Connect with us

Sociedad

Reclaman a una niña sevillana que devuelva la prótesis que le pusieron hace un mes

Publicado

el

La familia de una menor de 12 años a la que hubo que amputar una pierna hace dos por una enfermedad rara de nacimiento que afecta a los huesos no sale de su asombro. La ortopedia con la que trabaja el Servicio Andaluz de Salud (SAS) le reclama un pie hidráulico que le fue colocado a la niña hace poco más de un mes por indicación médica.

Aunque parezca mentira, finalmente la Seguridad Social no ha aprobado la financiación de su receta. Y es que se trata de una prótesis que no está cubierta por el catálogo de prestaciones ortopédicas.

Así, Diario de Sevilla se hace eco de la denuncian de los familiares de Luisa de Castro Saavedra, como se llama la afectada. Si no la devuelven, tendrán que asumir el abono de los 2.500 euros que cuesta la prótesis.

Operaciones cada seis meses

En el rotativo sevillano, la abuela de la niña explica que “no es cuestión de tener que abonar ahora los 2.500 euros que cuesta la prótesis. Sino de que así no podemos estar cada seis meses que, probablemente, habrá que ir cambiándosela por su crecimiento. La indignación viene porque es muy injusto que después de puesta y probada por la niña, con las mejorías que ha logrado, nos reclamen su devolución. Si no estaban seguros, no la tenían que haber puesto”.

La enfermedad

La menor fue diagnosticada tras su nacimiento de una enfermedad rara que afecta a los huesos (hemimelia de peroné), que es una deficiencia congénita de los huesos largos por la que, después de numerosas operaciones, se optó finalmente por amputarle una pierna hace dos años cuando la niña tenía 10.

La intervención se realizó en el Hospital Virgen del Rocío y, a partir de ahí, su seguimiento se trasladó al Hospital de San Lázaro. Es en este centro donde se lleva a cabo la colocación de distintas prótesis. Hay que irlas cambiando cada seis meses para adaptarlas a su crecimiento hasta que, en una de las últimas revisiones, se le receta un pie hidráulico. Este, tras ser enviado desde EEUU, es colocado a la niña en la ortopedia Ideo, conveniada con el SAS.

Sin embargo, la niña se puede quedar sin la prótesis que le ha devuelto la posibilidad de correr y jugar al fútbol. El SAS se limita a decir que la prótesis está fuera del catálogo de prestaciones ortopédicas. Y elevan el caso a nivel nacional, ya que la normativa es del Gobierno central.

Además, sostiene que la familia fue advertida del posible problema. Son 2.500 euros los que separan a la niña de tener una vida normal o volver a su situación anterior.

Periodista corresponsal de la Agencia EFE, El Correo de Andalucía, eldiario.es... entre otros medios. Cubre principalmente Huelva y Sevilla en varios medios radiofónicos y prensa digital.

Publicidad

Lo Más Leído Hoy