Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

 

AIONSur Fermín CABANILLAS

El organero sevillano Abraham Martínez restaurará el órgano de la Parroquia Santa María Magdalena de Arahal, considerado el mayor fabricado por Francisco Pérez de Valladolid (1703-1776), uno de los más importantes especialistas de su género del tercer cuarto del siglo XVIII.

Se trata de un trabajo que tendrá en torno de un año de labor una vez que se inicie, según los detalles que Martínez ha facilitado, además de que ha destacado la complejidad del proceso que tiene que llevar a cabo, a tratarse de un elemento que cuenta con unos 600 tubos, entre otras características.

De hecho, ha subrayado que “antes de la Revolución Industrial, los órganos eran las máquinas más complejas fabricadas por el hombre”, y este, en concreto, “es la obra más grande realizada por Pérez de Valladolid”, aunque se encuentra en un importante estado de abandono.

Y es que, entre otras cosas, ha destacado que el instrumento lleva más de cien años sin que nadie lo toque, “hasta que hace unos días, en la misma iglesia, lo puse en marcha y toqué algunas notas, y para las personas que estaban en la iglesia en ese momento fue todo un acontecimiento”.

Con todo, el proceso será sumamente laborioso. Abraham Martínez y su ayudante, Ricardo Franco, tendrán que desmontar el órgano pieza a pieza, y trasladarla a su taller. De hecho, el desmontaje ya será en sí mismo todo un trabajo a tener en cuenta, ya que tendrá un trabajo previo de grabación en vídeo y realización de fotografías, además de trabajar pieza a pieza para que todo vuelva a ser colocado igual que el constructor de la pieza lo hizo hace cuatro siglos.

El párroco de la Santa María Magdalena, Álvaro Román, informó a esta web que el presupuesto de restauración ronda los 100.000 euros y ‘la parroquia no se puede hacer cargo de su financiación’. Por esta razón ha mantenido una reunión con el alcalde, Miguel Ángel Márquez, para presentar el proyecto a la Consejería de Cultura que conceda una subvención por ser un bien patrimonial ‘del que va a disfrutar todo el pueblo’, dice el párroco. De momento, no se sabe nada al respecto de estas gestiones.

 

Un referente en su trabajo

Pérez de Valladolid está considerado un referente en su trabajo, desde su cargo de organero de fábricas del Arzobispado, donde fue el responsable de avanzar en la modernización y homogeneización del panorama organístico de Andalucía.

Realizó trabajos desde Jaén hasta Castaño del Robledo (Huelva), y se han documentado órganos construidos por él desde la década de los 40 hasta finales de los 70 del siglo XVIII, desde grandes proyectos hasta pequeños instrumentos.

A esto hay que añadir la profundidad técnica con la que argumenta sus informes, convirtiéndolos en una fuente de información muy valiosa para comprender la realidad organística del momento.

Como curiosidad, Pérez de Valladolid cobró 8.750 reales de vellón por su trabajo para la iglesia de Arahal, siendo de su cargo recibir en cuenta el metal de los cañones viejos para realizar parte del material del magno instrumento.

Una iglesia singular

La de Arahal, de hecho, no es una iglesia cualquiera. Es la mayor iglesia de estilo Neoclásico de la provincia de Sevilla, levantada sobre la antigua parroquia de traza mudéjar destruida por el terremoto de Lisboa en 1755, de la que sólo quedó el sagrario barroco y la torre.

Se levantó siguiendo el diseño del arquitecto Lucas Cintora (1732-1800), quien supo adaptar la nueva construcción a los dos elementos que quedaban, para sacar adelante una edificación de ladrillo y mampostería, con tres naves, crucero, y coro tras el presbiterio, en forma de ábside semicircular.

( 1 visitas hoy 45.280 en total)

This site is protected by wp-copyrightpro.com

X