Connect with us

Arahal

Arahal: Hacienda anuncia que las cuentas municipales están ‘completamente’ saneadas

Publicado

el

AionSur 20170531_180313 Arahal: Hacienda anuncia que las cuentas municipales están 'completamente' saneadas Arahal Provincia

 

Han resuelto un problema que se lleva arrastrando más de 20 años y es 2.501.121 euros de gastos pendientes de aplicar de los que no había facturas

 

AIONSur Arahal C. G.

La aprobación del punto número 5 de pleno ordinario celebrado el miércoles 31 de mayo de 2017 en Arahal se ha convertido en un ‘hecho histórico’, según la delegada de Hacienda Ana María Barrios (IU). La razón es que este área ha conseguido sanear totalmente las cuentas municipales solucionando un problema contable que se arrastraba desde antes de 1996. Se trata de 2.501.121 euros de gastos pendientes de aplicar de esos años, es decir, facturas pagadas que aparecen como apuntes contables pero que en su mayor parte (2.484.841,42 euros) no cuentan con soporte documental, no existían las facturas que la justifiquen.

Al no existir factura, en la contabilidad municipal seguía estando esa cantidad aunque el dinero ya se había gastado hace más de 20 años. La situación se había convertido en algo rocambolesco y durante los últimos dos mandatos, los delegados de Hacienda, tanto Jonatan Morilla Ana María Barrios, habían intentando acabar con esta situación que mantenía maniatado al Ayuntamiento a pesar de tener una situación saneada.

La Ley de las Haciendas Locales establece que un Ayuntamiento no puede invertir el superávit (en el caso de Arahal es de 942.120,86 euros) mientras haya partidas pendientes de aplicar, es decir dinero que se ha gastado pero no se ha justificado de forma documental o, lo que es lo mismo, con la presentación de su factura correspondiente. Por lo tanto, o se resolvía el problema o el Gobierno no iba a dejar nunca que el Ayuntamiento invirtiese en proyectos concretos aunque su situación económica lo permita.

Desde 1996 y hasta el 2003 se realizaron en el Ayuntamiento movimientos fuera del presupuesto, para gastar es necesario siempre tener crédito. Era una situación impensable a día de hoy, según explica la delegada de Hacienda, Ana María Barrios, ‘es algo que nunca se puede hacer porque para gastar hay que tener créditos y además justificarlo con facturas’.

AionSur 34647573900_9e6c5e0c65_z_d Arahal: Hacienda anuncia que las cuentas municipales están 'completamente' saneadas Arahal Provincia

Pleno mayo.

Informe de un auditor

Por esta razón, comenzaron a andar los pasos. Lo primero ha sido consultar a un organismo que se denomina Intervención General de la Administración del Estado (IGAE) al que solicitaron la prescripción del expediente debido al tiempo que se lleva arrastrando este problema contable. La respuesta fue negativa e instaron al Ayuntamiento que dichas cantidades sin justificar tenían que ser aplicadas al presupuesto municipal.

El segundo paso en este sentido fue la contratación de un auditor que, a través de los apuntes contables que sí estaban registrados, logró imputar hasta 1.179.715,07 euros del total de gastos. Aún quedaba otra partida anterior a 1996, año en el que comienza el registro digital de la contabilidad. En estos años, al no estar registrados los apuntes contables que expliquen donde se ha gastado el dinero, era imposible saber a qué áreas pertenecían los gastos realizados antes de 1996, no documentados ni contabilizados, que ascendían a 1.305. 126,33 euros.

Llegados a este punto, se sigue la recomendación del IGAE que no es otra que aplicar lo que diga la intervención municipal. Y ésta aplica la misma proporcionalidad por áreas que la que el auditor ha resumido en el informe de los apuntes contables que existen desde 1996 al 2003. Por lo tanto, la justificación de estos gastos ya estaba regularizada.

Y el reflejo en la contabilidad municipal también. Porque en las cuentas municipales hay, a día de hoy, 2.826.935 euros de remanente de tesorería, saldo que permite conocer, al final del ejercicio, la solvencia o capacidad económica que tiene una administración para afrontar sus deudas. La intervención municipal informó al área de Hacienda de que esta cantidad no estaba ‘afectada’, es decir no estaba sujeta a subvención o fin alguno.

Por lo tanto, el remanente de tesorería de las cuentas municipales no era real. Los 2.501.121,67, total de las partidas pendientes de aplicar desde hace años, figuraban en la contabilidad pero ya se había gastado. La salida de dinero existió pero no se había cargado a la contabilidad.

‘Sin tapar nada’

La delegada de Hacienda explica que la aprobación de este punto plenario es ‘histórico porque se resuelve una situación que el Ayuntamiento arrastra desde hace años‘. Además, en su opinión, se hace ‘sin tapar nada, sólo reflejando la realidad de lo que se hacia hasta 2003 y no se tiene que hacer bajo ningún concepto’.

En este sentido, asegura, que a partir del pleno ‘el Ayuntamiento tiene su situación económica totalmente saneada porque al incorporar los remanentes de tesorería, el dinero sobrante de las cuentas municipales se podrá invertir en el pueblo’.

Parámetros que definen los presupuestos

El Gobierno establece una serie de parámetros para definir si las cuentas municipales están bien o no. El Ayuntamiento de Arahal tiene estabilidad presupuestaria porque sus cuentas arrojan un superávit de 942.120.86 euros y no tiene deuda bancaria. El periodo de pago a proveedores es de 27 días (datos del primer trimestre del 2017), menos del mes que estable la Hacienda nacional. Y el remanente de tesorería es el indicado (2.826.935,51 euros), que a partir de ahora se queda en unos 300.000 euros.

No obstante, incumplen el techo de gastos, es decir una cantidad determinada que el Gobierno obliga a invertir como máximo, aunque tenga más dinero sobrante. Para Ana María Barrios esta norma del techo de gasto no tiene sentido en Arahal porque ‘aquí tenemos unos gastos previstos, el presupuesto controlado y superávit’. Además, añade, ‘el dinero que se invierte en obras genera puestos de trabajo en el pueblo porque se contrata a empresas de Arahal’.

En 2015 el techo de gastos fue de 1.200.000 euros (lo que quiere decir que debieron gastar más de un millón menos de lo que gastaron); en 2016, 1.300.000 euros (igual que el año anterior). La situación obliga al Ayuntamiento a realizar un Plan Financiero ‘que consiste en no hacer nada, esto es surrealista y absurdo’. Más aún, según indica, después de haber conseguido acabar ‘con un problema contable y tener las cuentas saneadas completamente’.

Periodista. Directora y editora de aionsur.com desde 2012. Corresponsal Campiña y Sierra Sur de ABC y responsable de textos de pitagorasfotos.com

Click para comentar

Más Leído