Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Foto: A.I.

C.G.

La Asociación de Prevención y Ayuda al Drogodependiente El Tarajal organizó este fin de semana en la caseta municipal el segundo encuentro Cultural Ludomagic. El objetivo de esta actividad ha sido la promoción de la propia asociación como un recurso más para fomentar todo tipo de valores en niños y adolescentes.

El desconocimiento sobre cuáles son las funciones de esta asociación, ha llevado a sus integrantes a organizar cada año unas jornadas a la que citan a niños y niñas de diferentes edades llegados de todas las zonas de Arahal. Este año han sido un centenar aproximadamente que, durante la mañana de ayer, se divirtieron jugando y realizando distintas actividades.

Además de mostrar otra cara desconocida de esta asociación a las familias participantes y al resto del pueblo, con el programa de actividades fomentan el voluntariado porque la caseta se dividió por zonas para que hubiera distintos grupos jugando al mismo tiempo.

Manuel Vera, una de las personas responsables de la Asociación, comentó a esta web sobre la labor realizada en los últimos meses, con talleres en los que los asistentes aprenden no sólo un oficio sino valores como la disciplina, la constancia, el trabajo en equipo. Una vez terminan el taller, ellos le hacen un seguimiento y ven que un elevado número de alumnos y alumnas encuentran una ocupación y enderezan su vida. Suelen ser jóvenes en situación de riesgo por cuestiones familiares generalmente.

Foto: A.I.

Recortes

Araceli Martín, técnico responsable de El Tarajal, cuenta la cantidad de horas de más que hay que emplear en la asociación. Sólo la actividad de ayer, que incluía bingo con regalos, reparto de manzanas como comida saludable, juegos y manualidades, les ha llevado tres meses de preparación.

El trabajo de la asociación se ha visto muy afectado con los recortes presupuestarios llegados de distintas administraciones. Una de las últimas subvenciones les llegó fue de 20.000 euros, pero fue de la Obra Social de La Caixa, dinero con el que montaron el taller de Herrería. Se trata de problemas que tienen que resolver día a día y que se junta con una ayuda a jóvenes con problemas en los centros escolares y dentro de sus familias. “Nos convertimos en el único apoyo de estas familias que nos llaman a cualquier hora cuando tiene un problema con el hijo o hija”, explica Araceli Martín.

Sin duda un tema que merece ampliarlo porque conlleva historias humanas detrás.

( 1 visitas hoy 45.231 en total)

This site is protected by wp-copyrightpro.com

X