Connect with us

Sin categoría

Comienza a funcionar el Servicio de Mediación en conflictos, más rápido y barato que la justicia

Publicado

el

AionSur 20160406_124300 Comienza a funcionar el Servicio de Mediación en conflictos, más rápido y barato que la justicia Sin categoría

 

C.GONZÁLEZ. Arahal

@verbigracia_6

AionSur 26211698571_01e3e62f14_d Comienza a funcionar el Servicio de Mediación en conflictos, más rápido y barato que la justicia Sin categoría

Pepa Sánchez, Araceli Martín y Manuel Moreno. Foto: A.I.

Casi 700 casos han tratado en año y medio los profesionales formados por la Diputación de Sevilla con el Programa de Mediación y Convivencia. Se trata de un método que puede resolver muchos conflictos de herencias, vecinales o familiares, entre asociaciones y entidades, más barato que la justicia y mucho más rápido.

De las casi 700 mediaciones realizadas en 5 pueblos de menos de 20.000 habitantes de la provincia de Sevilla donde hasta ahora se ha implantado el servicio, se ha cumplido el cien por cien de los acuerdos a los que llegan las partes después de la mediación.

Según el responsable del área en la Diputación de Sevilla, Manuel Moreno, “ésto no ocurre ni en la justicia y no es magia, la mediación bebe de muchas fuentes, pero no deja de ser un contrato privado que interesa a todas las partes y que el mediador solo facilita”. En ocasiones, este contrato hay que firmarlo ante notario.

Límites

Claro está que la mediación tiene límites. Según han explicado en la presentación esta mañana del servicio que empieza a funcionar desde mañana en el Ayuntamiento de Arahal, este método de resolver conflictos y mejorar la convivencia, no puede ocuparse de casos de violencia de género, mediación mercantil, vulneración de la Ley Laboral o conflictos entre administraciones que convergen en un mismo territorio (por ejemplo, entre  un Ayuntamiento y un Centro de Salud).

“El mediador promueve el diálogo y la convivencia pacífica entre entidades, debe ser neutral y asegura siempre la confidencialidad”, explica Manuel Moreno. Se mantiene no solo ante entre las dos partes en conflicto, “no se puede hablar con una parte lo que no quiera la otra”, sino ante la misma justicia, “al juez le decimos si el conflicto sigue o no pero ningún dato más”, dice el técnico.

La técnica que prestará el servicio en Arahal, Pepa Sánchez, ha asistido a un curso formativo impartido por la Universidad Internacional de Andalucía, facilitado por la Diputación de Sevilla. Quedan otros 45 municipios menores de 20.000 habitantes en los que se implantará en los próximos meses si sus responsables lo deciden, este proyecto fue aprobado en pleno por la Diputación de Sevilla en septiembre de 2013.

Para la delegada del área de Bienestar Social, Araceli Martín, la mediación tiene tres ventajas fundamentales: “la resolución que se alcanza es más flexible, las partes desarrollan habilidades para futuros conflictos y la solución siempre beneficia a ambas partes”.

Los profesionales formados como mediadores han sido técnicos licenciados o diplomados en disciplinas de servicios sociales. “Se ha creado el soporte y ahora se irá implantando en los Ayuntamientos que lo soliciten”, explica Moreno. Y puede darse el caso de que la técnica no pueda mediar, por ejemplo, cuando haya atendido el caso en su función de psicóloga municipal. Pero, aseguran, “el servicio estará siempre cubierto porque entonces participará un mediador de Diputación”.

Siempre será un acto voluntario, una de las partes puede pedir cita en el área de Bienestar Social y, una vez se mantenga la primera reunión, la psicóloga se pondrá en contacto con la otra parte que interviene. Pepa Sánchez relata los conflictos que se podrán tratar en este servicio y son entre “asociaciones y vecinos, distintas administraciones, trabajadores y directivos de empresas o familiares, estos últimos pueden ser divorcios, para llegar a un acuerdo entre convenios reguladores, visitas a niños o manutención.

“Las partes que intervienen en el conflicto son las primeras interesadas en acudir al mediador para resolverlo y, una vez resuelto, tiene la misma validez que si se hace vía judicial pero más rápido y menos costoso”, añade la psicóloga.

Click para comentar

Más Leído