Connect with us

Arahal

Julio Muñoz: “Con las aceitunas se puede explicar la vida”

Publicado

el

AionSur rancio-pregon Julio Muñoz: "Con las aceitunas se puede explicar la vida" Arahal Feria del Verdeo destacado

Julio Muñoz: “Con las aceitunas se puede explicar la vida”

Para empezar, un guiño a la metedura de pata del chef José Andrés, que nunca recogió su Aceituna de Oro, y llamó “Arajal” a “Arahal” en aquel famoso vídeo grabado a toda prisa desde Estados Unidos. Julio Muñoz )@rancio) ha comenzado su pregón dando las “buenas noches a todos, arahalenses, que no jaralaneses”, y recordando a uno de los grandes referentes de este actor que hoy ha protagonizado; “Camilo Jose Cela estará diciendo, ¿pero esto no era de vino, qué tienen esta gente con las aceitunas, contra?

La vida del pregonero de este año está unida al humor, pero también a la música, por eso esta noche ha contado con Andrés Herrera Pájaro, mítico guitarrista por ejemplo de Silvio, y Javi Vega, bajo de, por ejemplo, Maga, y la música ha sido referencia para señalar que “decía el Pali en una sevillana que Arahal es el suspiro de una flor morena y en esta época que inauguramos, Arahal es mucho más”.

“La aceituna va palante en todas y cada una de sus variedades y aplicaciones salvo en una… Quillo, ¿mortadela con aceitunas? ¿A quién se le ocurrió eso? ¿Al que hizo la mortadela esa con la cara de Mickey?”, se ha preguntado el pregonero, que ha recordado que “estamos en el único pueblo del mundo en el que la gente está de acuerdo en que las aceitunas en los bares hay que cobrarlas pero, pensando en el ciudadano medio, la diferencia entre “ponte unas aseitunitas” y “Por favor me pone una tapita de olivas” son dos euros mínimo ¿no?”.

“Las aceitunas son como las buenas tardes”

Con todo, “yo creo, de verdad, que con las aceitunas se puede explicar la vida, porque con las aceitunas pasa como con las buenas tardes, si vas a un bar y no te las dan sin pedirlas… malo. Son algo que entendemos como un gesto de buena voluntad. A mí me hace gracia cuando vas a un bar, pides aceitunas y te dice el camarero las aceitunas no se piden, y me entran ganas de decirle, no se piden porque si no eres un sieso las pones”.

“Además, pocas cosas muestran mejor qué es el amor de tu vida que las aceitunas. El vino con el queso o el jamón con picos no están mal, se llevan bien, pero una cerveza con aceitunas… Tener a tu media naranja es una buena noticia, pero tener a las aceitunas de tu botellín fresquito… eso ya es un lazo inseparable, una unión exacta”.

Canciones como ‘Lamento Borincano’ han adornado el pregón, con la historia de José, de Susana, de Pilar… de gente unida en mayor o menor medida a la aceituna y todo lo que conlleva, para llegar a ese momento que se abre cada mañana en Arahal con el inicio del verdeo: “Hombres y mujeres se montan en coches camino de los olivares más bellos de Andalucía, y por tanto del mundo, porque lo andaluz no puede compararse. Y ahí compartiendo coches para ir. Las radios no necesitan ir a poco volumen porque todo el mundo está despierto. En un coche de gente del pueblo que va a coger, suena… Verde que te quiero verde”.

“El momento de los ritos maravillosos”

“Es el momento de un montón de ritos maravillosos. Se acaricia un año después el macaco, como si se viera a un viejo amigo. En él se guardarán todas las aceitunas recogidas a mano. Se tendrán conversaciones en los campos y, por supuesto, habrá pique por ver quién acaba antes la primera espuerta. Y cada aceituna se coge a mano, subido en un banco, y del árbol al macaco, y del macaco al esportón, y del esportón al escandayo”.

Ha sido un pregón que nunca ha obviado que “Arahal es la capital mundial de la aceituna de mesa, y es maravilloso darse cuenta de que lo es por dos cosas que no se pueden comprar. La primera porque por alguna extraña razón que unos llamarán Dios, otros geología, otros sombra de la Giralda y otros casualidad, este terreno y su microclima es excepcional, y el que quiera podrá plantar aceituna de mesa, por supuesto que las podrá plantar, pero nunca en una tierra prometida como la que tenéis aquí. Y segundo, que se podrá pagar a científicos que analicen el mejor momento, las mejores condiciones y complementos para plantar aceituna de mesa en, qué te digo yo, Italia, Egipto, Grecia o California, pero nunca tendrá el conocimiento fruto del intercambio que tenéis vosotros, trasmitido de veterano a estudiante que coge cada año para tener un dinerillo, mientras mueven un banco en un olivar”.

AionSur Logo-cash-navarro Julio Muñoz: "Con las aceitunas se puede explicar la vida" Arahal Feria del Verdeo destacado Publicidad

Cash Navarro comercio al por mayor y al por menor, de toda clase de productos alimenticios, bebidas, droguería, bazar y menaje.
C/ Villamartin, 29. 41600, Arahal (Sevilla). Tlf: 955 841 858

 

Periodista corresponsal de la Agencia EFE, diario.es, entre otros medios. Cubre principalmente Huelva y Sevilla en varios medios radiofónicos y prensa digital.

Más Leído