Connect with us

“La engañé, la quise violar y la dejé inconsciente en el campo”, la confesión del presunto asesino de Laura

Publicado

el

AionSur Campillo "La engañé, la quise violar y la dejé inconsciente en el campo", la confesión del presunto asesino de Laura

“La engañé, la quise violar y la dejé inconsciente en el campo”, la confesión del presunto asesino de Laura. Antena 3 ha tenido acceso a la confesión del presunto asesino de Laura, un relato escalofriante que se ha conocido esta mañana, y que es el siguiente:

“La chica salió de su casa y se me acercó a preguntarme algo. Yo estaba sentado en una silla en la puerta de la mía, que están frente a frente. Ella me dijo: ‘Hola vecino, oye sabrías de algún supermercado por aquí? Es que soy nueva'”, relata.

La mandó a un callejón sin salida

Yo le respondí: ‘Claro mujer’, y le di una dirección. La engañé porque la mandé a un callejón sin salida donde no había supermercado ni nada.

En cuanto se alejó un poco yo corrí a por mi coche. Me monté y dando un rodeo llegué primero al callejón. Allí esperé a que llegara. Cuando la chica apareció en el callejón sin salida, se quedó como sorprendida y me preguntó: ‘¿Qué haces aquí?’ Y mirando hacia los lados dijo: ‘¿Y dónde está el supermercado?’

“Entonces sin decir palabra, la agarré y golpeé con violencia su cabeza contra el maletero de mi coche. Quedó inconsciente en el suelo. Tenía una cuerda en el vehículo y aproveché un trozo para atarle las manos a la espalda. La metí en el maletero del coche y la envolví en una manta con el propósito de agredirla sexualmente después. Conduje hasta el lugar donde la encontraron”.

AionSur hierros-arahal "La engañé, la quise violar y la dejé inconsciente en el campo", la confesión del presunto asesino de Laura

Publicidad:

Hierros Arahal. Único almacén de hierros de Arahal, acero inoxidable, forja y fundición de material cercado. Con más de 50 años al servicio de sus clientes. Pg. Industrial Los Pozos, calle Cogeores 2-8, Arahal (Sevilla). Tlfs: 954840212 / 661453144 hierrosarahal

 

Al llegar, la desnudé de cintura para abajo y traté de violarla, pero a pesar de que ella estaba inconsciente no lo conseguí. Lo intenté pero nada. Juro que al final no la agredí sexualmente.

Luego me asusté. La saqué del coche y la trasladé como pude hasta la zona de las jaras. Y me fui corriendo, pero juro que cuando yo la dejé allí, ella todavía estaba viva.

Periodista corresponsal de la Agencia EFE, diario.es, entre otros medios. Cubre principalmente Huelva y Sevilla en varios medios radiofónicos y prensa digital.

2 Comments

Más Leído

X