Connect with us

Coripe

Otra quema de Judas en Coripe

Publicado

el

AionSur judas Otra quema de Judas en Coripe Coripe Opinión

JOSÉ CARLOS VALVERDE

Con más de cien años de tradición, la Quema de Judas es una Fiesta de Interés Turístico Nacional. Y es una especie de castigo satírico contra las posturas más deleznables del ser humano. Corrupción y asesinatos, entre otras, prenden en la hoguera de la justicia.

Para que me entiendan: se quema y dispara a un monigote que representa al peor personaje del año. Miguel Carcaño, Urdangarín, entre otros, han sido protagonistas de anteriores ediciones sin ningún tipo de represión o censura. Pero amigos, con esta broma pesada de la corrección política ha chocado el siglo XXI.

La edición del año pasado

Probablemente recordarán el nombre de Ana Julia Quezada, la asesina confesa de Gabriel, aquel niño almeriense de ocho años de edad. Cruel desenlace donde los haya, y uno de los casos más escalofriantes que recuerdo como padre. Pero asociar su nombre, el de Ana Julia, si eres andaluz y coripeño, va más allá del dolor de una pérdida –si es que existe un lugar donde hincar la rodilla que sobrepase a tanto sufrimiento-. Su imagen, caricaturizada en un muñeco de trapo, fue la elegida para la edición del pasado año. Grave error.

Prensa, radio, y televisión, atizaron y señalaron a un previsible pueblo racista. El escarnio se apoderaba de las redes y las miradas se centraban en unas personas cuyo único delito fue quemar a un muñeco haciendo uso de una de las tradiciones más importantes y curiosas de su historia.

Tras aquella caza de brujas, Antonio Pérez, alcalde de la localidad, fue imputado por posibles delitos de odio hacia Ana Julia (todo quedó en nada. La causa fue archivada el verano pasado). El Movimiento Contra la Intolerancia apreció en los videos difundidos “vejaciones racistas y violentas”. Una trama absurda más de todo el círculo buenista posmoderno que llevó, a una persona inocente, a mantener un cara cara –siempre desagradable-  ante la Fiscalía de Sevilla. Quemar un muñeco jamás había tenido tantas consecuencias. Ridículo.

Sucede con las causas presuntamente nobles y de piel fina, o al menos con un olor dulce. Que es casi más importante para convencer al estúpido. Y es que siempre lo digo: la verdad no es aquello que suena bien. Cada grupo, dentro de todo este maniqueísmo, y guerra cultural, cree tener la razón y necesita imponer su pensamiento sobre los demás. Para esta asociación (Movimiento Contra la Intolerancia), desconocida hasta la fecha, Coripe era el infierno y un territorio hostil y racista al que había que castigar como fuese. Las redes se convirtieron en picotas digitales y la prensa ayudó con el trabajo sucio. El engranaje de antorchas por el bienestar social y la convivencia había comenzado. Es curioso, porque cuando todo el mundo está dando su opinión sobre lo que tú tienes que sentir, o sobre lo que debes estar sintiendo, estos que dicen defender tu dignidad, si realmente lo piensas, te la están arrebatando.

La causa buenista funciona así. Necesita siempre demostrarle al universo que lleva razón. Suele mantener el mismo modus operandi. Y para ello es capaz de hacer del mundo un lugar terrorífico e inhabitable para quienes expresen ideas contrarias a las suyas.

Publicidad: S.C.A. Labradores de la Campiña

AionSur Labradores-ok Otra quema de Judas en Coripe Coripe Opinión

 

Esto siempre me ha parecido terrorífico. Por esa razón decidí escribir uno de los textos más ácidos que he redactado como columnista. En el mismo solicitaba al alcalde de Coripe, y a su pueblo, que mi imagen fuese la elegida para este año en la Quema de Judas. Porque nadie saldría en mi defensa. Es lo que paga un escritor siendo disidente y haciendo chistes hasta de su sombra. Pero de momento no tengo noticia alguna, y hasta el domingo nunca se sabe. Sin embargo lo que encontré fue una oferta de amor y cariño que se eleva más allá del recuerdo. Qué paradoja. Aquella osadía me otorgó el honor de ser el primer pregonero, no afincado en Coripe, de las fiestas de San Pedro Apóstol de la localidad.

Por eso hoy, y ante las puertas de una nueva edición. He querido rescatar algunos fragmentos del pregón que ofrecí el verano pasado en aquel bendito lugar.

“..En definitiva, si un grupo de poder, ya sean colectivos, asociaciones, o partidos políticos, monopoliza la opinión y el pensamiento, es decir decide que esta tradición de más de 100 años es nociva y persigue a sus detractores, el pueblo de Coripe; las víctimas no son solamente los perseguidos, no es solo Coripe, sino todos nosotros, toda la sociedad, que perdemos nuestro derecho al pensamiento plural y a la libertad…”

“El pensamiento totalitario encuentra en el chiste, en la sátira, un deseo de humillación. Cando no es así: Condena a la carta y cree que la libertad de expresión es una cuestión ideológica y no un derecho universal. Se equivocan…”

“Por favor, si quieren cambiar algo, propietarios de la moralidad y defensores de la justicia, cambien la realidad y dejen las fiestas, la sátira, y sobre todo, al pueblo de Coripe en paz.”

Poco más puedo añadir. Solo volverlo a lanzar. Yo soy vuestro as en la manga, querido Coripe. Nunca lo olviden. El último eslabón del recurso. Un comodín forastero e incómodo que hoy dobla su apuesta al buenismo. Si quieren comprar el silencio de asociaciones de dudosa moralidad, ahora lo tiene más fácil que nunca. A esta ronda invito yo, y es que a mí… pueden quemarme cuantas veces deseen. De aquí al domingo todo puede suceder.

Medio digital especializado en la Provincia de Sevilla y comarca. Aionsur.com, comunicación, publicidad y servicios para empresas.

Más Leído