Connect with us

Arahal

Costureras contra la crisis del coronavirus

Una empresa de Arahal realiza 1000 mascarillas de algodón cien por cien, resistentes a altas temperaturas, para proteger a los trabajadores municipales

Publicado

el

AionSur cc3903f5-43ed-43c0-a9b4-158e51d0020b-compressor Costureras contra la crisis del coronavirus Arahal Coronavirus destacado

Costureras contra la crisis del coronavirus

Publicidad

AionSur Banner-noticias-la-venta Costureras contra la crisis del coronavirus Arahal Coronavirus destacado

 

Panadería La Venta
Son artesanos. Elaboran pan y dulces a diario caseros. Destaca su pan de masa madre y el de nueces con miel. El pan de siempre y el de verdad, está en esta panadería de Arahal.
Avenida del Verdeo, 37. Arahal (Sevilla). Tlf: 955 842 376

 

Quién le iba a decir a Pepi Atoche, la responsable de Decoración Atoche, que tendría que ponerse con sus costureras a realizar mascarillas de protección contra una enfermedad que hasta hace pocos meses ni siquiera se conocía. Desde ayer tarde cosen a marchas forzadas 1.000 mascarillas de algodón para suministrar al Ayuntamiento de Arahal que no le ha quedado otra salida más que esta para reponer lo que se ha convertido en un material muy preciado.

“No encontramos mascarillas por ningún lado, hemos pedido a Diputación y a la Junta de Andalucía y las reservas están acabándose, había que buscar alternativas”, así explica la situación la delegada de Bienestar Social, Araceli Martín. Con la incertidumbre de no saber si llegarían a tiempo, echaron mano de imaginación y pensaron la forma de abastecerse y dar seguridad a las trabajadoras y trabajadores municipales a los que no les queda otra que salir a la calle y estar en contacto con personas de riesgo. 

Trabajadores en riesgo

Tal es el caso de las 130 trabajadoras de ayuda a domicilio, que aunque están con servicios mínimos por la situación planteada por el estado de alarma, los que tienen obligatoriamente que hacer son los de más riesgo porque se trata de personas, la mayoría encamadas, con las defensas bajo mínimos que necesitan atención para aseo y comida, para ambas actividades tiene que romper el metro y medio de seguridad. La limpieza doméstica se ha eliminado de estos servicios. 

Pero no son las únicas, hay que proteger también a los trabajadores del área de Limpieza o Jardines que están desinfectando el pueblo, a los agentes de la Policía Local y a todo el que está dando servicios imprescindible para proteger la seguridad y evitar que la enfermedad no se propague.

“He preguntado a la responsable de Riesgos Laborales para saber qué tipo de mascarillas se podrían hacer y de qué material y me ha indicado que tiene que ser de tela de algodón que se pueda lavar a más de 60 grados”, cuenta la delegada. La gestión fue todo lo rápida que la situación requería, son días de imprevistos como éstos y de atender emergencias desde el área que gestiona.

AionSur 7d7d8388-9c32-4303-a79d-158dd1398b68-compressor Costureras contra la crisis del coronavirus Arahal Coronavirus destacado

Una de las costureras corta las mascarillas siguiendo un patrón.

Presupuestos a toda prisa

Por eso, como dice el refrán, a falta de pan buenas son tortas. El Ayuntamiento ha pedido a una empresa de Arahal la realización de 1.000 mascarillas. El presupuesto fue aprobado a última hora de la mañana de este miércoles, un presupuesto que ha tenido que contar con la localización de una tela especial, cien por cien algodón que resista dichas temperaturas de lavado o más.

Así es como Pepi Atoche, la responsable de Decoración Atoche, una vez aprobado el presupuesto, salió para un almacén de Sevilla a la hora de la comida, a recoger la tela que protegerá a los empleados y empleadas de contagiarse o contagiar de esta maldita enfermedad. 

A las cinco de la tarde, Rosenda, Loli e Inmaculada se pusieron manos a la obra a cortar siguiendo un patrón, las primeras mascarillas cieno por cien algodón de color blanco que llevan para sujetarse unos vivos del mismo material, parte que es la más entretenida. “No se le podían poner elásticos porque no resisten las temperaturas de lavado”.

“No me hace gracia este encargo”

Las máquinas de coser volaban para hacer las 1000 mascarillas, bajo la presión de la necesidad y del objetivo: salvar de contagio de una enfermedad que puede matarte. 

“La verdad es que hubiera preferido hacer cualquier otra cosa, no me hace ninguna gracia este encargo”, dice la gerente de la empresa refiriéndose a lo que supone. Las trabajadoras están separadas según lo que estipulan las normas sanitarias, no tienen contacto entre ellas más que desde lejos. Se han tenido, como el resto de la sociedad, que adaptar a una situación en la que, sin estar previsto, han puesto su granito de arena. 

Pero aún así, mientras la máquina no para de hacer mascarillas, piensan en que todo vuelva lo antes posible a la normalidad y sustituyan lo antes posible esta tela blanca cien por cien algodón, por tela de cortinas, colchas y cojines, encajes, botones, presillas y vivos.

Cáritas Arahal cierra para prevenir el contagio del coronavirus, solo atiende emergencias

Periodista. Directora y editora de aionsur.com desde 2012. Corresponsal Campiña y Sierra Sur de ABC y responsable de textos de pitagorasfotos.com

Más Leído