Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

 

Uno de los gatos encontrados, que estaba debajo de un coche aparcado en la zona.

Uno de los gatos encontrados, que estaba debajo de un coche aparcado en la zona.

 

AION Arahal

Al menos media docena de gatos han aparecido muertos, posiblemente por envenenamiento, en los aledaños del cuartel de la Guardia Civil de Arahal. 

Los primeros gastos se encontraron durante el jueves de la pasada semana. Uno de ellos junto al parque infantil que hay en la calle Jerez y todos tienen espuma en la boca, síntoma clave del envenenamiento, según cuentan vecinos de la zona que iban a ponerlo hoy en conocimiento de la Guardia Civil de Arahal y ya se lo han comunicado al responsable de Seguridad Ciudadana, Luis López Minguet.

Las responsables de la Asociación El Amparo del Sur advierten del peligro que puede suponer acciones de este tipo, sobre todo junto a colegios y parques. Y ven conveniente iniciar una campaña informando a la población y advirtiéndoles del peligro.

“Además de ser ilegal es un peligro para los niños, ya que algunos de los animales han aparecido junto a un parque infantil y eso es imperdonable porque también ponen en peligro su vida. Según me dijeron en una ocasión componentes del SEPRONA, si un niño toca algo que ha estado en contacto con el veneno, puede ser fatal”, explica Olga Diana, una de las responsables del Amparo del Sur.

El envenamiento en este caso de animales está considerado un delito por la Ley de Protección Animal. El Código Penal (artículo 337) dice que el Hecho de envenenar a un perro o un gato independientemente de quién sea su propietario, está castigado con una pena de dos años de prisión, a la que en su caso se sumará la resposabilidad cicil consistente en el pago de los animales envenenados y/o gastos de curación, así como las correspondientes costas. Y es aún más grave la colocación de cebos envenenados en entornos urbanos, si consideramos el riesgo añadido que supone para los seres humanos”.

La Ley de Protección Animal de la Junta de Andalucía también lo considere un delito, concretamente en el artículo 4K.

En los contenedores que hay junto al cuartel y a un almacén de Obras Municipal se veían cada día numerosos gatos sueltos que viven por la zona. De vez en cuando estaban al pie del contenedor bandejas con restos de comida.

 

( 1 visitas hoy 76.389 en total)

This site is protected by wp-copyrightpro.com

X