Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Foto: AEK

El técnico arahalense está de enhorabuena. Acaba de proclamarse campeón de la Liga Griega y peleará en la gran final de unas semanas por ganar su segunda Copa helena. Manolo Jiménez está feliz, con ganas y, sobre todo, centrado en cerrar con otro título una temporada histórica. Pero eso no quita a que siga de cerca lo que ocurre en nuestro país, en nuestra Liga y, en especial, en el Sevilla. La campaña del club de sus amores no es la deseada por los sevillistas, por eso, han vinculado durante estos días su nombre nuevamente con el banquillo de Nervión. En AION Sur también le hemos preguntado por este tema y por todo lo vivido esta temporada y, especialmente, esta semana. 

A. Solano /AION

Muy buenas Manolo. ¿Qué tal? Gracias por atendernos y enhorabuena por esta Liga conseguida. Muy contento imagino, ¿no?

Muy contento porque cuando se consiguen los objetivos, el trabajo gratifica mucho. Sientes una gran satisfacción. Siempre se trabaja con el mismo interés e ilusión, pero solo cuando cosechas el éxito puedes realmente disfrutar y hacer que disfrute todo el que está en torno a ti. En este caso no es solo importante para mí y los jugadores sino también para la entidad y, especialmente, para los muchos aficionados del AEK que llevaban tantos años sin ver a su equipo ganar este título.

El equipo ha hecho un grandísimo trabajo para conseguir un logro que me imagino al principio de temporada era impensable, ¿no?

Sí, por prepuestos nuestros principales competidores sentían la obligación de ganar el título. Pero nosotros con un equipo muy homogéneo, trabajador y serio, hemos hecho un gran trabajo y, partido a partido, hemos ido creciendo en las tres competiciones que hemos disputado. A pesar de las muchas dificultades que hemos tenido con lesiones importantes por ejemplo, hemos sido el equipo más regulador de Grecia, el que menos encuentros ha perdido y el que mejor diferencia de goles ha tenido.

¿Cómo estaba Atenas y la afición? Aquello sería una locura, ¿no?

Sí, el estadio olímpico donde jugamos es grandísimo. Había 50 mil personas y fue un espectáculo. La fiesta se alargó después del partido y después nos fuimos a celebrarlo hasta por la mañana. Todo fue un acontecimiento a la altura de lo que este club merecía después de tanto tiempo esperando una alegría como esta.

Y ahora, ¿con la mente puesta en la final de Copa y en el PAOK para cerrar una temporada de ensueño?

Foto: AEK

Sí, sería un hecho histórico para AEK. Tenemos el rival más duro que se puede tener aquí en Grecia ahora mismo, pero también somos nosotros igual de duros para ellos.

La Copa ya la lograste en tu primera etapa en Grecia y, además, en tus anteriores equipos como el Sevilla o Zaragoz has hecho un gran trabajo. Pero, ¿es este título de Liga el más especial que has conseguido en tu carrera?

Por la importancia del torneo ganado, por supuesto. Yo siempre digo una cosa y creo que tengo razón: no sabemos quién va a ser el campeón de la Champions, pero este tendrá mucho que ver con los cruces hasta llegar a la final .Para mí, el torneo de la regularidad es aquel que  enfrenta a todos y donde tú demuestras durante muchos partidos que tienes que ser el mejor para ganarlo. Que duda cabe que, aunque yo he ganado copas o ligas en Qatar o con el Sevilla Atlético y haya estado en competiciones europeas, lo más importante de todo es ganar una competición tan competitiva como la Griega donde hemos demostrado ser los más regulares. ya que solo hemos perdido dos encuentros. Emotivamente, todos son especiales. Deportivamente, este es el más importante.

Es tu segunda etapa en el club ateniense. La primera ya fue exitosa, pero no sé si te imaginabas que esta iba a ser tan buena como lo está siendo, con el equipo jugando al inicio de campaña la previa de Champions, ahora esta Liga y la final de Copa y en UEFA haciendo un papel digno. ¿Imaginabas esta segunda etapa así?

La verdad que cuando llegamos en enero del 2017 nos encontramos con un equipo con problemas deportivos y mal clasificado. Nos pusimos a trabajar y, con el día a día, me di cuenta de que había material para sacarle rendimiento. Prueba de ello es que en la segunda vuelta pasamos la novena plaza a la segunda y llegamos a la final de Copa. Este año, queríamos más y los jugadores nos han dado la posibilidad de soñar y pelear para ello. Hemos crecido enormemente.

Y ahora que lo hemos mencionado antes, el Sevilla, el club de tu vida, no está pasando por un gran momento. ¿Cómo lo estás viviendo desde la distancia? Si pudiste seguir el sábado la final de Copa, me imagino que sufrirías mucho, ¿no?

Sí, yo creo que la final ha sido el mayor lastre de este año. El equipo podría haber tenido un poco más de regularidad en Liga y así entrar en Europa. Se ha hecho una buena Champions y una buena Copa hasta la final, por eso es una pena la imagen se dio ante el Barcelona. Se ha ido todo al traste a nivel emocional y psicológico. No solo para los jugadores sino, especialmente, para los máximos sufridores que son los aficionados Yo espero que se haga borrón y cuenta nueva. Del pasado no se puede vivir, no se soluciona nada con lamentarse y lo que hay que hacer es unirse, sacar fuerzas de flaqueza y cerrar filas para intentar meter al equipo en Europa en estos últimos 5 encuentros.

Por cierto Manolo, hasta ayer se hablaba mucho de la continuidad de Montella y salía publicado en algún que otro medio que tú estabas dispuesto a volver si te lo pedían, ¿qué hay de esta posibilidad?

Eso es como el hijo que nunca le cierra las puertas a sus padres. El Sevilla ha sido todo para mí y lo que quiero decir con esas palabras y (creo que se entiende perfectamente) es que si el Sevilla me necesita yo estoy dispuesto a ir. Tengo contrato en vigor hasta el 30 de junio con el AEK. Ellos quieren que siga pero no sé qué pasará. Hay buena predisposición por parte del club y mía y ya he dicho que la primera negociación será con el AEK siempre que no me llame el equipo de toda mi vida que es el Sevilla. Si me necesitasen, como hice la vez pasada tras la marcha de Juande y los problemas que surgieron con la muerte de Antonio Puerta y la salida de algunos jugadores, ahí estaré.

Ahora, tras la exitosa de esta campaña, llegarán muchas ofertas.

Foto: AEK

Ahora yo solo quiero pensar en la final de Copa. Este tema lo lleva mi representante, que es además mi amigo. Él sabe que debe escuchar a todo el mundo, pero la primera conversación será con el AEK. Tiene mi palabra el presidente. Así lo hice la pasada campaña y así lo voy a mantener. Como te he dicho, no quiero pensar en nada más ahora porque sería muy egoísta por mi parte.

Solo me centro en el colectivo y en la consecución de esa Copa. A partir de ahí cerraremos el nuevo contrato con el AEK o escucharemos, si no hay acuerdo, otras ofertas que pudiera haber.

Eso será algo que el tiempo dirá. Por aquí tenemos ganas de verte de nuevo en nuestra Liga dirigiendo a un conjunto español, aunque nos apetece verte dirigir al AEK en la próxima Champions. En Arahal, sabes del gran afecto y cariño que te tienen y seguro que estos días te lo habrán hecho llegar, ¿no?

Por supuesto. Yo desgraciadamente me fui muy joven de allí y las nuevas generaciones no me conocen. Pero los que estudiaron conmigo en San Roque o los que jugaron conmigo en el Arahal como tu padre sí saben realmente cómo yo soy.

No soy una persona que está lejos de la gente por haber sido futbolista o ahora entrenador.  Yo soy Manuel Jiménez, hijo del Pitero y de la Botija. Soy el de toda la vida, el del San Roque y el de la Calle San Pablo de Arahal. Me llena de orgullo mi pueblo por todo el mundo. Estoy muy orgulloso de mis raíces y de que la gente de mi pueblo me muestre su cariño en los momentos difíciles y en los más bonitos, como el de ahora.

Ahí está mi familia y ahí estará siempre Manolo JImenez. Arahal, para mí, es lo máximo. Como sabes, también está mi Hermandad y su gente. Me alegra y me emociona cuando me llega alguna noticia o algo de mi localidad.  Te pongo un ejemplo:  yo soy muy negado para las redes sociales y lo único que hago en ellas es aceptar a la gente de mi pueblo. Y es que Arahal es mi gran familia.

Bueno Manolo, te agradecemos de corazón que nos hayas atendido y esperamos verte de nuevo por nuestra tierra, ya que por aquí te echamos de menos. Y si no es para entrenar a uno de nuestros equipos de la Liga, al menos, esperamos verte de visita ya que la última vez no pudiste disfrutar del todo en esa madrugá en la que no acompañó el tiempo.

Las dos últimas han sido accidentadas. Debería retirarme ya, que es hora, pero no me dejan irme así. La de hace dos años llegué solo media hora antes de recogerse la Hermandad y, en la última, porque la lluvia nos privó de disfrutar de una buena estación de penitencia. Todo es una buena convivencia. Son muchos años de algo que me transmitió mi padre y que yo intento hacer con mis hijos. Para mí es un gozo todo lo que viene de Arahal y mi hermandad, por supuesto.

Muchas gracias Manolo y toda la suerte del mundo para esa gran final de Copa y para el futuro. Un saludo.

Un abrazo.

 

( 1 visitas hoy 89.955 en total)

This site is protected by wp-copyrightpro.com

X