Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

SOLEDAD BARROSO

 

Los alumnos del instituto El Sur de Lepe han sido desalojados del centro ante la cercanía del incendio que afecta desde las 12:30 a un campamento de inmigrantes cercano, que ha obligado a movilizar a medio centenar de personas en su extinción.

Fuentes del centro han dicho a Efe que son unos 800 alumnos los que se ha desalojado, sobre todo, por la gran cantidad de humo que está provocando el fuego, que afecta a una cantidad de terreno aún por determinar, humo que estaba llegando al centro por efecto del viento, por lo que se ha decidido evacuarlo, al estar las llamas a unos 300 metros de los primeros edificios del instituto.

Los alumnos han salido a la zona lateral del centro, mientras se ha avisado a los padres de la circunstancia para que acudan a recogerles.

Mientras, efectivos del Plan Infoca trabajan desde poco después de las 13:00 horas junto a bomberos del Consorcio Contra Incendios de Huelva en las labores de extinción, donde ha habido que aumentar los medios ante las proporciones del fuego.

Fuentes del Plan Infoca han explicado que a la zona se han enviado a 16 bomberos forestales, con 2 autobombas, lo que completa el dispositivo del consorcio onubense, que tiene trabajando en el siniestro a ocho bomberos con unidades de los parques de Ayamonte y Punta Umbría.

El fuego ha obligado a desalojar completamente el campamento, ubicado junto al cementerio de la localidad, en el que el pasado noviembre fueron arrasados 3.000 metros cuadrados de terreno por un siniestro similar, aunque Protección Civil ha informado a Efe de que se trata de un incendio “mucho mayor, que está arrasando todo el campamento”.

Además de en las labores de extinción, los efectivos trabajan en desalojar de bombonas y elementos que pueden provocar nuevos fuegos todo el campamento, así como se busca a personas que no hayan podido salir por sus propios medios del campamento, ya que voluntarios que trabajan con los inmigrantes a diario conocen casos de algunos de ellos que están enfermos y no se pueden mover por sus propios medios.

Por ahora no se ha confirmado si se ha podido desalojar a tiempo todo el campamento para evitar que haya personas afectadas por el incendio.

Junto a los bomberos y Protección Civil trabajan en la zona agentes de Policía Local, Guardia Civil y servicios sanitarios, que intentan controlar las llamas, que han provocado una densa columna de humo que es visible desde casi toda la costa occidental onubense.

Concretamente, en este asentamiento han llegado a vivir más de 800 personas de forma estable en momentos altos de las campañas agrícolas de la zona, sobre todo entre los meses de febrero y mayo, aunque se desconoce cuántas personas viven en sus chabolas en estos momentos.

Las labores de extinción se completan con las de control del tráfico en la zona, ya que el fuego se encuentra en una zona limítrofe a la carretera nacional 431, que atraviesa el municipio por su zona este.

( 1 visitas hoy 45.231 en total)

This site is protected by wp-copyrightpro.com

X