Connect with us

Paradas

Condenan a dos hermanos de Paradas por explotar a un inmigrante que no podía ni ir al médico

Publicado

el

Condenan a dos hermanos de Paradas por esclavizar a un inmigrante que no podía ni ir al médico

Le pagaban 600 al euros al mes, sin contrato ni con la intención de cumplir la promesa de darle de alta en la Seguridad Social ni ayudarle a regularizar su situación. Dormía en un carro y vivía en un contenedor. Así tenían dos hermanos vecinos de Paradas a un hombre colombiano de 50 años en 2015, hasta que se clavó un clavo en el pie que le atravesó y tuvo que ir al médico.

Ahora, las titulares del juzgado de instrucción número 2 de Marchena les han condenado a 16 meses de prisión en total y una multa de 18.000, según se recoge en la sentencia facilitada por el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA).

Sin documentación

Todo arranca en la primavera de 2015. Un súbdito colombiano que se encontraba sin documentación en España comenzó a trabajar en una finca propiedad de los condenados, con un suelo de 600 euros y la promesa de regularizar su situación, lo que nunca llegaron a hacer.

A cambio de su trabajo, vivía en un contenedor en el interior de la finca, aunque dormía en un carro donde acarreaban a los animales que se encontraba al lado, todo ello sin contrato, alta en la Seguridad Social ni horario de trabajo, e incluso sin formación alguna en riesgos laborales.

La sentencia recoge que los hechos se conocieron el 27 de mayo. Ese día, el trabajador se clavó en un pie un cepo-trampa que no vio en el suelo y un clavo le atravesó. Sin embargo, sus jefes no le permitieron acudir a pedir ayuda médica. Uno de los hermanos, el principal acusado, se lo cosió él mismo. Pero al día siguiente la herida empeoró. Finalmente, fue enviado a un centro médico, pero con la advertencia de no decir la verdad sobre los hechos.

Perdió cuatro dedos

Derivado al hospital de Valme, los médicos intentaron frenar la necrosis que sufría, pero finalmente fue operado el 11 de junio, con la amputación de los dedos segundo a quinto del pie derecho, y más de cuatro meses de recuperación hasta que volvió a la normalidad.

Antes del juicio, las partes llegaron a un acuerdo. Finalmente uno de los hermanos fue condenado a un año de prisión y dos meses más y multas a razón de cinco euros al día. El otro, a cuatro meses de cárcel, sustituible por ocho meses de multa a razón de cinco euros al día. Se le añade una multa de cuatro meses de idéntica cantidad.

Además, deberán indemnizar a los herederos de la víctima en 18.000 euros. La cantidad la depositaron en los juzgados antes del juicio.

Periodista corresponsal de la Agencia EFE, El Correo de Andalucía, eldiario.es... entre otros medios. Cubre principalmente Huelva y Sevilla en varios medios radiofónicos y prensa digital.

Click para comentar

Lo Más Leído Hoy