Connect with us

Empresas

El ejemplo de Correos y por qué es tan importante renovar la imagen corporativa de las empresas

Publicado

el

AionSur ux-788002_1920-compressor El ejemplo de Correos y por qué es tan importante renovar la imagen corporativa de las empresas Empresas

El ejemplo de Correos y por qué es tan importante renovar la imagen corporativa de las empresas

El pasado verano se convirtió en viral una noticia sobre el cambio de logo e imagen corporativa de Correos. En Twitter fue trending topic Correos porque se habían destinado 250.000 euros en unos simples cambios que no deberían suponer tal inversión.

Fueron muchos los tuiteros y usuarios de otras redes sociales que agitaban el puño y frivolizaban sobre la naturaleza y raíz de ese cambio: ¡Han cambiado cuatro cosas y ha costado un dineral! ¡Han quitado dos tonterías del logo anterior gastándose un dinero innecesario, yo lo hubiera hecho mucho mejor!

Lo que no parecían entender todos esos usuarios exaltados en redes sociales es que la inversión de Correos no tenía por objeto solo cambiar de logo, sino el rediseño de identidad de una marca muy anquilosada en el pasado para adaptarse a los nuevos tiempos.

Cambiar el logo para ofrecer una imagen más actual

En el año 2016, Correos lanzó un comunicado oficial que decía lo siguiente. “Correos ha sufrido una revolución a nivel interno con productos de innovación que no está siendo percibida a nivel externo”. La marca llevaba años implementando innovaciones en su estructura para adaptarse y hacer más eficaz el envío de paquetes y otros servicios “modernos”, pero estas adaptaciones no surtían efecto entre la población.

En un tiempo en el que la población no manda cartas, sino que las comunicaciones son vía email, whatsapp, redes sociales e incluso algún SMS por parte de algún despistado, Correos necesitaba readaptarse.

La paquetería sí es un área en la que puede entrar con fuerza Correos, pero cuando enviamos paquetes, no siempre pensamos en Correos, sino en otras empresas paqueteras con fuerte presencia en el mercado español.

El cambio de logo, por tanto, responde a esa idea de Correos de adaptarse a esos nuevos tiempos. Finalmente, el coste total del proyecto no fue de 250.000 euros, sino de 139.000, ya que los 250.000 era la cantidad máxima que podía permitirse.

¿En qué se invirtió finalmente el dinero?

Más allá de reconstruir el logo, donde es cierto que han cambiado pocos elementos pero sí han quitado el nombre de Correos, para que la marca se defina solo por el logo, han utilizado ese cambio para personalizar y adornar todo lo que pueda utilizar Correos: tipografía, páginas web, merchandising y anuncios en buzones, camiones, estafetas o uniformes.

El cambio del logo de Correos es introducirse en un lenguaje visual específicamente diseñado para relacionar esa imagen con la empresa. Los creadores incluso han compuesto un tema trap para que la población se familiarice con el cambio.

En los cambios de logos es importante estudiar bien todo el proyecto, para ganar en originalidad, de lo contrario puede ocurrir como con Tolentino y Tommy Hilfiger, como ya anunciamos en Aionsur con la demanda de la firma sevillana por la copia del logotipo.

En el caso de Correos, los cambios no son inmediatos, sino que se irán reflejando según avance el tiempo. La idea de la empresa es percibir Correos como algo moderno, asociado a los tiempos que corren y que forme parte de ese grupo de empresas asociadas a los envíos de paquetería.

¿Cuándo necesitan las empresas un cambio de imagen?

El ejemplo de Correos es solo uno más que muestra la importancia de saber adaptarse a los nuevos tiempos y cambiar de imagen de manera periódica. Esto no es nada nuevo, las empresas más exitosas siempre se han preocupado por actualizar su imagen.

Coca-Cola lo hace periódicamente de forma casi imperceptible. McDonalds hizo lo propio hace unos años, reemplazando el color rojo por el verde. La explicación más probable para este cambio de imagen estaría relacionada con el objetivo de asociar a la compañía con una alimentación sana y natural. En términos generales, el verde genera mayor sensación de confort y relajación, nos hace sentir equilibrados interiormente porque se asocia a calma y paz interior.

El cambio en la imagen corporativa de una empresa puede ser una cuestión integral o simplemente una tarea menor, que afecte exclusivamente a la apariencia web de la organización. Para las pymes, una buena forma de conseguir una imagen corporativa potente es a través de un creador de logos, como el que ofrecen en el enlace referenciado.

La marca, el branding, es uno de los más importantes atributos de cualquier empresa, pues es su identificador de mercado, lo que representa sus valores diferenciales y es capaz de despertar interés y de atraer a los consumidores.

El branding, y en este caso el rebranding, es una tarea harto complicada, de ahí que sea crucial saber como diseñar un buen logotipo para adaptarse a los nuevos tiempos y atraer el interés de potenciales clientes, así como retener a los actuales.

En la fase del rebranding es fundamental conocer la opinión y el interés de los consumidores, para así hacer un buen análisis de la situación. El cambio de imagen de cualquier empresa es un proceso complejo que parte de una revisión previa de la esencia de la marca y en ella deben varlorarse qué elementos de su identidad son premiados por el mercado y cuáles no. A partir de ahí, lanzar propuestas creativas que acerquen más la empresa a los clientes y los nuevos tiempos.

 

Periodista. Directora y editora de aionsur.com desde 2012. Corresponsal Campiña y Sierra Sur de ABC y responsable de textos de pitagorasfotos.com

Más Leído