Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

La joven profesora de la Universidad de Sevilla ha sido galardonada por su proyecto “Análisis y dinámica de principios activos farmacológicos en lodos de depuradora”. Este martes 27 de enero recogerá esta importante distinción en Alcalá de Henares (Madrid).

A. SOLANO @alejandrosola11

Julia, de blanco con mangas cortas en el centro de la imagen, durante su estancia en Ohio.

 

En un momento en el que la investigación pasa por una situación delicada debido a los recortes y faltas de ayuda, la labor investigadora de una arahalense sobresale y, por consiguiente, es reconocida a nivel nacional. Es el caso de la doctora Julia Martín Bueno, una joven de tan solo 30 años que ha sido galardonada con el Premio de Investigación y Desarrollo de Medio Ambiente y Sostenibilidad (Pidmas) por la Universidad de Alcalá de Henares.

En su cuarta convocatoria y valorados los diferentes proyectos llegados de todo el país, el Jurado ha decidido que el premio debía recaer en el trabajo elaborado por la arahalense, que se personará este martes en la Universidad de Alcalá de Henares acompañada de su familia y algunos de sus profesores de tesis para recoger el prestigioso galardón.

Su marido, Juan Montes, confiesa que “Julia está muy contenta, ya que no se lo esperaba”, a pesar de que su trabajo (“Análisis y dinámica de principios activos farmacológicos en lodos de depuradora”), concluido en 2012, ya cuenta con más galardones a sus espaldas.

El pasado 29 de abril, la Universidad de Sevilla entregó sus premios extraordinarios de Doctorado correspondientes al curso académico 2011/2012 y uno de los 5 otorgados recayó en el trabajo de Julia. Además, esta misma tesis doctoral fue premiada anteriormente con el Premio Ayuntamiento de Sevilla a las mejores tesis doctorales 2011/2012.

Julia, junto a su marido, recibiendo el premio de la Universidad de Sevilla.

 

Un currículum brillante

Tiene tan solo 30 años, pero la trayectoria académica de Julia es intachable. Es licenciada en Química desde 2007 y doctora por la Universidad de Sevilla con sobresaliente cum laudem. Tiene un máster en Estudios Avanzados en esta parcela con una mención de calidad del Ministerio de Educación y Ciencia y otro máster en Medioambiente, entro otras formaciones. Ha sido becaria del Programa Nacional de Formación de Profesorado Universitario de este Ministerio y becaria del IV Plan Propio de Investigación de la Universidad Hispalense.

Además ha participado en 51 cursos y seminarios de relevancia en el área de conocimiento y, a lo largo de su actividad investigadora, ha formado parte de 11 proyectos de investigación, 44 comunicaciones (25 internacionales y 6 orales) en congresos, llegando a recibir el Premio SEQA a una de las mejores comunicaciones presentadas (domina el inglés). A todo ello tiene que sumar sus 29 publicaciones científicas, 5 capítulos de libro y sus revisiones de artículos científicos.

La arahalense ha alcanzado todo ello completando su formación con periodos fuera de nuestro país. En primer lugar, completó una estancia predoctoral de 9 meses investigando en la Universidad de Linz (Austria) a la que le siguió su etapa de dos meses en Universidad de Toledo, Ohio (USA). Continuó su recorrido predoctoral por el mundo en el Helmholtz Centre for Environmental Research-UFZ de Leipzig, Alemania y ya, hoy día, está pensando en cual será el próximo destino que, junto a su marido, hará en unos meses para seguir completando y añadiendo líneas a su dilatado currículum.

Actualmente, imparte de manera interina casi 600 créditos ECTS en varias titulaciones de la Universidad de Sevilla y dirige más de una decena de trabajos fin de grado y un proyecto de innovación docente, entre otras funciones. También pertenece a Comisiones de Biblioteca y Reglamento del Departamento de Química Analítica de la Universidad sevillana.

La arahalense, con el premio otorgado por el Ayuntamiento de Sevilla.

Su marido Juan asegura que “ya ha contado con varias ofertas para trabajar en importantes empresas del sector, tanto a nivel nacional como internacional, pero ella sigo apostando por la docencia”.

Horas de trabajo y dedicación para disfrutar de su vocación

Con esfuerzo, humildad, perseverancia y mucha pasión y devoción por su formación y trabajo, Julia ha conseguido estos logros y reconocimientos. Y en esta línea continúa para alcanzar una plaza entre los docentes universitarios y seguir disfrutando de lo que hace.

No ha sido fácil alcanzar esos éxitos. Como ocurre a otros estudiantes, ha tenido que invertir dinero y mucho tiempo en llegar a su situación actual, además de sacrificar y dejar a un lado otras cosas en momentos puntuales. Pero siguiendo el ejemplo de su padre, Francisco, que se preparó para llegar a ejercer de abogado en la Junta, y el de su madre,  Ani (profesora del Ruedo), y con el apoyo de su entonces novio y ahora marido, Juan (junto al del resto de familiares y amigos), todo ha sido más fácil.

“Yo la he apoyado mucho, pero al mismo tiempo siempre me ha animado ella a mí  para que estudiase y seguir progresando”, declara Juan, que actualmente ejerce en la Policía Científica en Alcalá de Guadaíra después de haber formado parte del Ejército Español varios años.

Ahora Julia está recogiendo los frutos de su esfuerzo y trabajo. Mañana en la Universidad de Alcalá de Henares subirá al estrado para llevarse otro reconocimiento. Quienes la conocen afirman que “es reservada, humilde y cauta” para este tipo de cosas, pero este martes, irremediablemente para ella y afortunadamente para la investigación arahalense, andaluza, nacional y mundial, se convertirá una vez más en el centro de atención de todas las miradas.

Julia con su departamento de Química Analítica en la Escuela Politécnica Superior.

 

( 1 visitas hoy 76.383 en total)

This site is protected by wp-copyrightpro.com

X