Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

 

 

Natalia Olivares

El arroz es uno de los cereales que más se consume en todo el mundo. Se trata aún de un alimento básico en la dieta de muchas personas, especialmente en el continente asiático, y es uno de los alimentos más consumidos por las personas celíacas.

Debido al aumento de contaminación en las zonas de cultivo de arroz, este producto se ha visto afectado por importantes cantidades de arsénico, una sustancia especialmente tóxica para el ser humano. Entonces, ¿estamos ingiriendo arroz intoxicado?

Estudiemos la situación…

Por Nutrición Sin Más

¿Qué es el arsénico?

El arsénico es un oligoelemento tóxico que suele encontrarse unido a otros elementos en forma de compuestos químicos. Se encuentra de forma natural en el medio ambiente, pero la contaminación contribuye a su aumento.

Existen dos tipos de arsénico:

  • Arsénico orgánico: presente en los tejidos de plantas y animales.
  • Arsénico inorgánico: forma más tóxica que se encuentra disuelta en el agua o presente en las rocas y en la tierra.

¿Qué consecuencias provoca el arsénico en la salud?

El consumo a largo plazo de arsénico inorgánico puede aumentar el riesgo de padecer enfermedades crónicas como cáncer, enfermedades cardíacas, diabetes tipo 2…

Asimismo, puede estrechar o bloquear los vasos sanguíneos provocando enfermedades vasculares o causar hipertensión, una elevación de los niveles de presión arterial.

Pero eso no es todo…

La ingesta de arsénico también puede afectar las células nerviosas, perjudicando las funciones cerebrales y provocando una pérdida de memoria y concentración y reduciendo la adaptabilidad social y la inteligencia.

Por último, diversos estudios han revelado que el consumo excesivo de arsénico durante el embarazo puede perjudicar seriamente al bebé.

Nota: la cantidad de arsénico en alimentos es muy baja, lo que explica que los síntomas y efectos del mismo tarden en aparecer.

 

¿De qué manera ingerimos arsénico?

La mayor parte de alimentos y bebidas que adquirimos contienen pequeñas cantidades de arsénico.

Por ejemplo, el pescado y el marisco pueden contener arsénico orgánico, la forma menos tóxica de arsénico.

En zonas donde no se tiene acceso a agua potable, la población también puede ingerir agua contaminada con grandes cantidades de arsénico inorgánico.

Sin embargo, el alimento con más concentración de arsénico es el arroz (arsénico inorgánico) y todos los productos derivados del mismo.

¿Por qué el arroz contiene más arsénico que otros alimentos?

Tal y como he mencionado más arriba, el arsénico inorgánico se encuentra de forma natural en la tierra y en las rocas, pero puede verse incrementado debido a la contaminación.

Los pesticidas, insecticidas, fertilizantes, residuos y desechos industriales y un largo etcétera contribuyen significativamente a la concentración de arsénico en el medio ambiente.

Asimismo, este elemento tóxico se filtra en el suelo y logra alcanzar las reservas de agua subterráneas y otros depósitos de agua.

Y es así cómo los arrozales, que requieren un riego muy abundante, absorben grandes cantidades de agua contaminadas con arsénico.

Además, hay que añadir que el arroz absorbe mucho más arsénico que otros productos, ya sea del agua de riego, de la tierra o incluso de agua contaminada que se use para cocinarlo.

¿Es posible reducir la cantidad de arsénico del arroz?

Puedes reducir la concentración de arsénico del arroz lavándolo y cocinándolo con abundante agua limpia y sin contaminar.

Siempre que puedas, intenta adquirir arroz blanco en lugar de arroz moreno, pues este último tiene un mayor contenido de arsénico.

Igualmente, el arroz cultivado durante las estaciones secas suele concentrar más arsénico debido al uso de agua contaminada para su irrigación.

Por último, el arroz aromático posee menos cantidades de arsénico que el arroz convencional.

¿Debo preocuparme por consumir arroz con arsénico?

Definitivamente sí.

El arsénico es una sustancia muy tóxica que puede poner en riesgo la vida de las personas asiduas a comer grandes cantidades de arroz.

Cuidado con todos los productos derivados del arroz que se usan en la alimentación de los más pequeños o los alimentos para personas celíacas.

El jarabe de arroz también es un ingrediente muy frecuente en productos elaborados para bebés y su contenido en arsénico es muy elevado.

Si consumes arroz de vez en cuando y tu dieta es rica y variada, no tienes por qué alarmarte.

Pero si, por el contrario, el arroz es uno de los pilares de tu alimentación y lo ingieres en grandes cantidades, presta especial atención al origen del producto y lávalo bien antes de cocinarlo.

Natalia Olivares. Estudiante de Medicina y editora del blog nutricionsinmas.com

( 1 visitas hoy 76.389 en total)

This site is protected by wp-copyrightpro.com

X