Connect with us

Cultura

Ezequiel Martín: “Creatividad e improvisación deberían estudiarse en las escuelas”

Publicado

el

AionSur escultura-ezequiel-6 Ezequiel Martín: "Creatividad e improvisación deberían estudiarse en las escuelas" Cultura

DIALOGOS DE ARTE.- Arahal Información, quiere poner el foco en el mundo de la cultura y ha invitado a creadores, artistas, empresarios y periodistas, a participar en debates sobre arte y cultura desde todos los puntos de vista. La única regla es debatir sobre cultura con total libertad. 

AI.-La Isla del Tesoro fue uno de los primeros libros que leyeron Ezequiel Martín y José A. Suárez.  A Ezequiel, el libro se lo regaló su padre, y él a sus hijos, pero no logra que éstos los lean. Son buenos estudiantes, pero el amor a la cultura ya no está de moda.  

AionSur escultura-ezequiel-6 Ezequiel Martín: "Creatividad e improvisación deberían estudiarse en las escuelas" Cultura

Ezequiel Martin, pinturas y esculturas

Ambos cultivan sus propios huertos ecológicos, les gusta Mikel Barceló, el yoga, las culturas orientales y el arte. Piensan que la creatividad debería enseñarse en las escuelas.  Uno es periodista y el otro camionero retirado y con tres hijos. Para un joven de hoy, serían “frikis”.  Ellos se educaron con otros valores. Ambos exponen pinturas y esculturas hasta el 8 de junio en el Palacio Benamejí de Ecija, muy cerca de una gran colección de arte romano.

Viven alejados del mundo del arte profesional y no tienen aspiraciones en él. Reflexionan sobre el papel del arte y la cultura en la sociedad actual, relegado a un plano muy secundario. Hoy el arte ha ido perdiendo espacios de debate, en la calle y en los medios de comunicación. 

La naturaleza como maestra

“Con 20 años me bebí el tratado de pintura de Leonardo, pero no he sido consciente hasta ahora con el Geoarte, que la naturaleza, es el gran maestro del arte y del hombre”, afirma José A.  Leonardo pasaba meses en el campo dibujando, estudiando, tomando apuntes.

“A raíz de esa observación de la naturaleza creaba algunos de sus inventos y sus pinturas. Toda su obra se basaba en la observación de la naturaleza. Igual que Cezanne y otros grandes artistas, como Gaudí, en la Sagrada Familia, que es naturaleza pura” añade Ezequiel.

“Esa es la idea del Geoarte, siempre he ido al campo y me daba cuenta de la fuente de inspiración que era”, opina José A. “Y cuando ves las fotos satélite del planeta, te das cuenta que no solo hay arte, geología, y geografía, también espiritualidad”.

“Por supuesto y más si la contemplas desde un entorno diferente. No desde tu propia casa, sino en un entorno natural, hay que ir a la naturaleza y allí contemplar”, opina Ezequiel.

-¿Tu nunca has pintado en el campo?. Pregunta José A.

-Sí. Alguna acuarela. Yo pienso que imitar a la naturaleza es imposible. -Responde Ezequiel-. Por eso yo hago mis pinturas y esculturas a partir de mi imaginación. Ahora me gusta mucho la pintura y escultura zen, la gestualidad, los vacíos y el menos es más.

-Quizá en tus cuadros la naturaleza no es tan evidente. Opina José A.

-Sí. Ahora con el zen quizá esté más presente. Explica Ezequiel. Por ejemplo hay un cuadro que representa unos acantilados, que tiene cortezas de árboles pegados, con pigmentos. Pero naturaleza es lo que menos pinto. Para mí no se trata de recrear la forma externa sino buscar la esencia de las cosas.

-He visto que pintas algún cuadro sobre cristal. Observa José A.

-Si, con pigmentos que yo elaboro, hay uno con temple al huevo. –Responde Ezequiel.- Me gusta experimentar los soportes. Pintar sobre soportes no tradicionales te obliga a buscar nuevos caminos. Trato de buscar algo que nunca haya hecho.

Polémica taurina

-También tienes en esta exposición un rincón taurino. Parece que lo contemporáneo y lo taurino no se llevan bien. -Dice José A-. Aunque Picasso o Goya siendo modernos en su época pintaron toros.

-Siempre ha habido gente anti taurina. En estos tiempos decir que eres taurino parece que equivale a decir que eres un bárbaro. -Opina Ezequiel-.

-¿Y tu eres taurino?. Pregunta J.A.  

-Me gustan los toros, simplemente. Dice Ezequiel.

-Yo vivo ajeno a ese mundo. Ni pro, ni anti. Afirma José A. Pero a ti. ¿porqué te gustan los toros?.

-Porque disfruto con ellos. -Dice Ezequiel-. Para mí los toros son el espectáculo más completo que existe. Hay muerte, alegría, emoción, como la vida. Ahí todo es verdad, no hay mentiras. Yo antes era anti taurino hasta que vi los toros en directo y me gustó.

AionSur cabeza-de-toro10 Ezequiel Martín: "Creatividad e improvisación deberían estudiarse en las escuelas" Cultura

Cabeza de toro, escultura de Ezequiel Martín

-¿Y éstas cabezas de toro son un poco picassianas, no?. -Pregunta José A.-

-Si, gracias a Picasso me aficioné a los toros. -Responde Ezequiel-.

-Con una herradura como cuernos.

-Si a veces voy incorporando objetos a las esculturas. Otras veces las uso como estructura para luego ponerle estuco. -Explica Ezequiel-.

El papel del artista

-Lamentablemente el artista hoy no tiene nada que ver con la época de Picasso. Hoy su importancia en la sociedad ha caído hasta un papel irrelevante. -Opina José A-.

-El artista hoy apenas tiene importancia, hoy internet lo ocupa todo. El arte es cada vez es más mercantilista y menos auténtico. Opina Ezequiel.

-Lo que no me gusta del creador, es el artista estrella, divo. Mikel Barceló por ejemplo se identifica más con el artesano, con el trabajo callado y constante. Opina José A.

-Si. Por ejemplo cuando se fue a vivir a Mali. Le enriqueció la experiencia de las personas que vivían allí, primitivos. En esa época su obra se vuelve rústica, primitiva, por eso me gusta Barceló.

-Sería como volver al origen, a la tierra, al mito del hombre inocente. Un punto Machadiano, que también tienes tú. Es decir. Ser en el buen sentido de la palabra, bueno. Opina José A.

-Muchas gracias.  No me lo considero pero si me lo dices, muchas gracias. Responde Ezequiel.

-Y hoy en día todo el mundo quiere ser, lo opuesto, es decir, delincuente. Las adolescentes se enamoran de los pandilleros juveniles, no del bueno de la clase.  Hay una exaltación de la delincuencia en la sociedad que vivimos.   Opina José A.

-Si, prácticamente. –Dice Ezequiel-. Cuando yo era joven, en la transición, lo bueno, era criticar a la sociedad del momento, ser rebelde idealista, ir contracorriente. Ser bueno equivalía a querer cambiar el mundo. El que no quería cambiar el mundo era un cabrón que sólo quería enriquecerse. Y ahora hemos pasado de un extremo al otro, a una cultura en exceso materialista. Cada época tiene su circunstancia, si yo tuviera ahora 20 años sería igual que ellos.

-La grandeza de Picasso, es que una imagen suya, El Guernica, resume su época. Opina José A. 

-Porque antes la labor del artista era gráfica y didáctica. Mucha gente no considera el Guernica una obra de arte sino una respuesta a la barbarie que se vivía en ese momento. Algo que la gente necesitaba en ese momento. Porque el arte es necesario aunque la gente no lo crea. Cuando la gente quiere expresar su sentimiento, intenta liberarse con el arte, al menos yo. Dice Ezequiel.

-Para mí, la imagen que resume nuestra época, el avance tecnológico, y el momento que vivimos, sería el planeta visto desde los satélites. -Dice José A. -Por primera vez el hombre se da cuenta cuando ve esas imágenes que todos vamos en esa nave llamada Tierra surcando la nada del espacio.  Para mí es esa la imagen de nuestro tiempo.

Técnica y arte

-¿Tu crees que la técnica es primordial en el arte?. Pregunta Ezequiel.

 -Si. Porque imagínate que tienes una gran cámara de fotos, pero no tienes técnica, no sabes usarla. Jamás harás las fotos que quieres hacer. Tendrás que conformarte con lo que salga. Responde José A.

-No estoy de acuerdo. -Dice Ezequiel-. Picasso cuando descubre la técnica de la cerámica, técnicamente no era bueno. Empezó a trabajar con artesanos locales de un pueblo catalán. Técnicamente todo el mundo sabe que no era bueno, pero su cerámica dice algo. Transmite, no porque sea más o menos técnico. El arte más libre no es el de la academia. Lo más avanzado ha sido siempre lo no académico.

-Yo creo que en las escuelas de arte y en las escuelas en general, debería estudiarse creatividad, técnicas creativas, porque eso no se aprende, es una actitud que se tiene o no. Dice José A. La creatividad en todos los campos. 

-¿Y cómo se concibe la creatividad?. Improvisando. En las academias de arte se debería enseñar improvisación. Dejar experimentar. –Opina Ezequiel-. Si tu te agarras a unas técnicas ortodoxas, no puedes expresarte libremente porque te limita. La pintura más creativa se descubre gracias a la no academia. Picasso logró ser uno de los grandes del siglo XX liberándose de la academia y yéndose de Andalucía a Cataluña.

Colección de arte Romano del Museo de Ecija, en el Palacio Benamejí, sede de la exposición. 

-Es curioso como Andalucía sigue siendo muy conservadora en el arte. Eso va con el nivel cultural. Afirma José A.

-Duele decirlo porque yo soy andaluz, pero Picasso si no se llega a ir de Andalucía, no hubiera sido Picasso. Y aún hoy día en el siglo que estamos seguimos en lo mismo en Andalucía. Dice Ezequiel.

-Andalucía tiene una estructura social absolutamente tradicional que no le deja avanzar en muchos campos. Opina José A.     

-Pero yo creo que hay intención aunque no se avanza. Dice Ezequiel.

 -Porque para eso hay que tenerlo claro. Para que se dé un avance social en el arte o en cualquier campo, tiene que haber una toma de conciencia social. -Opina José A-.

-La sociedad se debería tomar la cultura y el arte más seriamente, desde primaria, igual que ha pasa con la música, que se enseña en las escuelas desde pequeños. -Opina Ezequiel-.

En ese momento alguien interrumpe la conversación y dice; bienvenidos a la realidad. Tenemos que irnos.

-Es curioso como mucha gente piensa que el arte es opuesto a la realidad. Nos ven como si nos metiéramos en un mundo que sólo existe en nuestra mente y que creamos para pasar el rato. Cuando no es así. Dice José A.

-El hombre siempre ha tenido la necesidad de expresarse y eso es el arte, desde la prehistoria. Dice Ezequiel.

-Antiguamente, en el paleolítico, el artista era como el chamán de la tribu. -Opina José A-. Era una conexión con otra realidad. Para mí el papel del artista es elevar al ser humano, trascender lo material.

-Comunicar sus sentimientos y transmitirlo, sencillamente a través de cualquier técnica. -Opina Ezequiel-. Yo por ejemplo que no tengo el don de la palabra, puede que pintando intente transmitir cosas que no puedo verbalmente.

Periodista. Directora y editora de aionsur.com desde 2012. Corresponsal Campiña y Sierra Sur de ABC y responsable de textos de pitagorasfotos.com

Click para comentar

You must be logged in to post a comment Login

Dejar un comentario

Más Leído