Connect with us

Sucesos

Las claves del asesinato de Rocío: el exnovio compró una motosierra y su móvil nunca salió de Estepa

Publicado

el

Adrián, el exnovio de Rocío Caíz, cometió un error que le hizo ser sospechoso de la muerte de la joven. Unos días antes de la desaparición de la joven compró una motosierra por internet. Si la hubiese comprado en una tienda cualquiera de un pueblo donde no fuese conocido no hubiese dejado rastro de la compra, pero lo hizo a través de internet, y eso le marcó para la Guardia Civil.

A los agentes les bastó con vigilar de cerca a Adrián para tenerle controlado sin que él lo supiera, porque, además, el móvil de Rocío no marcaba movimientos fuera de Estepa.

El día del suceso

A esta localidad sevillana llegó la joven el 3 de junio, el día que desapareció, para reunirse con su exnovio y padre de su bebé de 4 meses, y en ese punto se pierde la señal del rastreo del teléfono de la chica, por lo que los agentes siempre sospecharon de que la joven no había salido del pueblo, a pesar de los supuestos mensajes enviados a la familia por ella la madrugada del 4 de junio diciendo que se había ido a Badajoz tras robarle 300 euros a su expareja.

En esos mensajes, que la Guardia Civil también comparó con la forma de escribir de la joven. En esos mensajes le decía a su hermana Ana que a las cinco de la mañana la había recogido un joven de Badajoz en la puerta de su exnovio y se había marchado con él para trabajar en la recogida del ajo y casarse, además de pedir a su familia que Adrián, el exnovio, se hiciese cargo del bebé.

Pero, supuestamente, cuando mandó esos mensajes ya se encontraba en la localidad de Lucena camino de Badajoz, lo que hizo sospechar más aún a los agentes, ya que ni el municipio cordobés se encuentra camino de Badajoz desde Estepa ni el móvil de Rocío había salido de Estepa.

No denunció el robo

Pero, además, Adrián no denunció el robo de los supuestos 300 euros, y al rastrear sus movimientos en internet comprobaron que había comprado una motosierra días antes, lo que hizo estrecharse el cerco en torno a él. Esta compra puede ser clave en una posible condena por estos hechos, ya que marcaría que fue un crimen planeado y no fruto de una discusión.

La Guardia Civil decidió dejarlo en libertad con “vigilancia pasiva”, controlando que no saliese del pueblo y esperando que cometiese “un error”.

Este miércoles, fue llamado al cuartel de Estepa a declarar como testigo. Solo 24 horas después se presentó en el cuartel con un abogado y confesó el crimen.

Durante los días que ha durado el cerco en torno a él, no ha tenido reparos en dar entrevistas proclamando su inocencia, como la de la imagen en Antena 3. Un día antes de entregarse dejó de ser accesible a los periodistas.

Periodista corresponsal de la Agencia EFE, El Correo de Andalucía, eldiario.es... entre otros medios. Cubre principalmente Huelva y Sevilla en varios medios radiofónicos y prensa digital.

Publicidad

Más Leído