Connect with us

Morón de la Frontera

Ecologistas en Acción avisa de “la destrucción” de suelos protegidos en Morón de la Frontera

Publicado

el

En el pasado mes de mayo de 2021 Ecologistas en Acción ha conocido y presentado alegaciones contra una modificación urbanística propuesta por el Ayuntamiento de Morón de la Frontera. La propuesta considera que no existen Suelos No Urbanizables de Especial Protección en Morón de la Frontera, y para ello se basa “en varias afirmaciones falsas sobre la adaptación parcial de las normas urbanísticas de 1982 a la Ley de Ordenación Urbanística de Andalucía (LOUA), que aprobó el Ayuntamiento en marzo de 2009”, explica la formación ecologista en un comunicado.

Para este grupo, “esto abre la puerta a la desprotección de suelos con alto valor ecológico-ambiental como la Sierra de Esparteros, la Dehesa de Arenales, las Sierras de San Juan y la Peñiagua, la cuenca alta del Guadaíra y las demás zonas serranas del término municipal”.

Propuesta municipal

En la propuesta presentada por el Ayuntamiento de Morón, que la Delegación de Sevilla de Desarrollo Sostenible ha trasladado a Ecologistas en Acción, afirman que las normas de 1982 no distinguían realmente una zona de suelos especialmente protegidos. Y eso es falso. Esas normas establecieron y detallaron en sus planos, suelos no urbanizables “sin protección especial” y otros “de protección especial”, y así lo recogió, obviamente, la adaptación parcial a la LOUA de 2009. Ahora, en 2021, el Ayuntamiento intenta argumentar que eso es una “cuestión lingüística” mal interpretada. Y ahora afirma que lo contrario de decir que un suelo está clasificado “sin protección especial” no significa que sean “de protección especial. Y eso, obviamente también es falso”. Así lo sostienen.

Esta “increíble y tramposa argumentación la usa el Ayuntamiento como excusa para justificar la supuesta necesidad de ‘flexibilizar’ los usos permitidos en suelos agrícolas con obligación de mantener el uso de olivar o regadío, pero la realidad es que la propuesta del Ayuntamiento intenta desacreditar de un plumazo todas las protecciones de todos los suelos no urbanizables y especialmente protegidos del término municipal de Morón de la Frontera”.

Una maniobra

Ecologistas en Acción considera en sus alegaciones que “detrás de esta burda maniobra lingüística se encuentra la manifiesta intención del Ayuntamiento de perpetuar la destrucción de la Sierra de Esparteros, para intentar subvertir la contundente sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) de julio de 2019 que ha declarado contrarias a derecho las actividades extractivas mineras que se desarrollan en la Sierra”.

Lo cierto es que la Sierra de Esparteros está clasificada en su gran mayoría como Suelo No Urbanizable de Especial Protección y Conservación Prioritaria desde las normas urbanísticas de 1982, por sus valores ecológico-ambientales. Ese mismo año la Junta de Andalucía otorgó concesión de explotación minera a la empresa SIDEMOSA, “a pesar de que ya entonces esas normas urbanísticas prohibían las actividades que implican transformación de su naturaleza o lesionen sus valores protegidos, incluyendo evidentemente, la prohibición de actividades extractivas mineras”.

Pero, “como salta dolorosamente a la vista, esas normas urbanísticas nunca se han cumplido durante más de 30 años. De hecho, en 1991, el entonces Alcalde José Párraga, con la connivencia de la Junta de Andalucía, otorgó licencia municipal a la macrocantera de la empresa SIDEMOSA, vulnerando la normativa urbanística. En los siguientes años y hasta la actualidad, las empresas de José Párraga suministran los explosivos a esa empresa”.

Explotación minera

En febrero de 2014 la Junta de Andalucía otorgó una prórroga a la explotación minera hasta 2044, pero en julio de 2019 el TSJA, a instancias de Ecologistas en Acción, dictó sentencia declarando la nulidad de todas las autorizaciones ambientales y mineras que amparan esa prórroga.

“El argumento principal de esa sentencia es precisamente la incompatibilidad urbanística establecida en las normas urbanísticas vigentes en Morón. Un informe de abril de 2013 del arquitecto municipal lo dejó claro. En los Suelos No Urbanizables de Especial Protección y Conservación Prioritaria están expresamente prohibidas las actividades extractivas, industriales y los movimientos de tierra”.

“El actual Alcalde de Morón ocultó ese crucial informe a las autoridades ambientales y mineras. Tenía el claro objetivo de impedir la aplicación de la normativa urbanística municipal, exclusiva de su competencia, que prohibía la prórroga de la explotación minera, cuya vigencia había terminado en diciembre de 2012, y que de hecho estaba entonces paralizada. Tuvo que ser Ecologistas en Acción quien diera traslado al TSJA de ese informe de incompatibilidad urbanística, y el alto tribunal no tuvo ninguna duda en considerarlo determinante para declarar la nulidad de la prórroga”.

El intento actual del Ayuntamiento de Morón, “negando la especial protección existente en las normas urbanísticas vigentes, resulta un nuevo desprecio a las más de 4.000 alegaciones que la ciudadanía presentó en defensa de la Sierra de Esparteros y contra ese mismo intento de desprotección que el Ayuntamiento estaba planificando en el nuevo PGOU”.

Ese nuevo PGOU fue denunciado hasta en tres ocasiones por Ecologistas en Acción ante el TSJA, “hasta que finalmente ha quedado definitivamente archivado por sus graves deficiencias en materia de evaluación ambiental estratégica. Igualmente, Ecologistas en Acción llevará ante el TSJA esta modificación de normas urbanísticas que niega la especial protección de lugares de alto valor ecológico de Morón de la Frontera”, concluye el comunicado.

Periodista corresponsal de la Agencia EFE, El Correo de Andalucía, eldiario.es... entre otros medios. Cubre principalmente Huelva y Sevilla en varios medios radiofónicos y prensa digital.

Publicidad

Más Leído