Connect with us

Dos Hermanas

La dura carta de la madre de la niña con autismo de Dos Hermanas al juez que ha archivado el caso

“Los apuntes que hacen este juez en el auto rozan la crueldad”. Es parte de la carta pública que ha escrito Rocío, la madre de la niña con autismo de Dos Hermanas que hace dos años denunció, con grabaciones, a las docentes de su hija en un colegio de la localidad nazarena. 

El caso ha sido archivado provisionalmente, aunque la familia presentaba un recurso contra el archivo el pasado viernes, y ahora queda esperar que sea admitido.

Pero por encima del asunto judicial, Rocío ha lamentado la forma en la que ella entiende que se refiere el juez a su hija, porque “no es suficiente para esta familia el tener que saber que su hija no va a poder tener justicia o al menos un juicio para intentarlo, si no que tenemos que leer cosas tan denigrantes cómo “que nuestra hija padece una enfermedad que humanamente solo puede calificarse como horrible para sí y para su entorno”.

Manifestaciones en el auto

Son manifestaciones incluidas en el auto, como “que las expresiones que se dijeron a Valeria son la cara menos estética de la educación, pero que son necesarias para el mundo en el que vive Valeria”, como “si nuestra hija fuese un extraterrestre. Y así muchas cosas más, las cuales han sometido a esta familia a una tristeza y depresión indescriptibles”.

En la carta, Rocío hace una anotación, “y es la falta de ayuda y ni siquiera, consideración a las asociaciones. Principalmente quiero nombrar a Autismo España, Autismo Sevilla y la que más nos duele, la Fundación Antonio Guerrero que fue la que comenzó con nosotros esta andadura. Nuestros hijos son números, y esos números suman subvenciones, nada más”.

“Aparte, recalcar la nefasta gestión por parte de la Consejería y Delegación de Educación de Andalucía, los cuales en los medios prometieron muchas cosas, las cuales jamás han cumplido. Espero que ahora que el caso deja de estar judicializado tomen las medidas oportunas”, explica, indicando que quiere escribir esta carta “para todas aquellas personas que nos han apoyado y mandado tanto ánimo desde que se supo que el caso de Valeria se había archivado”.

“Nos hemos dejado la piel”

Son, “dos años donde nos hemos dejado la piel en demostrar lo único que como todos sabemos es lo real: lo que se escuchó en aquellas grabaciones”. Con todo, “la única realidad que tenemos clara, y la que nuestra hija nos intentó decir sin palabras es su llamada de auxilio”.

Se refiere también a la posibilidad de que el presunto acoso no fuese continuado en el tiempo. “¿Qué no fue continuado? Bueno, ojalá en mi vida tuviese la puntería de ese día y ojalá fuese así, pero de todas maneras Valeria no iba a volver a pisar ese colegio para saberlo”.

Añade la madre de Valeria que quiere separar con este archivo “dos cosas para mí muy importantes: una es el que finalmente nuestra hija no haya podido optar a un juicio justo como pedíamos y otra es el sentimiento de incredulidad que este auto ha dejado a esta familia y al resto de personas del mundo del autismo”.

“El peor castigo”

La primera “lo dije desde que ocurrió en la primera carta que escribí: ‘el peor castigo que tuvieron y que tendrán siempre será escucharse’. Un archivo no sentencia de por vida, pero que ninguna familia quiera que tú des clase a tu hijo de por vida sí. Estos niños y estas familias tienen derecho a saber si las profesoras que están con ellos son alguna de ellas”. 

Por ello, hace un llamamiento a los colegios, “para que dejen el corporativismo que por desgracia he podido ver en muchas ocasiones, y den esa información a las familias que lo pidan. Ya que cada uno decida. Yo ya he hecho todo lo posible. Os toca”.

“Yo, como madre de Valeria, y con la ayuda de mi familia, amigos y familiares de personas con autismo, no me voy a rendir. Como si lo tengo que hacer sola, no me importa. Ayer fue Valeria, mañana puede ser tu hijo, y tu hijo si tiene autismo, no tiene derechos”.

Recurso presentado

El recurso presentado por los padres en el juzgado de instrucción número 3 de Dos Hermanas contra el sobreseimiento de la causa, se refiere a las “muchas irregularidades” del auto judicial, después de entender el magistrado que la forma en que ejercieron su “autoridad” las maestras de la niña no constituye un delito, aunque sí “la cara menos estética de la educación”.

Los padres de la niña, de siete años cuando comenzó la investigación aunque con una edad mental de dos, aportaron unas grabaciones de audio realizadas el 22 de abril de 2019 dentro del centro escolar, que el magistrado define como “conversaciones propias” de la labor de las docentes, aunque se apreciaban frases como “la niña tiene el cerebro cascado” o “en el manicomio de Miraflores había este perfil en adultos, todo su cerebro está muy tocado”.

El auto judicial destaca que se trata de “profesionales cualificadas sin expediente sancionador” cuyas opiniones sobre el tratamiento que debía recibir la niña “son respetables y legítimas, sin que por ello tengan que ser compartidas por los querellantes o por la sociedad”.

El Juzgado de Dos Hermanas acordó la pasada semana el sobreseimiento provisional y archivo de la causa abierta contra la directora del colegio de Dos Hermanas, la logopeda, la monitora del aula específica y la tutora de la menor.

Periodista corresponsal de la Agencia EFE, El Correo de Andalucía, eldiario.es... entre otros medios. Cubre principalmente Huelva y Sevilla en varios medios radiofónicos y prensa digital.

Click para comentar
Publicidad

Lo Más Leído Hoy