Connect with us

Salud

El lenguaje secreto de las cacas

Jorge Jaldón, dietista/nutricionista.

¿Sabías que nuestras cacas son unas chivatas?

Sí, sí, así como te lo estamos contando. Nuestras heces hablan mucho de nosotros, de lo que comemos regularmente, pero también de problemas hepáticos, pancreáticos o alguna enfermedad autoinmune como la celiaquía.

Se que hablar de esto no es nada glamoroso, pero es uno de los temas que más se tocan en la consulta del dietista-nutricionista, por eso vamos a ello:

La caca está formada por un 75 % de agua, un 10 % de bacterias vivas, un 10 % de bacterias muertas y un 5 % de alimento no digerido. Su forma depende del tiempo que la comida permanece en el colon, por lo general, lo que ingiere una persona tarda tres días en salir de su cuerpo.

En el año 1997, investigadores de la Universidad de Bristol, crearon una tabla que clasifica a las heces según su consistencia y forma en siete tipos, y en base a esto poder determinar si existe algún problema que deba ser tratado o simplemente si hace falta un cambio de hábitos alimentarios.

Varios tipos

Las del tipo 1 y 2 indican que llevan mucho tiempo en el intestino y que sufres estreñimiento. Si las haces de esta forma tienes riesgo de hemorroides o fisuras. Para solucionarlo debes beber más agua y aumentar el consumo de fibras a través de frutas (en lo posible con piel), verduras y hortalizas, legumbres y cereales integrales.

La del tipo 3 indica más normalidad, pero aún puedes optar a conseguir un tipo mejor de heces con las recomendaciones arriba mencionadas.

La del tipo 4 es “la caca perfecta”, indican que llevas una alimentación e hidratación adecuadas.

La tipo 5 es algo más blanda, puede indicar que la comida no se ha digerido bien del todo. Puede producirse cuando hemos vivido atracones de comida.

Las del tipo 6 indican la presencia de una ligera diarrea. Este tipo de deposiciones suelen implicar urgencia por evacuarlas e indican cierta hiperactividad en el colón, deshidratación repentina, consumo excesivo de potasio, incluso, un aumento de la presión arterial cuya causa principal puede ser el estrés, o comidas demasiado especiadas o el uso de laxantes. Aunque también puede ser indicativo de que se ha estado aguantando el ir al baño (estaba en el trabajo, en casa de algún amigo…).

Si son del tipo 7, tienes una diarrea importante. Las heces son totalmente líquidas porque han estado poco tiempo en el intestino y pueden llegar a presentarse problemas de deshidratación, pues la diarrea implica pérdida de agua y sales minerales. Este tipo de deposiciones pueden deberse a algunas enfermedades, como una infección intestinal, una virosis o, incluso, intolerancia a la lactosa.

 ¿Y qué nos dicen el color y el olor de las heces? (seguir leyendo)

Medio digital especializado en la Provincia de Sevilla y comarca. Aionsur.com, comunicación, publicidad y servicios para empresas.

Click para comentar
Publicidad "

Lo Más Leído Hoy