El nuevo “baby boom” de la naturaleza en Andalucía

Con un 30% de superficie protegida, la comunidad cuenta con las condiciones naturales idóneas para la cría de especies amenazadas como el lince, el quebrantahuesos o la tortuga boba