Connect with us

Huelva

El hotel onubense que cada día lleva el campo directo a la mesa

Siete y media de la mañana. Los primeros clientes del hotel Valsequillo de Lepe acceden al restaurante para desayunar. Se sirven un zumo de naranjas, aparte de tostadas, café o un poco de mermelada. Sin saberlo, están tomando productos que han sido recogidos horas antes tan cerca del hotel como que estaban en los campos que rodean los edificios del establecimiento.

Que su casa sea un “huerto-hotel”, es algo que los responsables de esta establecimiento se propusieron desde el primer día. Se trata del único hotel rural de la costa de Huelva, con un total de 38 habitaciones.

Inaugurado en junio de 2004, inicialmente contaba con 42 habitaciones, aunque una reforma posterior lo dejó en sus 38 actuales. Se trata de un complejo rural-turístico, en el centro de la finca Valsequillo, a 1,7 Kilómetros de Lepe y a 3 Kilómetros de las playas de La Antilla e Islantilla.

El hotel, con algunos de los árboles que le rodean.

La propiedad del hotel es de la familia Camacho, con Bella Camacho Álvarez como directora. Su padre fue el promotor de la idea, cuando se puso a la cabeza del proyecto del hotel en 2001, año de constitución de la empresa.

En mitad de la finca

La ubicación del hotel no es baladí. Se encuentra en medio de una finca con árboles frutales de todo tipo. A mediodía, no es raro ver en el almuerzo platos con cebolla, pimiento, calabacines o berenjenas, todo ello producto de los campos del entorno. Bella Camacho da una lista casi interminable de alimentos que se pueden consumir en el hotel con las garantías de ser tan naturales como que los han cogido en un árbol del entorno.

Vista desde una de las habitaciones del Hotel Valsequillo.

“La mermelada la elaboramos, por ejemplo, con higos, e incluso tenemos helados que elaboramos con nuestros productos naturales”, explica Bella Camacho.

La directora del hotel señala que no fue una decisión cualquiera, y se engloba en el propio espíritu del establecimiento. “Si somos el único hotel rural de la costa de Huelva, se tiene que notar en todos los aspectos, y por supuesto la gastronomía no puede ser de cualquier forma, sino totalmente natural”.

Del campo a la mesa

Por eso, no es rara la imagen de los trabajadores del hotel saliendo temprano o a última hora del día antes a buscar los productos que se pondrán en la mesa. Una dinámica que solo se modifica cuando la fruta no es de temporada, ya que conseguir fresas recién cogidas en agosto, por ejemplo, es misión imposible.

También apuesta por las energías renovables.

En casos como la temporada baja de la naranja sí se recurre al mercado fuera de sus árboles. Pero el resto del año, no. “Nuestros tomates huelen a tomates de siempre, y nuestra mermelada va de la preparación directa a la mesa”, presume la directora del hotel onubense.

Ahora, como todo el sector, lucha por superar la crisis de la pandemia, pero peleando desde la naturaleza, con los valores que, desde el primer día, quisieron imponer en su marca.

Periodista corresponsal de la Agencia EFE, El Correo de Andalucía, eldiario.es... entre otros medios. Cubre principalmente Huelva y Sevilla en varios medios radiofónicos y prensa digital.

Click para comentar
Publicidad

Lo Más Leído Hoy