Las pruebas determinan que el 'loco del chándal' intentó matar a dos sexagenerias en Almadén de la Plata - Aion Sur, periódico digital de información general
Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Almadén de la Plata (Sevilla)

Las pruebas periciales realizadas tras la detención el pasado 3 de julio en Almadén de la Plata (Sevilla) a Manuel González González, conocido como ‘el loco del chándal’, han certificado que intentó matar a las dos hermanas del exalcalde del municipio José Luis Vidal, de 63 y 67 años.

González González fue detenido gracias a un dispositivo formado por más de 70 agentes de la Guardia Civil, tras regresar al pueblo donde intentó en marzo atentar contra las dos mujeres, antes de huir a Barcelona, para regresar posteriormente con el fin de vengarse del exalcalde por organizar una manifestación para pedir su destierro.

La investigación por los últimos hechos se ha centrado en la posibilidad de que tanto él como su hermano estuviesen detrás de los dos incendios registrados en el pueblo, que afectaron a viviendas con las dos hermanas del alcalde dentro, que pudieron salir a tiempo.

José Luis Vidal ha confirmado que la investigación ha analizado tanto las pruebas relacionadas con la gasolina encontrada en el lugar de los hechos como los botes de pintura usados también presuntamente por el detenido, y en ambos casos han dado resultado positivo.

De esta forma, el exedil ha entendido que se han despejado las dudas existentes sobre la participación de González González en los hechos, en un caso que coordina el juzgado de Cazalla de la Sierra.

Ha dicho, además, que ‘el loco del chándal’ se encuentra en prisión preventiva por estos hechos en la prisión provincial de Huelva, mientras que su hermano fue desterrado del pueblo tras la detención, y no ha regresado al mismo.

Manuel González González fue condenado a 169 años de prisión por atacar a 16 mujeres en Cataluña, una de las cuales murió.

El 22 de noviembre de 2013 fue excarcelado, sin informes que acreditasen que se hubiese rehabilitado, en virtud de la “doctrina Parot”, por lo que se convierte en el quinto agresor sexualdetenido tras haber sido liberado en aplicación de esta doctrina.

Su modus operandi era siempre el mismo: vestido con un chándal atacaba a sus víctimas por la espalda con un arma blanca.

En su día fue diagnosticado de parafilia sádica, que provoca que disfrute viendo sufrir a las mujeres, aunque nunca se sometió a tratamiento.

Foto: ABC

( 1 visitas hoy 76.418 en total)

This site is protected by wp-copyrightpro.com

X