Connect with us

Arahal

Proponen implantar en Arahal el “Proyecto Recreo” para atender a niños con atenciones especiales

Publicado

el

AionSur obras-ElRuedo-Arahal Proponen implantar en Arahal el "Proyecto Recreo" para atender a niños con atenciones especiales Arahal Educación  destacado

Proponen implantar en Arahal el “Proyecto Recreo” para atender a niños con atenciones especiales

AionSur pñb Proponen implantar en Arahal el "Proyecto Recreo" para atender a niños con atenciones especiales Arahal Educación  destacado

Publicidad:

Grupo PÑB, asesoría & negocios. Discreción, profesionalidad, garantía para que tu empresa no tenga sobresaltos. En Arahal (Sevilla), calle Madre de Dios 81. Teléfono: 954841403

 

Tres familias de niños y niñas con necesidades educativas especiales y trastornos del espectro autista (TEA), que representaban a un pequeño colectivo de la localidad, han iniciado el camino para que la atención en el entorno escolar sea lo más completa posible. Así es como, este lunes han presentado ante el Consejo Escolar Municipal el “Proyecto Recreo” para poner en marcha un plan de monitores que cubran estas expectativas. El proyecto han pedido que se implante en todos los centros. Los responsables municipales han informado a las familias de que no tienen competencias en la contratación de personal,  aunque han dejado la puerta abierta a otras opciones, por ejemplo, que se haga a través de subvenciones de la Junta de Andalucía.

Declaraciones de intenciones

Las familias presentaron como ejemplo al Ayuntamiento de Tomares que, junto con la Asociación Autismo Sevilla, fue el primero en implantar el “Proyecto Recreo” (enero de 2016), aunque, aseguran, se ha extendido por otros centros de la provincia de Sevilla, así como de Andalucía. Consiste en contratar monitores especializados que ayuda a estos niños y niñas a integrarse en un espacio en el que, generalmente, permanecen desplazados: el recreo.

Las AMPAs directores y familias mostraron su apoyo a estas familias para que contaran con ellos en lo que hiciera falta. El Consejo Escolar está presidido por el alcalde de Arahal, Miguel Ángel Márquez, y el delegado de Educación, Carlos Díaz.

El alcalde comentó a AIONSur que la contratación de cualquier tipo de personal educativo es “impropio de las competencias municipales y la interventora echará el proyecto para atrás”. En este sentido Márquez apuntó que, en referencia a los gastos en materia educativa “traspasamos sobradamente las competencias municipales sobre todo en tema de mantenimiento y obras en los centros de primaria”, pero la contratación de personal por parte del Ayuntamiento es “imposible”,

Aún así, el primer mandatario emplazó a las familias a convocar una reunión con la Asociación Autismo Sevilla “para saber qué fórmula han utilizado para implantarlos en otros pueblos”. Por otra parte, aclaró que, en otro sentido, “estamos abiertos a cualquier fórmula como subvenciones de la Junta para mantener este servicio, a las que la interventora no pondría reparo”.

Entornos sociales para personas con discapacidad

El proyecto presentado al Consejo Escolar Municipal persigue mejorar la calidad de vida de estos niños y la de sus familias, y aumentar las competencias del alumnado y del profesorado para posibilitar entornos sociales que sean comprensivos con las circunstancias de las personas con discapacidad, a fin de facilitar su inclusión.

Las familias lo han presentando en nombre propio, poniendo de ejemplo a sus propios hijos y explicando las dificultades que tienen y sus consecuencias a la hora de relacionarse con otros niños. Ana María Vazquez Rodríguez, vecina de Arahal, propuso su implantación de un proyecto que, dijo, puede resolver los problemas de estos niños y permitir su inclusión. Su hija, Ariana, tiene 5 años y “le detectaron un trastorno neurobiológico del desarrollo, provocando en ella deficiencias en la comunicación y en la interacción social”.

Las familias han propuesto su implantación en todos los centros educativos de Primaria de Arahal. Consiste en aumentar las capacidades y competencias de alumnos con este tipo de trastornos fomentando la integración social y educativa con la ayuda de un profesorado especializado durante la duración del “Recreo”.

Proyecto recreo

En este sentido, explicaron que el recreo es el momento de desconexión de alumnos, donde niños y niñas ponen en práctica su creatividad e imaginación dando lugar a diferentes juegos, paseos y charlas. Sin embargo, desde el otro punto de vista, “existen niños perjudicados por sus deficiencias en la integración, llegando al punto de ser un lugar poco deseado para ellos”.

Por eso con el “Proyecto Recreo” los niños recibirán apoyo y desarrollarán nuevas competencias y habilidades sociales, socio-comunicativas y de interacción con la ayuda de un personal especializado. Así también, el objetivo es concienciar al resto de alumnos y alumnas de estas necesidades especiales que tienen sus compañeros para que ellos mismos estén capacitados para ayudar, aportando conversaciones y juegos, en definitiva, se trata de conseguir “la inclusión”.

Para Ana María Vazquez Rodríguez es una situación que vive en primera persona. “Mi hija en los recreos, llora y cuando llega a casa me cuenta que los demás niños se ríen de ella. Esto provoca que ella se encuentre mal y, por supuesto, yo también. A menudo manifiesta que no quiere ir al colegio, como puede hacer cualquier niño con esa edad”. Esto significa que no se encuentra “integrada y en los recreos sufre graves situaciones que pueden estar provocadas por la inocencia”. Con este proyecto, aclara, “esta situación tendría solución”.
Por eso planteó al Consejo Escolar Municipal que “tomen medidas para solventar estos problemas, yo y muchas madres más estaríamos encantadas”.

“Te agarras a la palabra inclusión”

Silvia Ortiz es la madre de Luis Manuel otro niño que está en tercero de Infantil y padece glaucoma congénito bilateral. “Pasamos los primeros años entre hospitales y terapias, aprendimos a vivir con su enfermedad y entró en la guarde porque nos recomendaban que tenía que relacionarse con otros niños”. Desde el primer momento de su escolarización, “no se habla de monitores y tu hijo no controla el esfínter y sí que se incluirá en un aula específica”, pero a partir de aquí comienza a oír “la palabra inclusión a la que te agarras con fuerza”. Esta palabra plantea dudas porque el pequeño no puede ir a las excursiones o que te lo encuentras jugando solo en el recreo junto a la profesora que lo vigila pero no tiene herramientas necesarias para ayudarle a más”.

Estos testimonios sirvieron para exponer de la forma más cruda posible un problema y visualizarlo. Pero una vez más se encontraron, según las familias, con que la respuesta es la espera, buscar subvenciones de la Junta de Andalucía para poder pagar a monitores que algún día trabajen para conseguir la palabra inclusión.

Más Leído