La ingesta de vitamina D reduce el riesgo de rechazo tras un trasplante de médula ósea - Aion Sur, periódico digital de información general
Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Un estudio coordinado por  la Unidad de Hematología del Hospital Virgen del Rocío, publicado en la revista Clinical Cancer Research, refrenda los beneficios de la vitamina D administrada después del trasplante debido a sus efectos sobre el  sistema inmune.

José Antonio Pérez Simón.

Los pacientes que toman vitamina D tras un trasplante de médula ósea tienen menos riesgo de padecer enfermedad injerto contra huésped, principal complicación después de este tipo de procedimiento. Un ensayo clínico multicéntrico español liderado por la Unidad de Hematología del Hospital Universitario Virgen del Rocío ha concluido esta afirmación tras siete años de estudio. Dichos resultados se publican en una de las revistas de mayor impacto científico en esta área, Clinical Cancer Research.

La investigación, denominada ‘Efecto inmunomodulador de la vitamina D post trasplante alogénico’ se inició en 2010 y es el primer ensayo que confirma el efecto beneficioso de la vitamina D tras el trasplante. Para llevar a cabo este estudio los profesionales recurrieron a financiación pública competitiva a través de una convocatoria del Ministerio de Sanidad para promover ensayos clínicos independientes, ya que la ausencia de patente sobre este compuesto limita su interés comercial, lo que pone de relieve la importancia de la investigación académica independiente.

En total, 150 pacientes han participado en este ensayo fase I / IIa diseñado para confirmar inicialmente la seguridad y bajo perfil de toxicidad de este compuesto y posteriormente su potencial efecto beneficioso.  Para llegar a esta conclusión los autores, liderados por el director de la Unidad, José Antonio Pérez Simón, compararon los resultados del trasplante en 50 pacientes que no tomaron la vitamina (grupo control) con los de otros  50 pacientes que recibieron un mililitro de vitamina D al día y otros 50 que tomaron unos 5 mililitros al día. Cinco hospitales españoles (Hospital de Salamanca, Hospital de Jerez, Hospital Vall d’Hebron, Hospital Carlos Haya y el Instituto Catalán de Oncología) han colaborado también en la selección y seguimiento de pacientes.

Se realizaron extracciones periodicas de sangre a todos los pacientes y los estudios biológicos se centralizaron en el Laboratorio de Citometría (Dra Caballero-Velazquez) del servicio de hematología del Hospital Virgen del Rocío. Además, cabe destacar la participación de investigadores básicos del Instituto de Biomedicina de Sevilla (IBiS), de la Unidad de Ensayos Clínicos (Clara Roso) y de los hematólogos clínicos de la planta (en especial la Dra Isabel Montero), entre otros.

La vitamina D

La vitamina D ayuda al organismo a absorber y fijar el calcio en los huesos. La forma activa de la vitamina D se sintetiza en la piel y precisa del funcionamiento adecuado de riñón e hígado, además de poder administrarse por via oral. Las células del sistema inmune tienen receptores para la vitamina D, de ahí su efecto beneficioso, por ejemplo, facilitando el efecto de dicho sistema inmune frente a diversos patógenos.. Otros primates comparten con los humanos esta presencia de receptores para la vitamina D en las células del sistema inmune que, sin embargo, no está presente en otras muchas especies.

Pero además, esta sustancia facilitaría también la función de una subpoblación concreta de linfocitos, denominados linfocitos T reguladores, que generan tolerancia inmunológica, regulando la respuesta del sistema inmune. De ahí que los investigadores hayan querido extrapolar estos beneficios al contexto del trasplante para prevenir la activación del sistema inmune tras el trasplante, que conduce al desarrollo de la enfermedad injerto contra huésped.

Esta enfermedad puede ocurrir después de un trasplante de médula ósea (también llamado trasplante de células madre hematopoyéticas) de un donante. Las células trasplantadas pueden reconocer al receptor (paciente) como extraño y atacarlo, atacando principalmente piel (erupción cutánea), tubo digestivo (dolor o cólicos abdominales, náuseas, vómitos) o hígado (ictericia, esto es coloración amarillenta de la piel o los ojos).

Más de 50 ensayos clínicos activos

Los profesionales de la Unidad de Hematología de los Hospitales Universitarios Virgen Macarena y Virgen del Rocío trabajan, en la actualidad, en más de 50 ensayos clínicos activos para pacientes que padecen hemopatías malignas (leucemias, linfomas y mielomas fundamentalmente) o que se han sometido a un trasplantes de médula ósea, lo que permite ofrecer a estos pacientes tratamientos innovadores si así lo precisan.

En el ámbito asistencial, este centro se encuentra entre los tres hospitales españoles que más trasplantes de médula ósea realiza, unos 140 aproximadamente cada año, de los que la mitad suelen ser autólogos y la otra mitad alogénicos. De ellos, casi la mitad de los pacientes puede sufrir la enfermedad injerto contra huésped. De acuerdo a los resultados del presente ensayo clínico, la administración de vitamina D postrasplante reduciría de manera significativa esta incidencia.

 

( 1 visitas hoy 76.467 en total)

This site is protected by wp-copyrightpro.com

X