Connect with us

Estepa

La COVID no puede con la ilusión de los niños de elaborar mantecados

Publicado

el

AionSur: Noticias de Sevilla, sus Comarcas y Andalucía Gamo-Mantecados La COVID no puede con la ilusión de los niños de elaborar mantecados Estepa

Una de las actividades más curiosas que cada año se realizan en Estepa a la hora de elaborar mantecados la lleva a cabo hace varios años la fábrica de Enrique Moreno (E.Moreno).

Su fábrica es visitada cada año por cientos de niños que aprenden a hacer mantecados con la ayuda de los miembros de la empresa. Así, familias, colegios o grupos de amigos se reunían en este negocio histórico para aprender a masar y hornear.

Pero este año la COVID ha impedido que se haga esta actividad, por lo que la empresa ha decidido que la idea salga de sus muros.

Una cita muy divertida

Como recuerda  la propia empresa, “había una actividad muy divertida, el Taller de Mantecados “El Gamo”, donde por grupos aprendían a fabricar los mantecados y polvorones con sus propias manos desde las materias primas, el amasado, corte, horneado en horno de leña y liado a mano”.

Sin embargo, este año, ante la situación sanitaria por la COVID-19 y no poder garantizar la seguridad en este tipo de talleres, “ha tocado reinventarse con un kit para aprender a realizarlos desde casa y con un simpático vídeo explicativo”.

Con todo, en la web de la empresa está disponible el kit, que se envía a las casas de quienes lo compren y da la oportunidad de fabricar los mantecados en familia.

La antigua fábrica de mantecados El Gamo es un museo, tienda y taller, donde todo aquel que quiera conocer el origen del mantecado y el polvorón lo puede hacer personalmente haciendo sus propios mantecados.

Desde los años 60

Se abrió por primera vez en los años 60 distribuyendo sus mantecados, polvorones, roscos y alfajores por toda la comarca y llegando en pocos años a toda España. Pero el avance industrial y el consumo cada vez mayor del mantecado obligaron a la familia Moreno Gámez a trasladarse a otras instalaciones más amplias con nuevas tecnologías, respondiendo al requerimiento comercial con las marcas La Cañada, Los Artesanitos y posteriormente E.Moreno.

Hace unos años la familia Moreno Gámez decidió dar a conocer a todo el mundo el nacimiento y el proceso original y artesanal del mantecado. Para ello reabrieron en el año 2014 la antigua fábrica para así albergar en sus rehabilitadas instalaciones a todo aquel que quisiera conocer la cultura del mantecado y su desarrollo industrial y cultural. En ella, no sólo se da a conocer el origen de los productos típicos que elaboran, sino que se le ofrece al visitante la posibilidad de hacer sus propios mantecados artesanalmente como se hacía hace más de 50 años. Como novedad, en este último año se han incorporado además de los tradicionales mantecados, otras especialidades y sobre todo elaboraciones con chocolate que tanto llaman la atención especialmente a los más pequeños.

Historia

En la Estepa de 1955 Enrique Moreno, se dedicaba junto con su socio a arreglar motos en un pequeño taller que montaron. Poco a poco fueron creciendo hasta que consiguieron algo de dinero para montar un taller de coches colaborador de la marca Citroën.

Pero no sería hasta 1965 cuando decidieron arrendar una fábrica de mantecados y polvorones de una familia estepeña, cuya marca se conocía como “Colón”. Tras un primer año con buenos resultados, decidieron comprar una fábrica de dulces navideños junto a la conocida “Torre de la Victoria”.

En esos tiempos todo era muy manual, prueba de ello era el sueldo “a destajo” de los trabajadores, es decir, que cuanto más producto envasaran más cobraban.

Años más tarde, gracias al buen hacer de toda la empresa, deciden ampliar sus instalaciones y hacerse con un nuevo local, al que bautizaron como “El Gamo”. Se inventó una máquina conocida como “La Cinta” , una mesa larga con una cinta para transportar las cajas donde los trabajadores envasaban los mantecados y polvorones, que permitió optimizar la fabricación.

En 1972, Enrique decide dar un paso más, y se hace con una fábrica mucho más grande en la antigua carretera Sevilla-Málaga, esta sería llamada “La Cañada”, y le permitió aumentar el volumen de producción. Ocho años más tarde, nace la marca conocida hoy en día, la marca de E.MORENO, y con ella “Los Artesanitos”, que para darla a conocer se realizó un anuncio en televisión.

Nuevas variedades

En los siguientes años, Enrique comenzaría a delegar en sus hijos. Con ellos llegó la adaptación de la fabricación a las nuevas tendencias del mercado. Se hicieron mantecados y polvorones ecológicos, sin gluten , sin azúcar, más dulces navideños con chocolate, bombones, pralinés… Así como el desarrollo de una nueva línea de negocio. La llamaron “pastas artesanas”. Esta idea permite mantener la fábrica activa durante todo el año.

En el año 2015 deciden hacerse con una nueva fábrica de mantecados. Cuenta con nuevas instalaciones. En ella trabajan más de 200 personas durante la Navidad, para hacer realidad uno de los sueños del creador de la empresa. Ahora, la idea de fabricar mantecados en casa sale de sus paredes.

Periodista corresponsal de la Agencia EFE, diario.es, entre otros medios. Cubre principalmente Huelva y Sevilla en varios medios radiofónicos y prensa digital.

Click para comentar

Más Leído