Piden prudencia antes de aceptar la solución propuesta a los afectados del Banco Popular - Aion Sur, periódico digital de información general
Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Sevilla

La representación legal de los 342 afectados por la venta del Banco Popular al Banco de Santander ha pedido hoy que se extreme la prudencia antes de aceptar los bonos de fidelización que el Santander ha ofrecido como solución intermedia a este caso.

Así lo han explicado fuentes del bufete sevillano Sanguino Abogados, que lleva la representación a nivel nacional de afectados, tras conocer que se ha abierto el plazo para que los afectados puedan firmar un contrato para que el nominal invertido se canjee en bonos de fidelización.

Se trata de la “solución” anunciada por el banco el pasado 13 de julio, “y desde el 13 de septiembre se está poniendo en contacto con los afectados para ofrecerles, a los que reúnan determinados requisitos, recibir una compensación en valores negociables llamados bonos de fidelización”, por un importe equivalente a su inversión, con determinadas condicionantes.

Sanguino ha recordado que hay que extremar la prudencia a la hora de aceptar los paquetes que ahora se ofertan, al tener en cuenta que son soluciones que hay que estudiar en torno a cada uno de los casos de las personas afectadas antes de firmar.

Este despacho representa a la primera asociación nacional de afectados por este asunto, que inicialmente ha pedido la suspensión del pago de los préstamos a las personas que han presentado toda la documentación de los mismos, en una medida que deberá tener respuesta antes de finales de año.

Estas personas se han unido para defenderse de forma global “tras verse perjudicadas por la adquisición de acciones o de deuda subordinada y por el proceso de resolución de esta entidad bancaria”.

La idea es que los afectados puedan conocer directamente todas las acciones económicas, jurídicas y sociales que va a emprender esta asociación “teniendo en cuenta que éstos perderán todo su dinero y que en muchos casos se pondrán en riesgo sus propios negocios por las fuertes pérdidas que tendrán que absorber en sus balances”.

Con respecto a la petición de la congelación de los préstamos, se trata de los que el banco concedió para comprar sus propias acciones y que han causado pérdidas de distintas cantidades a sus clientes, así como verse forzados a pagar préstamos que, en algunos casos, culminarán en 2018, con la idea de ampliar las solicitudes de las medidas cautelares según se vaya teniendo la documentación referente a la suspensión.

( 1 visitas hoy 76.468 en total)

This site is protected by wp-copyrightpro.com

X