Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

AIONsur

El cambio de rutina en la vida de los caballos que acuden a la romería del Rocío y, probablemente, pasar de un estado de reposo a realizar actividad física son las causas más habituales de muerte de caballos durante esta romería, en la que han muerto este año 13 équidos, 177 desde el año 2007.

Son datos de la delegación de Agricultura y Pesca de la Junta de Andalucía en Huelva recogidos por Efe, en base a una consulta abierta de oficio por el Defensor del Pueblo Andaluz, que en 2016 inició una actuación de oficio para dilucidar las causas que provocan estas muertes, una actuación que todavía no está cerrada.

Inicialmente, el consejero se dirigió a la consejería de Justicia, que le remitió a Agricultura y Pesca, y su delegación en Huelva le ha enviado un informe detallado en el que, según los técnicos de la misma, desde 2007 “se puede observar, en términos generales, una tendencia descendente”.

Por años, en 2007 fallecieron en la romería onubense 18 caballos, y en los años sucesos: 2008 (25), 2009 (23), 2010 (19), 2011 (11), 2012 (17), 2013 (17), 2014 (13), 2015 (8) y 2016 (13).

Con respecto a 2017, este año no está incluido en ese informe, aunque según los datos de los servicios veterinarios del Plan Aldea, este año han muerto en la romería (hasta el pasado lunes) 10 équidos, así como un buey que tiraba de la carreta del simpecado de la hermandad de Triana.

Según el informe de la Juntas, “se estima que, de media, podrían acudir a la romería de 15.000 a 20.000 equinos, lo que daría un acumulado total en el periodo 2007-2016 de unos 170.000, por lo que la tasa de mortalidad sería de un 0,1 %”.

Los mismos técnicos indican que no se observa “en ningún caso, signos visibles de maltrato animal”, indicando que las causas más frecuentes de muerte son “procesos digestivos y cardiovasculares derivados de los cambios de rutina alimentaria de los animales, y probablemente de pasar de un estado de reposo prolongado durante el año a realizar una actividad física durante la romería”.

El defensor pidió esta información tras conocer a través de los medios de comunicación, las declaraciones del Director del Plan Romero sobre situaciones de abuso que se dan en el trato a algunos caballos en la Romería de El Rocío, tanto durante la peregrinación a ésta como ya en la aldea misma.

En concreto, se mostraba muy crítico contra aquellos jinetes que “abusan” de los caballos con frases tales como “es una vergüenza que haya gente que no dé descanso a los caballos”, exponiendo como ejemplo de ese trato abusivo no quitarles la silla a los caballos en las paradas de descanso después de largas travesías.

Para el gabinete del defensor andaluz, en el fondo de este asunto trasluce la necesidad de redoblar los esfuerzos para que se cumpla la Ley 11/2003, de Protección de los Animales de Andalucía, “aunque sin embargo, pese a que todos los años se repite el asunto, parece que no se implantan medidas específicas para garantizar unos estándares mínimos de bienestar y protección animal con los que evitar situaciones de abuso, maltrato e incluso muerte”.

( 1 visitas hoy 36.323 en total)

This site is protected by wp-copyrightpro.com

X