Connect with us

Marchena

Asociaciones y sindicatos aseguran que la seguridad privada contratada en Marchena es “legal” y tiene todos los permisos

Publicado

el

AionSur 37c4e4c8-e21a-4e3f-9ec7-3db12a8da0d4-min Asociaciones y sindicatos aseguran que la seguridad privada contratada en Marchena es "legal" y tiene todos los permisos Marchena destacado

Asociaciones y sindicatos que representan a las empresas de seguridad privada aseguran que la contratación realizada por el Ayuntamiento de Marchena se ajusta a la legalidad. Según sus argumentos, la empresa contratada tiene los permisos tanto de la Subdelegación del Gobierno como de la Unidad Territorial de Seguridad Privada de la Policía Nacional. 

La Asociación Marea Negra y el sindicato FTSP-USO de Trabajadores de Seguridad Privada han salido al paso de estas declaraciones realizadas por el sindicato policial SPPME sobre la “dudosa validez jurídica. Y lo han hecho para realizar las funciones que se les asignan” acerca de la empresa contratada por el consistorio marchenero.

Vigilancia autorizada en Marchena

Ambas entidades aseguran que “es del todo legal la licitación de un servicio de seguridad en una Administración pública de carácter local en base a la custodia de edificios y hasta de rondas”. Y así lo estipula la Ley de Seguridad Privada 5/2014 de 4 de abril. Ésta atribuye funciones de “vigilancia y protección de bienes y establecimientos tanto públicos como privados”. Además de “la participación en la prestación de servicios encomendados a la Seguridad Pública complementando la acción Policial”.

La Asociación Marea Negra indica en un comunicado que el personal de seguridad privada, según esta ley, puede “prestar servicios encomendados a la seguridad pública. Siempre y cuando se autorice por el órgano competente que recae en la Delegación del Gobierno de España y en su Subdelegación de Sevilla”.

Por lo tanto, consideran que “sin efecto” lo declarado por el Sppme. Aunque instan al sindicato a que “tomen las acciones judiciales también contra el Gobierno nacional”. Al respecto, afirman que “de ningún modo toleraremos la actitud de amenazas sobre acciones legales a los trabajadores de Iris Seguridad. Así como contra el Ayuntamiento de Marchena por querer dar a la ciudadanía lo que la policía local no es capaz, dar un servicio óptimo de seguridad ciudadana a sus vecinos”.

Intrusismo profesional

Por su parte, la Federación de Seguridad Privada del Sindicato USO en Andalucía dice que se han realizado “descalificaciones”. También, “atribución injusta de intrusismo profesional” a los vigilantes de seguridad una vez comienza la empresa a prestar servicio en Marchena, realizando rondas junto a agentes de la Policía Local para suplir las numerosas bajas médicas de este cuerpo. Esta situación ha llevado para el sindicato a “un desprecio a los profesionales que llevan años demostrando constantemente su valor y profesionalidad”.

USO insisten en que “no existe rasgo de ilegalidad ni de usurpaciones de funciones en el servicio prestado por los vigilantes en Marchena”. Por lo tanto, consideran “desproporcionadas e injustas las calumnias y descalificaciones vertidas sobre estos grandes profesionales, que no han hecho otra cosa que realizar un trabajo para el que están habilitados y que lo desempeñan según lo establecido legalmente”.

La empresa contratada está registrada en el Ministerio del Interior a cuya página web tiene acceso con un código especial. Cada uno de los contratos que realiza para organismos o empresas debe ser aprobado por este Ministerio. Y seguir las directrices de la Policía Nacional sometiéndose ha inspecciones continuas. Todos los vigilantes de seguridad deben tener el carnet profesional de seguridad privada. Además, cada contrato dado de alta debe estar inscrito en esta web junto con los servicios que realiza. Así lo han explicado desde las asociaciones y sindicatos que representa a las empresas que se dedican a la Seguridad Privada.

 

La alcaldesa de Marchena dice que la Policía y la oposición “llaman a la delincuencia al pueblo”

Publicidad

Más Leído