Connect with us

Marchena

El Corpus de Marchena, un viaje en el tiempo

Publicado

el

Fermín Cabanillas/Marchena (Sevilla)

Aparte de las multitudinarias representaciones del Corpus Christi en ciudades como Sevilla o Granada, localidades más pequeñas en población destacan en esta jornada festiva, en la que la localidad sevillana de Marchena saca a la calle algunas de sus mayores obras de arte, algunas con cinco siglos de historia.

Y es que el Corpus Christi de este pueblo de casi 20.000 habitantes situado a 60 kilómetros de la capital en dirección a Málaga hace creer al visitante que está haciendo un viaje al siglo XVIII, con personajes de época, una coral o un trío de capilla, entre los elementos que ven en la calle entre impresionantes altares situados en todos los rincones del recorrido oficial.

Por su antigüedad, a la gente que acude a la procesión marchenera le llama especialmente la atención la custodia de plata sobredorada realizada por Francisco de Alfaro en 1575, que está considerada una de las más importantes joyas patrimoniales de la provincia de Sevilla.

Verla en la calle es un privilegio en las casi tres horas que dura la procesión del Corpus, aunque en el pueblo son muchos los vecinos que participan en una intensa jornada previa, en la que los altares y pasos están ya montados en las iglesias y se pueden visitar para verlos de cerca.

Esto le gusta a cualquier persona, nos esforzamos mucho para hacerlo bien”, explica Marta Benjumea, una vecina de una calle San Francisco ante el impresionante altar montado cerca del juzgado de la localidad, sobre un lecho de distintos colores por el que acaba de pasar la procesión, en la casa del Marqués de Cartagena en la localidad.

Añade a la explicación que el altar está compuesto por obras de arte que son propiedad de la familia, así como algunos enseres de la casa, entre los que destaca una imagen encontrada en una finca de la familia que tiene una antigüedad no calculada, pero que afirman que Colón rezó ante ella antes de su primer viaje a América.

Es uno de los casi 20 altares oficiales que se han inscrito en la Oficina de Turismo Municipal, como explica la delegada municipal de Turismo, Teresa Jiménez, satisfecha de haber conseguido “que seamos una referencia no sólo en la comarca ni en Sevilla, sino en muchos puntos de España, con gente de distintas procedencias que viene a ver nuestro Corpus”.

“No sólo es una procesión, es la culminación a una semana de actividades, actividades lúdicas, conciertos musicales, e incluso este año se ha celebrado la Semana del Comercio Local, que arranca hoy, terminará el domingo, e intenta recuperar la antigua Feria de Muestras y potenciar a los comercios marcheneros, con el epicentro en el Auditorio Pepe Marchena.

Pero antes de eso, por las calles del pueblo ha procesionado la imagen del Niño Jesús del siglo XVII, que en la localidad se conoce como ‘Niño Hermoso’, que si ya es una obra de arte en sí misma, realiza el recorrido en un templete dorado del siglo XIX, alumbrado por cuatro candeleros de plata realizados por Francisco de Alfaro.

Para poder verlo todo con detalle, los marcheneros han madrugado -los que hayan dormido- porque a las 8 de la mañana ya se celebraba la función que abría los actos religiosos del día, y se comenzaban a pisar las “alfombras”, como se conoce a la decoración del suelo de las calles, que están amparadas por un concurso que premia a la mejor de todas las que se distribuyen por el recorrido del cortejo.

El cortejo salió de la Parroquia de San Juan Bautista, y los pasos han ido recorriendo las calles céntricas, como Cristóbal de Morales, Plaza de Miguel de Cervantes, Plaza Ducal o Carreras, observando los grandes detalles, como la colección iconográfica que resume la historia de la salvación desde los personajes del Antiguo Testamento, o más pequeños, como la reliquia de San Vicente Mártir que se incorporó al recorrido en 2014.

Teresa Jiménez destaca que todo el pueblo se vuelca en el recorrido, “ya sea con grandes altares o pequeños adornos”, porque “no todo el mundo tiene capacidad para montar un gran altar, pero todos tienen la voluntad de ayudar al Corpus de su pueblo”, y darle una resonancia que ya se escapa de los límites de Marchena y de su impresionante muralla almohade, que observa el recorrido desde su privilegiada ubicación casi a punto de ser restaurada por completo. 

Periodista. Directora y editora de aionsur.com desde 2012. Corresponsal Campiña y Sierra Sur de ABC y responsable de textos de pitagorasfotos.com

Click para comentar

You must be logged in to post a comment Login

Dejar un comentario

Publicidad
Publicidad s=2297962&v=15694&q=351301&r=663785">

Más Leído