Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

 

Lourdes Brenes. Foto: AION Arahal.

Lourdes Brenes. Foto: AION Arahal.

C.G. AION Arahal

Si tiene niños sabrá que de pequeños todo lo aprenden utilizando los sentidos. Esta es la base del denominado Binomio Montessori, un método de enseñanza que se llevará a cabo en el Centro Define de Arahal por parte de la profesora Lourdes Brenes. No es necesario que sean niños o niñas con necesidades especiales, se trata de un método de enseñanza diferente al utilizado por el sistema educativo en España, aprenden por observación.

Lourdes Brenes termina un máster sobre este método educativo en el que ha empleado 3 años, después de su Grado de Educación Primaria. Y dice estar encantada, no sólo porque ahora puede aplicarlo, sino porque ella misma ha llegado a entender muchos conceptos que aprendió en su día de memoria. “Es un método pedagógico que no atosiga al niño, aprende de forma natural, en un ambiente que creamos para que así sea, junto con una serie de materiales”, explica la joven profesora.

Esta mañana en el Centro Define preparaba el aula donde impartirá sus clases. Cajas, colores, letras, perlas, tablillas, ahora en desorden, conformarán el material con el que trabaje. Este método de enseñanza es pionero en Arahal, incluso en España hay pocos centros que los empleen. En Madrid hay varios, en Andalucía solo de Infantil ninguno de Primaria.

Cuando llegue el alumno/a al aula trabajará de forma diferente a como lo ha hecho en clase. “En el sistema educativo se utiliza un método tradicional, para explicar usan el libro y, ahora, imágenes en un ordenador, con el método Montessori se trabaja con materiales especialmente preparados que el alumno puede tocar, oler, es decir sentir”, dice Lourdes Brenes.

Y será importante tener en cuenta que lo primero que guía al niño nada más nace son sus sentidos, tocar lo que quiere conocer, llevárselo a la boca para saborearlo. Esta forma la pierden para establecer otro tipo de método que es la memoria. Para la profesora “los niños tienen una mente que lo absorben todo y es más fácil si lo hacen cuando el primer contacto es a través de los sentidos. Con el método tradicional dejan de utilizar la imaginación y la creatividad, con este método es todo lo contrario, dirigen su aprendizaje”.

Uno de los materiales utilizados para aprender el sistema decimal. Foto: AION Arahal.

Uno de los materiales utilizados para aprender el sistema decimal. Foto: AION Arahal.

En la clase Lourdes ayudará al alumno/a a convertirse en una persona autónoma para resolver problemas, “yo sólo le aporto los materiales y le ayudo a emplearlos, crearé el ambiente adecuado”. Como ejemplo pone el sistema decimal “que todos hemos aprendido contando, con el método Montessori el niño lo tendrá en la mano, lo tocará y verá su estructura”.

Aunque esta enseñanza está basada en materias vehiculares como Lengua y Matemáticas, también aprenderán geografía, historia, zoología, botánica, siempre utilizando materiales que el alumnado pueda manejar.

El método está pensado para alumnado de entre 3 y 9 años, aunque pueden ir niños de más edad, solo tienen que consultar con la profesora. Para esto se realizará una jornada de puertas abiertas el próximo viernes, 30 de septiembre, en el Centro Define, situado en calle Alondra 38-B. Aquellas familias que estén apuntada a algún AMPA y los hermanos obtendrán un 20% de descuento en el pago de las clases.

María Montessori

María Montessori fue una educadora italiana que desarrolló su método educativo a principios del siglo XX y lo hizo en un centro donde asistían niños de familias pobres.

El propósito básico de este método era, según su teoría, liberar el potencial de cada niño para que se autodesarrolle en un ambiente estructurado. El método nació de la idea de ayudar al niño a obtener un desarrollo integral, para lograr un máximo grado en sus capacidades intelectuales, físicas y espirituales, trabajando sobre bases científicas en relación con el desarrollo físico y psíquico del niño.

María Montessori basó su método en el trabajo del niño y en la colaboración adulto – niño. Así, la escuela no es un lugar donde el maestro transmite conocimientos, sino un lugar donde la inteligencia y la parte psíquica del niño se desarrollará a través de un trabajo libre con material didáctico especializado.

( 1 visitas hoy 76.389 en total)

This site is protected by wp-copyrightpro.com

X