Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

 

Esta organización agraria no entiende la disparidad de precios en las diferentes variedades, que no responde a cuestiones de calidad ni de relación entre oferta y demanda

Sevilla

Las previsiones de COAG Andalucía se van cumpliendo y el avance de la campaña de verdeo confirma que el año es catastrófico para los productores: los precios de las aceitunas y la sequía están llevando al borde de la ruina a muchos agricultores.

Con una pluviometría en septiembre que ha sido negativa en casi todas las zonas de verdeo, alrededor del 60 por ciento de la aceituna ya no es verdeable, por el agostamiento del fruto y por el poco calibre que tiene. La situación puede agravarse si no llueve en veinte días, porque en ese caso no se podrían aprovechar ni siquiera para aceite. Muchos olivos de las comarcas más tempranas ya están tirando el fruto.

Como señala Antonio Rodríguez, responsable del sector de aceituna de mesa de COAG Andalucía, “los precios son de ruina en las variedades que tienen más costes de producción, como es el caso de la manzanilla y la gordal. Para la manzanilla se está pagando un precio medio de 0,67 euros y para la gordal entre 0,60 y 0,65 euros por kilo, lo que significa la mitad del coste de producción según los estudios del MAPAMA. Curiosamente, la variedad hojiblanca ha empezado a recolectarse a unos precios aceptables para el agricultor, circunstancia que no se explica ni por razones de calidad ni porque exista mayor demanda que en el caso de otras variedades. ¿Por qué ocurre esto? No lo entendemos, ni nos explicamos por qué no pasa con las otras variedades”, cuestiona Rodríguez. Por eso, esta organización agraria reitera a la interprofesional Interaceituna que debería llevar a la práctica el contrato tipo con referencia a los costes de producción. “Así se evitarían las prácticas especulativas”, apostilla el responsable sectorial de COAG.

Por otra parte, COAG Andalucía reitera que el aforo de Interaceituna se ha quedado lejos de la realidad. De los datos que ofrece, de unas 529.000 toneladas verdeables, esta organización agraria estima que no se llegará ni a las 450.000 toneladas. En Extremadura (donde se cosecha el 20 por ciento de lo aforado) y en la Campiña de Sevilla, el 50 por ciento del secano ya no se va a verdear.

Por eso, esta organización está estudiando solicitar, tanto al Ministerio como a la Consejería, ayudas para las explotaciones dedicadas a la aceituna de mesa.

( 1 visitas hoy 76.380 en total)

This site is protected by wp-copyrightpro.com

X