Connect with us

Cultura

El Festival de las Naciones: todo el mundo en Sevilla

Publicado

el

AionSur FestiNacionesAION El Festival de las Naciones: todo el mundo en Sevilla Cultura

No todo el mundo se ha planteado comer una hamburguesa de pitón o tiene la oportunidad de probar carne argentina cocinada como en el país suramericano, y estos son sólo algunos de los ejemplos de los que plantea el Festival de las Naciones, una idea que durante más de un mes ocupa el parque del Prado de San Sebastián de Sevilla.

Se trata de una actividad creada en 1992 por el grupo Eventos y Proyectos Iberoamericanos, que nació en Sevilla a partir de la Exposición Universal de aquel año, y desde entonces ha realizado muestras en más de 150 ocasiones, siempre con la idea de unir en un solo espacio la oferta de países de todo el mundo.

La lista la forman Alemania, Argentina, Australia, Bolivia, Brasil, Colombia, Cuba, Ecuador, Egipto, España, Estados Unidos, Francia, Grecia, India, Italia, Jamaica, Japón, Marruecos, México, Panamá, Perú, Portugal, Puerto Rico, Reino Unido, República Dominicana, Rumanía, Rusia, Senegal, Sudáfrica, Thailandia y Uruguay, y cada país aporta algo de sus productos más típicos para atraer al público a su stand.

Publicidad

AionSur Para-aionsur El Festival de las Naciones: todo el mundo en Sevilla Cultura

 

Bar Restaurante Montemayor dispone de una amplia variedad de tapas y platos para todos los gustos, compaginando innovación y tradición culinaria. Pol. Ind. La Vega, Avda. Montemayor, 10. Arahal (Sevilla).Tfno: 675 914 037 - 955 840 018

 

 

El espacio es diverso, aunque es cierto que la posibilidad de comer en un mismo lugar productos de medio mundo es uno de sus principales atractivos, como explica a Efe Wellington Hernández, encargado del stand de República Dominicana, que asegura que, sobre todo por la noche, se hacen largas colas para disfrutar de platos com su “Chimi tradicional dominicano”.

Hasta 4.000 de estas especies de hamburguesas se pueden servir en un día de mucha intensidad de visitas, con su mezcla de pan crujiente, repollo, cerdo asado o ternera, cebolla morada, ketchup, mayonesa y mostaza, “y la pide todo el público, no sólo dominicanos, colombianos o ecuatorianos, sino gente de muchos países que vienen a visitarnos”, explica.

Este dominicano, residente en Sevilla dede 2009, expone además que la idea es ofrecer a los visitantes los platos preparados más fáciles de elaborar en un espacio como ese, con lo que hay que prescindir de algunas de las estrellas de la gastronomía caribeña, como ‘Tres golpes’ o ‘Mangú’, que conllevan una elaboración y conservación más complicadas, siguiendo el modelo de cada uno de los establecimientos de la enorme explanada del parque.

A tiro de piedra del stand dominicano, un joven venezolano, Janier Arandia, atiende el espacio dedicado a la gastronomía argentina, una mezcla que no es rara en una cita en la que hay un colombiano encargado de atender a los que acuden al stand de Australia, presidido por una enorme maqueta de cocodrilo, y donde tiene que explicar hasta la saciedad las propiedades de productos tan poco usuales como la hamburguesa de carne de pitón o canguro, por ejemplo.

Janier cita, igual que Wellington, que hay un producto que hace que la gente guarde cola para consumirlo, y ese es el ‘choripán’, el chorizo criollo argentino hecho con carne de cerdo y tercera mezcladas, acompañada por una salsa de la que sólo dice que lleva ajo, perejil, sal y vinagre, mientras que el quinto ingrediente se mantiene en secreto.

“Hay colas sobre todo los fines semana, es increíble la cantidad de gente que viene a comer, entre otras cosas porque la atención es rápida, no se hace esperar mucho al cliente, con tres planchas y un horno”, señala, para pararse con una frase a definir la reacción de la gente que, por primera vez, prueba la carne argentina: “Esta carne hace que la gente se vuelva adicta”.

Caiphiriñas de Brasil, pollo al curry de la India, mojito y Ron de Cuba, pisco shower de Perú, pizzas de Italia, té tuareg del Zagreb, arepas de Venezuela, empanadas de Chile, margaritas y tequilas de México o cócteles exóticos de Hawai forman parte igualmente de la enorme carta de este restaurante internacional sin paredes.

Un paseo sin límites

El paseo por el Festival de las Naciones casi no tiene límites, y en horas determinadas se corona con actuaciones musicales en el escenario que cierra sus pasillos, que comienzan con el Global Market, un recorrido a través de la artesanía y curiosidades del mundo, donde se pueden realizar compras de distintos países y conocer la cultura de cada uno de ellos.

La cita cumple el objetivo de los organizadores de conseguir acercar a gente de distintos lugares las costumbres gastronómicas de medio planeta, lo que se puede ver, además de en Sevilla, en las visitas programadas cada año en lugares como Santander, Valencia, Vitoria-Gasteiz o Málaga.

Periodista corresponsal de la Agencia EFE, diario.es, entre otros medios. Cubre principalmente Huelva y Sevilla en varios medios radiofónicos y prensa digital.

Click para comentar

You must be logged in to post a comment Login

Dejar un comentario

Más Leído