Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

 

El último caso ha sido la retirada por parte del SEPRONA de 4 galgos famélicos encontrados en una finca situada entre Morón de a Frontera y Marchena

 

AION Arahal

Fotos: Refugio San Antón

Las Asociaciones de defensa de animales de la comarca intensifican en los últimos días las denuncias contra el abandono de los perros utilizados para la caza, después de que se dieran varios casos de abandono en el último mes. El peor se ha detectado el pasado lunes, día 9 de enero, cuando el SEPRONA, unidad especializada de la Guardia Civil, retiraban cuatro galgos a un vecino de Morón de la Frontera completamente famélicos, estaban comiéndose el cadáver de otro que había muerto posiblemente por las mismas causas: inanición y abandono.

Los perros se encontraban en una finca de la zona de Marguilla, entre las localidades de Morón de la Frontera y Marchena, según informa el digital moroninformacion.es. Los agentes del SEPRONA los han trasladado al Refugio Canino San Antón de la ciudad del gallo, donde les están propiciando los primeros cuidados.

Fue esta protectora de animales la que dio aviso a la Guardia Civil del estado “lamentable” en el que se encontraban los animales. En la información de este mismo diario, aseguran que una de las voluntarias de San Antón ha interpuesto una denuncia a título personal contra el dueño de los animales. Las diligencias del caso están abiertas por lo que aún no se sabe la pena o sanción que pueden ponerle al responsable de la situación de los animales encontrados.

El presidente del Refugio San Antón, Pascal Ambos, ha hecho pública una nota en su perfil de Facebook en la que califica de “nauseabundo, vil, inhumano, malvado, vomitivo” y “energúmeno” al propietario de los animales.  Pascal Ambos critica a los cazadores por este tipo de abandono. Dice que “hoy hemos sido testigo en primera línea, todos, del infierno que viven los galgos. No querer darse cuenta de la infamia seria grotesco y de mala fe. Algunas voces dicen que todos los cazadores no son tan malos y que algunos tratan bien a sus perros. Decidme entonces a donde están estos buenos cazadores, que se tapan las bocas, y miran por otro lado, cuando saben lo que pasa con algunos de sus “colegas”. La misma culpa tiene el cobarde que no habla, que no denuncia, que el malnacido que asesina lentamente o directamente a los galgos porque “ya no sirven”. Siniestro es el mundillo de los galgueros”.

Por su parte, una de las responsables de la Asociación El Amparo del Sur, Luz Pérez, denuncia el rescate llevado a cabo por una asociación amiga y, hay que dice no tener palabras para calificar al dueño, se dirige a él como “un ser deleznable, vil, miserable, un asesino. Sólo le deseo que la justicia castigue su crimen y por si esta se queda corta, que la vida le devuelva todo lo que usted merezca”.

Voluntarias del Amparo rescataron este fin de semana a otro perro que estaba al pie de la A92, a la altura del cementerio de Arahal, cruzando la autovía con el peligro que supone no sólo para el animal. Es un bretón, otra raza dedicada a la caza por lo que creen que sea un nuevo abandono.

Asimismo, predicen que el mes de febrero será aún peor, esperan para este mes más abandonos cuando termina los plazos de veda de la cacería.

( 1 visitas hoy 42.277 en total)

This site is protected by wp-copyrightpro.com

X