Connect with us

Empresas

Hierros Arahal, la transformación de una familia de cosarios

Publicado

el

Hace unos días Darío García, responsable en la actualidad de la empresa Hierros Arahal, encontró un albarán de 1927 escrito por su abuelo. Él ahora controla toda la empresa desde un PC;  pedidos, productos, gastos y facturas, utiliza el bolígrafo para lo imprescindible.

Pero este no es el único cambio. Hierros Arahal es la continuación de la historia de unos empresarios que comenzaron como cosarios y almacenistas de madera y hierro. Toda la familia se dedicaba a estos menesteres en los tiempos en los que tener una empresa era de gente valiente. Casi como ahora, aunque Darío no parece verlo así.

Este joven arahalense se crió y vivió como la mayor parte de los hijos de familias con negocios. ?Yo estudiaba pero cuando llegaba de la Universidad sabía que tenía que ponerme a repartir con mi padre, todos los días, los fines de semana y, por supuesto, durante el verano?, cuenta.

Por esta razón, el trabajo es trabajo, sacrificio sólo hasta cierto punto. Porque cuando es lo que se conoce desde pequeño no se echa en falta ningún otro tipo de vida.

La diferencia es que Darío García está preparado para su trabajo. Puede ser peón y gerente todo en uno. Sabe manejar cualquier programa  informático de contabilidad, las redes sociales, al mismo tiempo que el puente grúa que tiene instalado en su nave de 1.200 metros cuadrados del Polígonos Los Pozos. Todo pasa por su mano y sabe moverse porque su filosofía es que la calidad de sus productos y servicios está por encima de cuantías y ganancias.

Hierros Arahal es la continuación de una historia por la que han pasado los tíos de su padre, que eran dueños del famoso Cosario García. Rafael García Segovia y su hermano Joaquín García, cariñosamente recordado por ese sentido de humor que lo hacía especial, empezaron en un almacén en la calle Pozo Dulce. Después la empresa continuó en la calle Carmona, en dos domicilios diferentes, hasta el 2007.

En esos tiempos había dos cosarios en el pueblo, el Cosario García y el Cosario Cabrera, ambos siguen de alguna manera persistiendo en el mundo empresarial pero por caminos diferentes.

La proliferación de empresas especializadas en el transporte de mercancías acabó con pedidos y encargos, con saberse de memoria el callejero de Sevilla, almacenes y gestiones que hacían cuando los turismos eran un artículo de lujo.

El germen de Hierros Arahal se inicia al principio de la década de los noventa cuando se cruza en el camino otra empresa, Hierros Isaga, que comparte con el empresario local, además de intereses, un modelo de trabajo basado en la mutua confianza. La empresa cuenta con un fuerte stockaje en todo lo relacionado con el hierro, además de otros productos como panel sándwich para techumbres, materiales para cerramientos, puertas y una amplia selección de productos de ferretería.

Darío García ha conseguido hacerse con una selección de fabricantes de confianza que le permite poner buenos precios al mismo tiempo que garantizar la calidad. Pero lo más importante para él es dar un buen servicio y asume los problemas que se puedan plantear desde la perspectiva de que el buen cliente siempre merece lo mejor.

En estos días de final y principios de año, este joven empresario arahalense hace balance. Afronta la crisis con la experiencia de muchos años de trabajo. Mantenerse es ley en cualquier empresa familiar y su familia lleva haciéndolo durante muchos años. Ya en 1927, su abuelo escribía albaranes para que así fuera.

Periodista. Directora y editora de aionsur.com desde 2012. Corresponsal Campiña y Sierra Sur de ABC y responsable de textos de pitagorasfotos.com

Click para comentar

You must be logged in to post a comment Login

Dejar un comentario

Más Leído

X