A una altura de treinta metros, los agentes lograron rodear su cuerpo y apartarlo de la zona de peligro para que no cayera al vacío.

Sevilla

Dos agentes de la Policía Nacional en Sevilla que se encontraban prestando servicio de paisano han salvado la vida a un hombre que amenazaba con tirarse al río Guadalquivir. A una altura de treinta metros, los agentes lograron rodear su cuerpo y apartarlo de la zona de peligro, asegurándole para que no cayera al vacío. Una vez asegurado, fue atendido por el equipo sanitario de Bomberos y posteriormente por el equipo de 061.

Los hechos ocurrieron hace varios días, a media mañana, cuando un hombre se encaramó en un voladizo del Puente de la Barqueta con intenciones de tirarse al río. Así entró una llamada a la Sala Operativa del 091 y, de forma urgente, se trasladaron hasta allí dos policías que de paisano prestaban servicio de seguridad ciudadana por la zona del Paseo Rey Juan Carlos I.

Amenazaba con tirarse al vacío a treinta metros de altura

Sentado en una viga exterior del puente -por la que accedió saltando la barandilla pasamanos- con las piernas colgando y amenazando en voz alta con tirarse, fue como lo encontraron los dos policías de paisano, quienes no dudaron en escalar por el puente hasta posicionarse justamente detrás de esta persona a treinta metros (30m) de altura.

En ese momento llegó al lugar un vehículo policial que, avisado mediante señales por los policías de paisano, activó las luces y sirena con la intención de distraer al suicida.

Así se consiguió que el hombre mirara al vehículo permitiendo a los dos agentes de paisano saltar la baranda. Aprovechando el momento de distracción uno de los policías tiró de él hacia atrás, mientras el otro agente lo aseguraba rodeándole con sus piernas y evitando así que tanto el hombre como el policía cayeran al vacío. De esta forma, se logró salvarle la vida.

Los agentes consiguieron salvarle la vida

La víctima que se encontraba agitada y en tensión forcejeó con los agentes durante varios minutos hasta que consiguieron tranquilizarle, haciéndole comprender que estaban allí para ayudarle. Fueron momentos de peligro.

Una vez en posición de seguridad y con el refuerzo de una trabajadora social y de otros indicativos policiales que se dirigieron hasta el Puente de la Barqueta, consiguieron pasarle por encima de la barandilla hasta el acerado del puente, siendo atendido en un primer momento por el enfermero del Equipo de Rescate de Bomberos y, posteriormente, por el 061.

( 1 visitas hoy 97.474 en total)

This site is protected by wp-copyrightpro.com

X