Hermandades, Cáritas, partidos políticos, sindicatos. Añadió que podrían asistir vecinos para opinar sobre lo ocurrido: ‘Quién venga a opinar será bien recibido quién venga a decir a por ellos, mátalos, no será bien recibido’.

El alcalde insistió en pedir tranquilidad y ‘aislar anímicamente a los violentos y a esas personas que quieren sacar rédito de estas situaciones, lo que es lamentable’. A su vez, reconoció que desde el Ayuntamiento quizás no se haya valorado lo suficiente la integración de este tipo de colectivos en el pueblo, aunque ‘lo hemos hecho de la mejor manera’.

Mientras, hoy el pueblo vivía una jornada tranquila sólo pendiente del gran número de medios de comunicación concretado en la puerta del edificio consistorial.

( 1 visitas hoy 92.996 en total)

This site is protected by wp-copyrightpro.com

X